¿FUGA DE CEREBROS?

El exilio dorado de los ministros españoles

Wert ya tiene su puesto de ensueño en París junto a su mujer, algo que muchos califican como “regalo de bodas” de Rajoy. Pero el repertorio de 'obsequios' a nuestros políticos no se acaba aquí

Foto: La exministra de Sanidad, Política Social e Igualdad Leire Pajín (d), junto a la exsecretaria de Estado para la Igualdad Bibiana Aído. (EFE)
La exministra de Sanidad, Política Social e Igualdad Leire Pajín (d), junto a la exsecretaria de Estado para la Igualdad Bibiana Aído. (EFE)

José Ignacio Wert no es el único. Leire Pajín, Federico Trillo, Bibiana Aído… Son sólo algunos nombres de exministros que decidieron cruzar la frontera en busca de una vida distinta… y mejor remunerada. Es el caso de la que fuera ministra de Igualdad con Zapatero, Bibiana Aído, que ahora trabaja como "asesora de programas para la Región de las Américas y el Caribe" en la sede neoyorkina de ONU Mujeres por el módico precio de 12.000 euros al mes sin contar extras. Es lo que estipula su contrato indefinido reservado a los altos cargos de la organización, por el que percibe entre 120.672 y 155.636 euros libres de impuestos cada año.

Las funciones de Aído son "coordinar, orientar y apoyar a las oficinas sobre el terreno para la planificación estratégica", así como desarrollar iniciativas y vincularlas con la política global en materia de igualdad de género. Es la explicación que ONU Mujeres ha dado a El Confidencial. Pero la importancia de su cargo no se refleja en ningún organigrama de esta agencia de Naciones Unidas, creada para defender los derechos de las mujeres en los países más desfavorecidos. Es imposible encontrar su nombre en la web de una organización a la que, por cierto, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero donó 200 millones de euros entre 2006 y 2012.

Dinero al otro lado del charco

La exministra de Sanidad, Leire Pajín. (EFE)
La exministra de Sanidad, Leire Pajín. (EFE)

La también socialista Leire Pajín siguió los pasos de Aído poco después, en julio de 2012, cuando renunció a su escaño en el Congreso para poner rumbo a la Gran Manzana. Primero para “cumplir un sueño” en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de la ONU, a la que el Gobierno de Zapatero concedió ayudas públicas valoradas en 60 millones de euros. Más tarde para unirse al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como “asesora de políticas”, un cargo por el que la exministra de Sanidad y exsecretaria de Organización del PSOE se embolsaba entre 83.138 y 131.218 euros anuales sin contar gastos extraordinarios: dietas, billetes de avión, plan de pensiones, seguro médico privado y hasta 40 días de vacaciones remuneradas al año.

Pero la exministra de Sanidad ya se cansó de su ajetreada vida en Nueva York. En septiembre aterrizó en Barcelona para ocupar el cargo de directora de desarrollo internacional del Instituto de Salud Global, un puesto que no existía antes de su llegada. Además se coló en el nuevo Comité Federal socialista, una decisión que no estuvo exenta de polémica y generó todo tipo de especulaciones.

París, la ciudad del amor

Lo bautizaron como el ministro peor valorado, pero semejante título no ha impedido que José Ignacio Wert consiga un cargo envidiable en una de las ciudades más caras de Europa: París. Allí vive y trabaja su esposa Monserrat Gomendio, la que fuera secretaria de Estado de Educación cuando Wert era titular del Ministerio. Ella fue fichada por la OCDE como directora general adjunta de Educación. Él acaba de ser nombrado jefe de la delegación permanente de España ante este mismo organismo. ¿Casualidades de la vida? Hay quien habla de “regalo de bodas” del Gobierno para los recién casados, que contrajeron matrimonio el pasado 11 de julio.

Montserrat Gomendio y su marido, José Ignacio Wert
Montserrat Gomendio y su marido, José Ignacio Wert

Su nidito de amor estará muy cerca del Arco del Triunfo, en la lujosa avenida Foch de París. Se lo pueden permitir: el exministro cobrará una suculenta retribución de 10.000 euros al mes que casi duplica a la del propio Rajoy; eso sin contar con chófer, personal de servicio, diplomáticos de apoyo y consejeros. El salario fijado oficialmente por el Ministerio de Exteriores para Wert es de 60.846 euros anuales brutos, pero claro… ni una palabra de los complementos en el portal de transparencia del Gobierno.

Señor embajador, ¿cuánto cobra en realidad?

El exministro de Defensa y actual embajador en Londres, Federico Trillo. (EFE)
El exministro de Defensa y actual embajador en Londres, Federico Trillo. (EFE)

21.000 euros netos al mes. Es lo que puede llegar a embolsarse un embajador si tenemos en cuenta que el Ministerio de Asuntos Exteriores paga su residencia y su coche oficial, entre otros conceptos. Un cargo nada despreciable al que pocos políticos hacen ascos. Por eso no sorprende que exministros como Federico Trillo no se lo pensaran dos veces antes de dar el salto más allá de nuestras fronteras. En su caso, a la embajada de España en Londres, donde cobró 70.602 euros brutos en 2014.

Este dato no incluye la indemnización por destino en el exterior, calculada mediante la aplicación de los módulos de poder adquisitivo, -que tiene en cuenta los tipos de cambio y las diferencias de los niveles de precios- y de calidad de vida, -que valora factores como lejanía, clima o inseguridad-. Son sólo dos de los cinco componentes de los sueldos de los embajadores. En otras palabras, en los bolsillos del que fuera ministro de Defensa con José María Aznar entra mucho más que esos 70.602 euros…

Aquí, un ejemplo: si el embajador español en Rusia cobra 5.000 euros, vería multiplicado su sueldo más los complementos hasta alcanzar los 21.250 euros netos. Recordemos además que los diplomáticos sólo tributan en el extranjero por el salario que recibirían en España de no haber sido destinados al exterior, mientras que el resto está exento de tributación debido a los acuerdos internacionales.

Coches oficiales, indemnizaciones por hijo, gastos de representación y casa pagada con dinero público

Más ventajas: disponen de coches oficiales que en muchos casos se utilizan para desplazamientos que poco tienen que ver con su función diplomática. Reciben indemnizaciones por cada hijo -en países cuyo sistema público educativo presente divergencias con el vigente en España- y además tienen la casa pagada. Sin olvidar los 25.000 euros anuales de gastos de representación. 

¿Puertas giratorias o camino natural?

Mientras la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) cree que casos como el de Wert convierten a la Administración “en un sistema de puertas giratorias”, el PP lo ve una “decisión razonable” al considerar que el extitular de Educación reúne los suficientes méritos para el cargo. No es el primer ministro reconvertido en embajador, y probablemente tampoco será el último: Joan Clos, número uno de Industria con Zapatero, pasó por la embajada de Turquía y Azerbaiyán entre 2008 y 2010 para acabar como director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT) en Nairobi. Lleva unos cinco años trabajando en primera línea según fuentes del organismo.

Más nombres: Pere Navarro Olivella, director de la DGT entre 2004 y 2012, ahora es consejero laboral y de asuntos sociales de Túnez con residencia en Rabat. Francisco Vázquez, antiguo alcalde de La Coruña y expresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, dio el salto a la embajada de España ante la Santa Sede desde 2006 hasta 2011. Gustavo de Arístegui, exdiputado por el PP y antiguo portavoz en la Comisión de Asuntos Exteriores, lleva desde 2012 en la embajada de la India.

La reacción de los diplomáticos tras conocerse el nombramiento de Wert no se hizo esperar: “Es un ejemplo más dentro de la serie de personalidades de los dos partidos mayoritarios que son premiados con embajadas como si se tratara de un grupo empresarial que recoloca a sus directivos en consejos de administración”. También aprovechan para recordar que existen muchos diplomáticos perfectamente capacitados para ocupar este tipo de cargos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios