en 'el badulaque' de cedeira

La comida del verano: Rajoy, Florentino, Feijóo y el director de ABC en un reservado

El poder estatal, el autonómico, el empresarial y la prensa sentados en torno a la misma mesa en un reservado discreto de una marisquería gallega

Foto: El presidente del Gobierno Mariano Rajoy , acompañado del presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijoo. (EFE)
El presidente del Gobierno Mariano Rajoy , acompañado del presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijoo. (EFE)

La localidad coruñesa de Cedeira, actualmente en fiestas, fue el escenario, ayer a mediodía,  de una comida a cuatro bandas en un reservado del restaurante El Badulaque. A la mesa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el del gobierno gallego y delfín 'popular', Alberto Núñez Feijóo; el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, al frente también de ACS, constructora con intereses en adjudicaciones públicas, y el director de ABC, el gallego Bieito Rubido, natural de Cedeira y bien relacionado con el inquilino de la Moncloa.

La cita tuvo lugar apenas una hora y media después de que Rajoy compareciera en una breve rueda de prensa en la localidad coruñesa de Ordes, donde se felicitaba por las "explicaciones" del ministro del Interior sobre su polémica cita con Rato y aprovechaba para volver a elogiar a Núñez Feijóo como "el mejor candidato a la Xunta en 2016", que, sin embargo, no estaba presente en el acto. Feijóo, como se vio posteriormente, le esperaba en el Badulaque.

La comida del verano: Rajoy, Florentino, Feijóo y el director de ABC en un reservado

 

Mientras Florentino Pérez se dejaba ver en la terraza del restaurante de Cedeira, una localidad que ya visitó por estas mismas fechas el pasado año, en un reservado de la marisquería se preparaba la comida más discreta. Allí llegó Feijóo, el presidente del Gobierno y el director de ABC, y a ellos se sumó el presidente del Real Madrid, quien tiene abiertos algunos frentes delicados con el Ejecutivo, tal que las indemnizaciones del proyecto del fracasado almacén de gas de Cástor; el igualmente ruinoso AVE de Barcelona a París o el interés como constructor por las adjudicaciones del AVE a Galicia, actualmente en concurso.

Sobre lo que se trató entre plato y plato -son especialmente famosos sus percebes-, nada ha trascendido. Aunque a la mesa se sentaba un periodista, Rajoy confía plenamente en la discreción del gallego Rubido. Los trabajadores contactados por este diario mientras tenía lugar el almuerzo dieron probadas muestras también de su eficacia y alegaron "no tener acceso a los comensales".

La reunión recuerda otras citas un tanto chocantes, como la famosa imagen de José María Aznar en abril de 1996 -recién conquistado el poder- junto a su familia en el balcón de la entonces feliz familia Rato, en la casa de éste en la localidad de Carabaña para asistir a la Pasión Viviente. A su lado, como en esta ocasión, un director de periódico, Pedro J. Ramírez, hoy 'defenestrado' por el sucesor de Aznar y entonces 'notario' de aquellas reuniones. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios