El penúltimo pelotazo de 76 millones a la sombra de la Ciudad del Banco Santander
  1. España
venta del edificio montepríncipe

El penúltimo pelotazo de 76 millones a la sombra de la Ciudad del Banco Santander

El arquitecto Leopoldo Arnaiz, que recalificó el complejo de oficinas de la entidad, acaba de vender el edificio Montepríncipe a unos empresario sudamericanos. El Santander seguirá de inquilino

placeholder Foto: Ciudad Financiera del Santander en Boadilla del Monte.
Ciudad Financiera del Santander en Boadilla del Monte.

El penúltimo pelotazo inmobiliario a la sombra de la Ciudad Financiera del Banco Santander ya tiene cifra: 76 millones de euros. Una empresa participada por Leopoldo Arnaiz Eguren, más conocido como 'el urbanista del PP' y el arquitecto que recalificó los terrenos de Boadilla del Monte que la entidad financiera utilizó para levantar su faraónico complejo de oficinas, ha vendido uno de los edificios de la Ciudad Financiera a unos empresarios sudamericanos. El juzgado número 35 de Madrid acaba de procesar a Arnaiz por blanqueo de capitales por otras operaciones inmobiliarias precisamente relacionadas con la Ciudad Financiera. No acaban aquí sus problemas judiciales. El juzgado número 6 de Móstoles ha abierto nuevas diligencias contra el arquitecto después de que varias informaciones publicadas por El Confidencial destaparan la existencia de una red de empresas de Arnaiz controladas por testaferros. Su tercer frente judicial está abierto en el juzgado número 8 de Madrid, donde está imputado por estafa.

El edificio Montepríncipe alberga actualmente a 2.500 trabajadores del banco, la mayoría de ellos destinados en los servicios informáticos. La parcela ocupa 9.219 metros cuadrados y el edificio casi 44.000, de los que 30.900 están soterrados. No está dentro del complejo oficial de la Ciudad Financiera, aunque pertenece al mismo. La parcela E-1 está en el término municipal de Alcorcón, en el límite con Boadilla del Monte. El dueño del inmueble era hasta mediados de agosto Centros Comerciales Raíces 3.000 (Cecora), participada en un 33% por Leopoldo Arnaiz a través de otra sociedad. Cecora vendió Montepríncipe el 12 de agosto por 76 millones de euros a la empresa Global Alpher, administrada por los empresarios sudamericanos Daniel Kielmanowicz y Gustavo Enrique Garrido. El banco seguirá siendo inquilino, pero cambia de esta manera de arrendador.

Cecora había firmado con Santander Global Facilities, una filial del banco, un contrato de alquiler en junio de 2010 por 15 años de duración. La renta anual era de 5,14 millones de euros, que se actualizaba cada año en función del IPC. Es decir, en los cinco años en los que Arnaiz y sus socios han sido dueños del edificio han ingresado casi 26 millones de euros en alquiler. La venta se ha hecho manteniendo como inquilino al Banco Santander, aunque ninguna de las partes ha querido aclarar si se mantienen las condiciones del alquiler que se pactaron en 2010. Lo que sí revela el registro de la propiedad es que los compradores suscriben una hipoteca de 62 millones de euros para financiar la compra con el Banco Santander y el Banco Popular.

"Mi socio Daniel Kielmanowicz y yo no podemos hablar sobre este tema sin romper acuerdos de confidencialidad firmados", explica Gustavo Enrique Garrido a El Confidencial. Daniel Kielmanowicz es un empresario y arquitecto argentino con fuertes inversiones en Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia y ahora España. Gustavo Enrique Garrido es abogado y empresario con negocios en el sector inmobiliario, de la cerveza, la biotecnología y la geotermia.

Dueño de dos edificios

El edificio Montepríncipe es un caso especial, ya que el resto de inmuebles de la Ciudad Financiera pertenece a Marme Inversiones 2007, actualmente en concurso de acreedores. El administrador concursal está recibiendo ofertas para vender el complejo de oficinas. Las últimas han sido las del fondo AGC y Aabar Investment, un fondo controlado por IPIC, propietario de Cepsa y socio del Real Madrid.

Leopoldo Arnaiz, por su parte, ya fue denunciado por varios propietarios de suelo que vendieron sus terrenos al banco por haber defendido los intereses del Santander mientras estaba contratado por el Ayuntamiento de Boadilla como redactor del plan urbanístico. Fue absuelto en octubre de 2010, pero lo cierto es que empresas controladas por él consiguieron suelo para construir dos edificios de la Ciudad Financiera: el Alhambra y el Montepríncipe. Un buen negocio para el arquitecto. El Santander, después de aportar el suelo, le otorgó créditos para construir los inmuebles y luego se los alquiló.

Arnaiz, a través de la empresa Gamavila, ya vendió el edificio Alhambra en mayo de 2012 por 77,6 millones de euros. Ahora, tres años después, ha vendido el Montepríncipe por 76 millones de euros. Las acusaciones del caso que se dirime en el juzgado 35 piden tres años de cárcel para Arnaiz y creen que estas operaciones son un pago del banco al arquitecto por los servicios prestados. No solo estas dos ventas de edificios. Otra empresa de Arnaiz, Beltraex Nexo, también revendió por 18,6 millones de euros dos parcelas en Boadilla del Monte al Banco Santander, terrenos que el banco había vendido antes a Arnaiz por 1,8 millones de euros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias del Banco Santander Ciudad Financiera Leopoldo Arnaiz
El redactor recomienda