el 'rastro' del clío azul a nombre de la madre

Pablo Iglesias y la extraña historia de las visitas de su coche a presos de ETA

El Clío que conduce el líder de Podemos ha quedado registrado en el acceso a la cárcel de Estremera. También aparece su nombre, pero aunque el vehículo sí era, el político fue identificado... en Rascafría

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, al volante de su Renault Clío. (Foto: Marta Sánchez)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, al volante de su Renault Clío. (Foto: Marta Sánchez)

Todo el mundo que conoce bien a Pablo Iglesias Turrión, líder de Podemos, sabe que se mueve con un desfasado Renault Clío de color azul que está a nombre de su madre, María Luisa. El coche tiene 12 años, muchos kilómetros, y suele ser conducido por varias manos porque Pablo es de esos tipos a quienes no les importa dejar su vehículo a los buenos amigos. Generalmente, el conocido que te pide el auto te suele decir para qué lo necesita. Es lo normal, aunque también corres el riesgo de que tu generosidad sea tal que solo dejes las llaves y no preguntes nada más.

Por eso, cuando El Confidencial tuvo acceso a unos papeles que revelaban que el coche de la madre de Pablo Iglesias había accedido, al menos en tres ocasiones durante el año 2014, a la prisión madrileña de Estremera, con documentación anexa de los ocupantes del vehículo en una de esas visitas, intentó preguntar al líder de Podemos por qué aparecía su nombre y su DNI como una de las personas que iban en la parte delantera del Clío que entró en el centro penitenciario.

La base de datos SIGO recoge todos los incidentes de un vehículo: multas, peajes, controles de carretera, intentos de robo e incluso acceso a prisiones

La información procedía de la base de datos SIGO, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana que controla la Guardia Civil, una especie de gran hermano que, entre otras muchas cosas, registra todos los incidentes de un vehículo: las multas que acumula, cada vez que pasa por un peaje, si ha denunciado algún intento de robo, si ha sido parado en un control de carretera de la Benemérita o si, por ejemplo, ha accedido a un centro penitenciario. La información recogida en esta base de datos es, en principio, muy difícil de manipular o alterar. "Prácticamente imposible", señalan fuentes de la Guardia Civil.

Cinco eran las personas que en teoría fueron identificadas en el acceso a la prisión de Estremera: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón (número dos de Podemos), un periodista del diario 'Gara', la novia de este y un amigo. En teoría, los cinco tuvieron que dar sus datos en el "control de acceso e identificación de familiares del interno…". El recluso era un preso de ETA, detenido en Francia a finales de 2012 y condenado en 2015 a cinco años de prisión.

Ellos lo niegan

Un portavoz de Podemos asegura a El Confidencial que Iglesias y Errejón jamás han pisado una prisión, y mucho menos para ver a un preso de ETA. Y es verdad. Tanto fuentes del Ministerio del Interior como de Instituciones Penitenciarias han explicado que Iglesias y Errejón no han entrado ni a Estremera ni a ninguna otra prisión española. No pasa lo mismo con su coche.

El vehículo ha ido a la cárcel de Estremera. Y varias veces. Así lo refleja la base de datos SIGO. El mismo portavoz de Podemos añade que Iglesias ha dejado su coche en alguna ocasión al periodista de 'Gara', amigo personal del líder de Podemos. Y el periodista, sin querer entrar en detalles, afirma que ha ido varias veces a Estremera porque tiene amigos recluidos allí. Lo demás es falso, concluye. Los papeles han circulado por varias redacciones, intentando apuntalar la teoría de que Iglesias y Errejón, los dos principales líderes de Podemos, habían entrado en este centro penitenciario, famoso últimamente porque allí está recluido el cerebro de la trama Púnica, el empresario David Marjaliza. El coche también habría visitado la prisión de Logroño, donde está recluido Arnaldo Otegi, líder de la izquierda 'abertzale'.

¿Por qué aparecen entonces Iglesias y Errejón, con su DNI, la matrícula del coche de la madre y el número de bastidor del vehículo en el control de acceso a la prisión? ¿Manipulación o error? Los papeles revelan que la base de datos SIGO registró el Renault Clío de Pablo Iglesias en un control de carretera de la Guardia Civil que el vehículo pasó en Rascafría, en la sierra norte de Madrid. Un control registrado como incidente previo a la primera visita a Estremera.

Dos controles

En el trayecto de Madrid a Rascafría, Pablo Iglesias e Íñigo Errejon fueron parados e identificados en dos controles de carretera distintos, lo que provocó incluso el malestar de ambos, según fuentes consultadas. Tras su visita a Rascafría, Iglesias le dejó el coche al periodista, que al parecer visitó Estremera. No se sabe cómo, ni por qué, la identificación en una carretera de Rascafría quedó registrada junto a la visita de Estremera como si se tratase del mismo incidente, cuando en realidad fueron dos con protagonistas diferentes. 

El Confidencial ha intentado sin éxito hablar directamente con los dos principales protagonistas, Errejón e Iglesias, y completar así el relato rocambolesco del Renault Clío azul, una historia llena de medias verdades, papeles a medias y versiones que cambiaban sobre la marcha. Por cierto, los papeles de SIGO revelan que alguien intentó robar el coche de Iglesias en Rivas-Vacimadrid. Uno de los tres intentos de robo que ha sufrido el famoso Clío.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios