CARA A CARA EN EL CONGRESO

Las claves del discurso de Montoro

El ministro de Hacienda sale en defensa de "los presupuestos que necesita España", alaba la política económica del Rajoy y carga contra las "ideas utópicas" de partidos sin responsabilidad de Gobierno

Foto: Montoro defiende en el Congreso los presupuestos para 2016. (EFE)
Montoro defiende en el Congreso los presupuestos para 2016. (EFE)

“Son los presupuestos que necesita España y su economía”. Así ha resumido Cristóbal Montoro la esencia de un proyecto de ley que ya se ha ganado el rechazo de toda la oposición. “Necesitamos que la enorme maquinaria económica que el Gobierno ha puesto en marcha no se detenga”, ha dicho el ministro de Hacienda para justificar una cuentas que considera “garantía de prosperidad económica”. También aprovecha para hacer balance de la legislatura. Estas son las claves de su discurso:

Los presupuestos “más sociales”

Montoro está convencido de que las cuentas de 2016 servirán para consolidar la recuperación económica y continuar por la senda del crecimiento. A ojos del ministro, estos presupuestos garantizan el rigor en el manejo de los recursos públicos sin descuidar la lucha contra la desigualdad. “No hay presupuestos más sociales que los que apuestan por crear empleo”, defiende. El 53% de la partida se destinará al gasto social.

Realismo versus utopía

El titular de Hacienda apela a la “estabilidad política” como requisito para seguir creciendo y lanza un dardo envenenado a partidos como Podemos: el PP no propone “utopías inalcanzables como las que acostumbran a hacer otras formaciones políticas que, por cierto, no tienen responsabilidad de Gobierno”. A esta pequeña bofetada se suma su deseo de “seguir avanzando sin incertidumbres”. Montoro aprovecha para meter miedo al reiterar que España “no estaría creciendo a la cabeza de los países desarrollados si no fuera por la estabilidad política”, fruto de la mayoría absoluta del PP.

Une receta económica acertada

Montoro defiende a capa y espada una política económica que “ha mejorado la vida de los españoles y abre las puertas a un futuro de bienestar” impensable con otras recetas. Salir de la crisis y crear empleo son las grandes ambiciones de un Gobierno que hoy saca pecho ante el cambio de tendencia. “Hemos pasado de ser el país que ponía en riesgo la estabilidad de la zona euro al país que hoy lidera el crecimiento económico. Algo bueno habremos hecho”, zanja Montoro.

La magia de las reformas estructurales

¿A qué se debe la mejora de la situación? A Montoro no le cabe la menor duda: “Hemos aplicado las reformas estructurales que convenían” y España se encuentra ante un nuevo patrón de crecimiento económico. Hacer frente a la crisis de deuda externa, preocuparse de realizar un saneamiento bancario y acometer una reforma tributaria con la que “desapalancar las empresas” son algunas de las medidas que ha puesto en valor. Tampoco se olvida del plan de proveedores para financiar la deuda comercial y la reforma energética para “cerrar el terrible déficit tarifario”.

Déficit a raya

Uno de los indicadores que el Gobierno no debe perder de vista es el déficit público. Por eso Montoro defiende que la balanza por cuenta corriente y la corrección del déficit estructural son elementos imprescindibles para afrontar la crisis de deuda externa. “Este es el factor que hundió nuestra economía y ha estado lastrando el crecimiento (…) pero el PSOE no nos hizo ni caso a pesar de las advertencias”, apostilla.

Vuelan cuchillos contra el PSOE

La herencia recibida tenía reservado su palco de honor en el Congreso. “Lo que empobreció a España fue la política del PSOE en su última legislatura”, asegura tajante el ministro. En esa etapa se produjo “el mayor recorte social de la historia” a ojos de Montoro: el Gobierno socialista congeló las pensiones y bajó el sueldo de los funcionarios un 5% de media. El Ejecutivo actual presume de devolver a este colectivo buena parte del esfuerzo de los últimos años con una subida salarial del 1%, entre otras medidas.

Rajoy salvó a España del rescate

El presidente del Gobierno es el artífice del “no rescate a España” en palabras de Montoro. “Fue la firmeza de Rajoy la que evitó el rescate a España” en una época en la que políticos, periodistas, empresarios y economistas pedían al Gobierno que “tirase la toalla”, asegura el ministro. No escatima en alabanzas hacia quien “no atendió a tanto canto de sirena que nos habría estrellado contra las peores rocas”.

Oxígeno para las comunidades autónomas

Los presupuestos de 2016 pretenden mantener el gasto social a través de mecanismos especiales de financiación. El objetivo es que las comunidades autónomas no se queden sin liquidez y puedan garantizar las prestaciones sociales a los ciudadanos, explica Montoro. La condición es cumplir con los objetivos de déficit público.

Bajar impuestos para favorecer la economía

Montoro apuesta por devolver dinero a los contribuyentes para “facilitar el círculo virtuoso de la economía española” y recuerda con orgullo una de sus medidas estrella: el adelanto de la rebaja del IRPF, que estaba prevista para 2016 pero se puso en marcha el pasado mes de julio. “Hay políticas tributarias por las que he tenido que pedir perdón, pero no todas”, asegura. Obligar a las grandes empresas a que paguen el impuesto de sociedades no es una de ellas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios