dimitió en diciembre de 2014

La exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, reaparece en un videoclip tras su dimisión

Aparece junto a la transformista Sunflower en un más que surrealista videoclip que gira en torno a una de sus gestiones más polémicas durante su última etapa al frente del Ayuntamiento de Alicante

Foto: La exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo. (Efe)
La exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo. (Efe)

Controvertida como pocas, la exalcadesa de Alicante, Sonia Castedo, ha vuelto a la primera línea mediática sin necesidad de hablar de su imputación ni de su relación con el Partido Popular. Convertida en cantante, Castedo aparece junto a la transformista Sunflower en un más que surrealista videoclip que gira en torno a una de sus gestiones más polémicas durante su última etapa al frente del Ayuntamiento de Alicante: la colocación de varias setas ornamentalales en la calle San Francisco y que costó al erario público 700.000 euros.

Conocida como la 'calle de las setas' por los alicantinos, Sunflowers ha homenajeado a Castedo versionando la canción Paco, Paco, Paco de Encarnita Polo con el vídeo Paco, no me toques la seta, en el que la exalcadesa aparece en varias ocasiones y en cuya letra se critica con dureza al nuevo alcalde de la ciudad, el socialista Gabriel Echávarri, que logró desbancar al PP de la alcaldía con el apoyo de Guanyar Alacant y Compromís, y que ha retirado las setas para colocarlas en un parque infantil de la ciudad.

Sonia Castedo se transforma en cantante

Sonia Castedo abandonó la Alcaldía de Alicante el pasado 23 de diciembre.  Así lo comunicó ella misma en su perfil de Facebook, explicando que se trataba de una decisión meditada y tomada “hace tiempo”, y que esperó al 23 de diciembre porque era la fecha de su cumpleaños. "Un día importante para comunicar lo que será “un antes y un después en mi vida”.

La trayectoria política de la hasta ahora alcaldesa de Alicante ha estado marcada por las imputaciones en dos de las ramas del caso Brugal, relativas a las supuestas ilegalidades en el diseño del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y de la urbanización del barrio de Rabasa. En ambas investigaciones, la fiscalía cree que, presuntamente, la actuación de Castedo tanto en su etapa como concejal de Urbanismo como, a partir de 2008, de alcaldesa benefició al constructor Enrique Ortiz, también imputado.

El caso Brugal surgió a raíz de que, en 2007, se destaparan unas supuestas irregularidades en el proceso de adjudicación de la recogida de basuras de la ciudad de Orihuela, un multimillonario contrato de 8,5 millones de euros anuales durante diez años. Las investigaciones posteriores sacaron a la luz otras presuntas ilegalidades que dieron origen a una veintena de ramas, entre ellas las que conciernen al plan comarcal de residuos de la Vega Baja, a la contratación de una planta de transferencia de residuos Calpe y a la supuesta financiación irregular del PSOE de Abanilla (Murcia).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios