Un agente de Banco Madrid okupa la oficina en Marbella y denuncia al administrador
  1. España
javier sierra no cobra desde hace 5 meses

Un agente de Banco Madrid okupa la oficina en Marbella y denuncia al administrador

Javier Sierra denuncia que no cobra desde hace cinco meses y, desde hace uno, ha decidido encerrarse en la antigua sucursal de Banco Madrid en Marbella. Hoy lo visita el alcalde

placeholder Foto: Javier Sierra en la sucursal de Marbella. (Amparo de la Gama)
Javier Sierra en la sucursal de Marbella. (Amparo de la Gama)

Javier Sierra, agente de Banco Madrid, lleva encerrado ya un mes en la sucursal de Marbella. “No es un tema de dinero, es un tema de dignidad, y no me van a mover. Estoy aquí para denunciar los atropellos realizados por el administrador concursal contra empleados e inversores del banco”. “Eligiendo esta opción –explica a El Confidencial– quiero hacer ver el chantaje al que somete dicha administración concursal a sus banqueros”.

Según cuenta este agente, cuando los empleados vieron vulnerados sus derechos se agruparon en el Comité de Trabajadores y consiguieron unas condiciones del ERE satisfactorias para la mayoría. “Y cuando los inversores vieron amenazada la liquidez de sus inversiones acudió en su defensa la CNMV. Nosotros, desgraciadamente, somos autónomos y pymes, el colectivo a todos los efectos más vulnerable de España”.

Javier asegura que no le van a sacar de ahí. Dentro del banco ha tirado un colchón en el suelo, tiene su minicocina y sus ordenadores y el aire acondicionado a tope. “Lo único que no tengo es agua y me ducho en el gimnasio que está aquí al lado. Ahora quieren venir a desahuciarme. Por eso llamé al colectivo de Podemos, para que me echen una mano”.

Hoy lo visita el alcalde de Marbella

Pepe Bernal, alcalde de Marbella, se acercará hoy a la antigua sede del banco okupada para estudiar la situación de Javier. “El día de la Virgen del Carmen me mandaron a la Policía. Llegaron aquí dos coches como si yo estuviera atracando el banco. Al final les expliqué mi situación y me entendieron perfectamente, y me dijeron que aguantara aquí dentro”.

Según Sierra, desde el día de la declaración de concurso de acreedores los empleados han seguido cobrando religiosamente sus nóminas hasta el acuerdo del ERE. “Nosotros los agentes llevamos 5 meses sin cobrar ni un euro. Estamos con el agua al cuello, soportando gastos y en algunos casos pagando nóminas. De acuerdo a la ley concursal, los contratos con obligaciones recíprocas, como es el caso, sólo se pueden resolver de mutuo acuerdo”.

A mí me vetaron en Banca March por venir de Banco Madrid. Yo ahora lo único que quiero es que me paguen los 10.000 euros que me deben

La administración concursal ofrece a los agentes cobrar los meses de marzo, abril y mayo, perdiendo todo derecho a cantidad adicional pactada en los contratos, y reclamación e indemnización alguna. “De esta manera la mayoría de los agentes, asfixiados por 5 meses en barbecho y el temor a afrontar los gastos derivados de un pleito, han claudicado a su chantaje, a pesar de que han perdido a sus clientes atrapados en el corralito de los fondos y han sufrido un elevado daño reputacional”, insiste Javier.

Este hombre, atrincherado en la sucursal, insiste en que “a mí me vetaron en Banca March por venir de Banco Madrid. Yo ahora lo único que quiero es que me paguen los 10.000 euros que me deben. Por las buenas no me voy a ir de aquí sin cobrar". Algunos agentes se han agarrado al contrato de arrendamiento de local anexo al contrato de agente. “Este contrato nos permite utilizar 1,5 m de la oficina para uso propio y las instalaciones comunes de la misma y no se puede resolver hasta que se rescinda el contrato de agencia. El banco ha de hacerse cargo de los gastos de electricidad, agua y limpieza”.

Ante todo, Javier quiere mostrar su buena predisposición. “Eso le explicaré al alcalde hoy. Yo les he ofrecido, entre otras alternativas, rescindir mi contrato de arrendamiento si me pagan las facturas devengadas y no pagadas hasta el día de hoy, pero la postura de la administración concursal es totalmente inflexible y prefiere ir a juicio que pagar las "nóminas". Y Javier, con su pan debajo del brazo y su periódico, vuelve a la antigua sede que ahora, y desde hace un mes, es su hogar.

Por su parte, desde la Administración Concursal aseguran que lleva meses negociando y llegando a acuerdos con los agentes. "Hasta la fecha no ha habido problema alguno con ellos, excepto con el Sr. Javier Sierra, quien intenta chantajear reclamando la cantidad de 500.000 €. ¿El Sr. Alcalde y Podemos quieren ayudar a un banquero a llevarse medio millón de euros para que los clientes ahorradores del Banco cobren menos? La respuesta es negativa. Además, este banquero pretende que la Administración Concursal no cumpla con la Ley Concursal dado que pretende cobrar deuda concursal y eso no se puede tolerar", aseguran.

Marbella Banco Madrid ERE Concurso de acreedores
El redactor recomienda