Es noticia
Menú
Garzón avisa de que el Gobierno "repite" el modelo que llevó a España a la crisis
  1. España
DEBATE DE LOS PGE 2016

Garzón avisa de que el Gobierno "repite" el modelo que llevó a España a la crisis

El diputado de Izquierda Plural cree que las Cuentas de 2016 no suponen un cambio del modelo productivo y consolidan un esquema de "precariedad laboral y crisis permanente" para la mayoría

Foto: Alberto Garzón, durante la defensa de la enmienda de totalidad de Izquierda Plural a los Presupuestos de 2016, este 25 de agosto en el Congreso. (EFE)
Alberto Garzón, durante la defensa de la enmienda de totalidad de Izquierda Plural a los Presupuestos de 2016, este 25 de agosto en el Congreso. (EFE)

Unos Presupuestos que son pura "fantasía", que son "antisociales", que empobrecen más a la población y que ni siquiera suponen un cambio en el modelo productivo. Por esos rieles discurrió la crítica de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) a las Cuentas del Estado de 2016.

Alberto Garzón fue el primero en defender este martes la enmienda de totalidad a los PGE en el pleno del Congreso. Sus segundos Presupuestos en la tribuna, después de los de 2015, igual que en febrero protagonizó el careo con Mariano Rajoy en el debate del estado de la nación. El candidato de IU a la Moncloa criticó las bases sobre las que se asienta la política económica del Gobierno, que no es un liberalismo real, sino que protege a los "amiguetes", a una "minoría social", a la que cuando "empieza a sufrir de alguna forma algún percance" sale "presto a ayudar".

Un liberalismo que "socializa las pérdidas e interviene en la economía para salvar a los ricos y privatiza las ganancias que es cuando la economía empieza a dar sus frutos". Eso representan los PGE de 2016, dijo, una "fantasía" por las predicciones y por "el mundo que pretenden reflejar", alejado del que palpan los ciudadanos.

Garzón advirtió de que el proyecto de ley que pasa su primera fase en la Cámara persigue la "repetición" del modelo económico que llevó al país a la crisis, ya que "el pequeño incremento" del empleo se está observando en sectores como la hostelería o la construcción, "favorecido por las condiciones exteriores de alta financiación". Es decir, que estos PGE, "como los cuatro anteriores", a juicio del diputado, no aprovechan la ocasión para cambiar el modelo productivo.

Competir contra China es una "carrera sin fondo"

Según Izquierda Plural, el modelo que quiere el Gobierno es el de la "precariedad laboral y la crisis permanente para la mayoría social", la "competitividad por la vía de los salarios bajos". En suma, "desguazando el empleo existente", sustituyendo "a un trabajador con derechos por dos trabajadores sin derechos". "La figura del trabajador pobre es algo normal en este país", precisó. "Con estas reformas y este Presupuesto, están en un proceso constituyente, adaptando las instituciones jurídico-políticas a las necesidades de un capitalismo para competir por la vía de la mano de obra barata contra unos países como China, pero esa es una carrera sin fondo, en la que nunca se puede ganar", le lanzó al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Los populares, observó, han "dinamitado el derecho del trabajo", línea que ya había comenzado el PSOE en 2010, con su reforma laboral.

Garzón sostuvo que hay que "cambiar el rumbo suicida de la política económica" a través de la elección de un nuevo Ejecutivo, previo paso por las urnas. El diputado recordó la apuesta de IU: la construcción de un "nuevo modelo de país", "que no es parecerse a China", porque "no hay comunidad que se sostenga sobre tanta desigualdad". Algo que ya advirtió Nicolás Maquiavelo en el siglo XVI, señaló.

Las críticas de su compañero de grupo Joan Coscubiela, portavoz de ICV —y candidato a las elecciones catalanas por Catalunya Sí que es Pot—, caminaron por los mismos derroteros: el Gobierno comete el "deshonor" de presentar los PGE "más falsos de la historia, desde sus cimientos", que además suponen un "ataque al Estado social" y que introducen "aguinaldos y propinillas", cuando en realidad practican "sadismo social" con, por ejemplo, los parados mayores de 50 años. Álvaro Sanz, diputado aragonés de IU-ICV-CHA, condenó la "institucionalización de la precariedad".

Montoro, en su réplica, intentó ridiculizar al grupo de IU-ICV-CHA, presentándolo como la "izquierda radical" —no ofende, respondió Coscubiela, porque significa ir a "la raíz" de los problemas—, y tachando a Garzón como un dirigente que gusta de utilizar "el lenguaje de los progres" de los años 60, que se ha quedado anclado no en las tesis de Keynes, sino en el Manifiesto comunista de Karl Marx. "Pues no ha llegado el comunismo y las casas y los ahorros de muchos se han evaporado", contestó el candidato de IU. El ministro también sacó a colación el ejemplo de Syriza, que llegó a "convencer a la población de que no había que pagar" la deuda.

Unos Presupuestos que son pura "fantasía", que son "antisociales", que empobrecen más a la población y que ni siquiera suponen un cambio en el modelo productivo. Por esos rieles discurrió la crítica de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) a las Cuentas del Estado de 2016.

Alberto Garzón Izquierda Unida Cristóbal Montoro Presupuestos Generales del Estado Mariano Rajoy Crisis Recuperación económica
El redactor recomienda