el drama de los refugiados

Decenas de sirios intentan entrar de golpe en Melilla y Marruecos cierra la frontera

Una asociación denuncia que los refugiados tienen que pagar hasta 3.000 euros a 'mediadores' marroquíes para que la Policía alauí les deje pasar a España

Foto: Un grupo de refugiados procedentes de Siria. (EFE)
Un grupo de refugiados procedentes de Siria. (EFE)

La frontera de Beni Enzar, que separa Marruecos de España en Melilla, ha sido cerrada la mañana del miércoles por las autoridades del reino alaui durante casi una hora. Fuentes policiales aseguran que el corte ha sido provocado por una gran acumulación de personas de origen sirio al otro lado de la frontera que pretendían acceder a Melilla.

Fuentes oficiales explican que este tipo de cierres son habituales cuando se producen masificaciones a uno u otro lado de frontera y tienen el objetivo de evitar males mayores, por lo que entienden que la decisión tomada por Marruecos esta mañana ha tenido lugar dentro de la normalidad.

El presidente de la asociación Prodein, José Palazón, explica a El Confidencial que desde hace meses están accediendo a Melilla refugiados sirios por esta misma frontera para pedir asilo en Melilla a un ritmo de 20 o 25 diarios.

El Gobierno comunitario ha repartido los 120.000 refugiados entre los estados miembros de la UE. Bruselas ha dejado fuera a Grecia, Italia y Hungría

El portavoz de Prodein explica que esta cantidad es la cuota diaria acordada por Marruecos y España. Estos sirios, que ya superan en número a los subsaharianos que entran en Melilla, son víctimas de las mafias de personas y se ven obligados a pagar a unos intermediarios si quieren acceder a nuestro país por la frontera de Beni Enzar.

Así lo denuncia Palazón, quien asegura que cada sirio tiene que abonar entre 2000 y 3000 euros a estos mediadores para que les trasladen hasta la frontera y los policías marroquíes les permitan entrar a España. Una vez en Melilla, los sirios se dirigen hasta la oficina de asilo que el Ministerio del Interior habilitó hace un año.

El elevado precio de las mordidas que los sirios tienen que pagar es lo que ha provocado, según Palazón, que estos ciudadanos se hayan lanzado a protestar, ya que muchos de ellos viajan toda la familia, con niños y personas mayores, y no tienen capacidad económica para asumir ese dinero.

Imagen de la valla de Melilla. (EFE)
Imagen de la valla de Melilla. (EFE)

La Comisión Europea ha confirmado esta mañana que España deberá acoger 14.931 de los aproximadamente 120.000 que han llegado a Grecia, Italia y Hungría en los últimos días. España será, por lo tanto, el país que más refugiados auxilie después de Alemania (que ayudará a 31.443) y Francia (24.031) dentro de la UE. La Comisión ha calculado la cifra de sirios que atenderá cada país en función los criterios de población, producto interior bruto, nivel de desempleo y esfuerzo previo de acogida.

El Gobierno comunitario ha repartido los 120.000 refugiados entre 22 de los 28 estados miembros de la Unión Europea. Bruselas ha dejado fuera a Grecia, Italia y Hungría -porque son los más afectados por esta crisis migratoria y se trata de los países a los que precisamente se quiere ayudar con esta medida- así como a Dinamarca, Irlanda y Reino Unido, por tener reconocido el derecho a no participar en asuntos de Justicia e Interior.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios