audiencia nacional

Procesados 20 años después dos miembros del Grapo por el asesinato de Publio Cordón

La Audiencia Nacional considera que José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez fueron los responsables de custodiar al empresario en una vivienda de Lyon

Foto: Detalle de la placa conmemorativa en el lugar aproximado en el que fue secuestrado el empresario Publio Cordón. (EFE)
Detalle de la placa conmemorativa en el lugar aproximado en el que fue secuestrado el empresario Publio Cordón. (EFE)

El titular del Juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González, ha procesado a los miembros del Grapo José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez por el secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón, cometido por la banda terrorista en 1995 y por el que ya han sido condenados otros cinco componentes de la extinta organización armada.

El juez considera que ambos son responsables de la detención ilegal del empresario y por eso les impone una fianza de tres millones de euros y les cita a declarar el próximo 14 de octubre. El magistrado cree que por el momento no hay indicios suficientes para acusarles de homicidio ni de estafa. Considera a su vez que ahora tampoco procede el procesamiento de Manuela Ontanilla ni de Vicente Sarasa. Tanto estos dos últimos como Teijeilo fueron detenidos en julio de 2012 por su implicación en el secuestro del empresario.

Por este asunto la Audiencia Nacional ya condenó en noviembre de 1998 a Enrique Cuadra Echeandia, Concepción González Rodríguez y José Ortin Martínez. A todos ellos se les acusó de secuestro y a Ortín Martínez -ya fallecido- además se le imputó falsedad documental. En diciembre de 2007 también fue condenado por la Audiencia el grapo Fernando Silva Sande. En esta última sentencia, el Juzgado exculpó a Manuel Pérez y a Isabel Llaquet, aunque el primero fue posteriormente condenado por el Tribunal Supremo tras recurso de la Fiscalía.

Publio Cordón fue raptado el 27 de junio de 1995 y nunca más se volvió a ver con vida. Nada más atraparlo, González Rodríguez, Silva Sande y Ortin Martínez le trasladaron a Vitoria y de ahí a la localidad francesa de Lyon, a un chalé alquilado por los terroristas donde le encerraron en una pequeña buhardilla. Ramón Teijelo, Silva Sande y Gómez Méndez se encargaron de custodiarle.

El juez asegura que Cordón falleció dos semanas después del secuestro en la mencionada vivienda alquilada en Francia después de sufrir lesiones "en circunstancias que se desconocen". No fue trasladado al hospital y, después de morir, por instrucción de los cabecillas de la banda, las tres personas que custodiaban el cadáver lo trasladaron a algún punto del Mont Ventoux, donde lo enterraron.

Los secuestradores ocultaron la muerte y solicitaron un rescate de 400 millones de pesetas que la familia abonó creyendo que el empresario seguía vivo. El cuerpo jamás ha sido encontrado. Tan solo el cabecilla de la banda Silva Sande confesó durante su comparecencia judicial que Cordón murió durante el cautiverio.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios