El PP culmina la mini reforma del aborto con la disidencia de sólo cuatro de sus senadores
  1. España
LAS MENORES NECESITARÁN CONSENTIMIENTO PATERNO

El PP culmina la mini reforma del aborto con la disidencia de sólo cuatro de sus senadores

Cuatro senadores del PP se saltaron la disciplina de su grupo parlamentario (tres votaron en contra y otra se abstuvo) por considerar que los cambios se han que dado cortos

placeholder Foto: El ministro del Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. (EFE)
El ministro del Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. (EFE)

El Senado aprobó este miércoles la mini-reforma de la ley del aborto que el Gobierno ha impulsado al final de la legislatura para compensar su renuncia a derogar la legislación vigente en la materia, la ley Aído. A partir de ahora, cuando se publique la ley, las menores necesitarán el permiso de los padres para interrumpir su embarazo. Cuatro senadores del PP se saltaron la disciplina de su grupo parlamentario (tres votaron en contra y otra se abstuvo) por considerar que los cambios se han quedado cortos.

La proposición de ley del PP superó su último trámite por la abrumadora mayoría que tiene su grupo en la Cámara. Pese a las discrepancias internas y con el apoyo de dos senadores nacionalistas catalanes de UDC, la votación final fue de casi dos tercios del Senado a favor. La Cámara rechazó los vetos de todos los grupos de la oposición (socialistas, comunistas, nacionalistas, podemitas y batasunos) por 152 votos frente a 84.

En la votación final sobre el texto fue en la que Grupo Popular sufrió cuatro fugas entre sus filas. Margarita Durán, Ángel Pintado y José Ignacio Palacios, activos provida, se decantaron por el no como protesta, mientras que Ana Torme se abstuvo. El resultado final fue de 145 senadores a favor de la reforma del PP, 89 en contra y 5 abstenciones.

Con la proposición de ley aprobada, el Partido Popular intenta cerrar la herida abierta dentro de sus propias filas, y las posibles consecuencias ante su electorado, ante la decisión tomada por Mariano Rajoy en septiembre del año pasado de renunciar a la reforma general de la ley del aborto que había preparado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. El proyecto no convenció a casi nadie en la dirección del PP y el presidente del Gobierno dejó caer a Gallardón.

El Ejecutivo ha intentado después paliar las consecuencias de esa crisis con la incorporación de Alfonso Alonso al gabinete (en el puesto que dejó Ana Mato al dimitir) para que se ocupara de tomar medidas de apoyo a la familia y la maternidad, además de promover la reforma de mínimos, la que afecta a las menores, ahora aprobada. Era el punto más claro del compromiso electoral del PP en materia de aborto, y también el más fácil de afrontar porque en su día no convenció ni en algunos sectores del PSOE.

El debate en el Senado constató el rechazo de toda la izquierda y la mayoría de los nacionalistas a recuperar el consentimiento paterno para que las chicas de 16 y 17 años puedan interrumpir su embarazo. Por el PP, la senadora Dolores Pan adujo que a su formación sigue sin gustarle la ley vigente heredada de la etapa de Zapatero, pero que a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el fondo se limita a buscar la mejor protección de las menores y a devolver a los padres la capacidad de ayudar a sus hijas en una situación dramática como es la de abortar.

Para los portavoces de la oposición el aborto es un derecho de la mujer como tal que no puede ser restringido, ni siquiera en el caso de las menores para que opinen los padres. La reforma del PP les parece “retrógrada”, un atentado contra la salud de las jóvenes o destinada a “satisfacer a la Conferencia Episcopal”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aborto Partido Popular (PP)
El redactor recomienda