58 muertos por atropello de animales desde 2008

Jabalíes, el terror de la carretera española: implicados en 673 accidentes en 6 años

Una vía sin iluminación por la noche es el escenario tipo en el que suceden la mayoría de los accidentes de tráfico con animales que involucran en su mayoría a canes, jabalíes y equinos

Foto: León es la provincia donde se han detectado más accidentes con jabalíes
León es la provincia donde se han detectado más accidentes con jabalíes

Noviembre de 2012. Un punto de la A-6 a su paso por el municipio de Aranga (Galicia). Noche cerrada, llovizna y visibilidad reducida. Circulación densa. Un jabalí hace una incursión en la autovía de seis carriles y colisiona con el depósito de gasolina de un camión, derramando parte de su contenido. El intento del animal de cruzar al otro lado provocó una colisión múltiple con 23 vehículos implicados y 12 heridos de carácter leve, según los datos recogidos por la Dirección General de Tráfico.

El jabalí es protagonista en un 18% de los accidentes de tráfico en los que hay un animal implicado. De los 3.714 accidentes, entre 2008 y 2013, con presencia de un animal registrados por la Guardia Civil de Tráfico, 1.099 eran canes, 673 jabalíes y 478 equinos.

Una de las provincias más afectadas en relación con este tipo de accidentes es León. Los datos muestran que sus carreteras regionales y nacionales son el terror para corzos y jabalíes, así como para conductores, y la convierten en la segunda provincia con más muertes relacionadas con este suceso. Entre 2008 y 2013, la Guardia Civil levantó atestado de 80 sucesos en los que se vieron involucrados jabalíes y 70 accidentes provocados por corzos.

Durante estos 6 años, los accidentes de tráfico con animales implicados provocaron 58 muertos, según los datos aportados por la DGT en respuesta a una solicitud de acceso a la información pública presentada por El Confidencial en el portal de transparencia [descargue aquí los datos]. La mitad de estas muertes se produjeron por la noche en condiciones de nula luminosidad. Siete fallecimientos convierten a Sevilla en la provincia con más decesos por estos casos.

Respecto a las vías con un mayor número de incidentes destacan las convencionales (carreteras regionales y nacionales). Estas presentan un 70% de los sucesos, seguidas de lejos por las autovías con un 15%.

La A-7, Autovía del Mediterráneo, es la vía con más accidentes entre 2008 y 2013, con 63 incidencias. Le siguen la A-92, que une Sevilla y Almería, y la N-340, que conecta Barcelona y Cádiz, ya que ambas registraron un total de 39 sucesos.

Por su parte, las carreteras con una mortalidad más elevada son la A-4 o Autovía del Sur, en la que fallecieron 4 personas durante el período de 2008 a 2013, y la AP-68, que enlaza Bilbao con Zaragoza, en la que murieron 3 personas.

Por otro lado, un cuarto de los accidentes de tráfico en los que se han visto implicados animales entre 2008 y 2013 coinciden con la presencia de un can. En este caso, la mayoría de los sucesos se da en la ciudad. Los peores puntos urbanos para los perros se sitúan en las provincias de Valencia y Sevilla. En cada una de ellas, la Guardia Civil de Tráfico registró un total de 98 incidencias, la mayoría de ellas a plena luz del día. 

El lince, el gran olvidado en los datos de la DGT

Respecto a los animales que están en peligro de extinción, como el gato montés o el lince ibérico, los datos facilitados por la DGT son escasos. Sólo registran tres accidentes durante 6 años en los que estuvieron implicados dichos felinos.

En el caso concreto del lince, las diferencias son patentes al comparar los datos de la DGT con otra fuente como el Censo de Población del lince, elaborado por Iberlince, organización implicada en la protección del lince ibérico. La DGT registra un único accidente de tráfico en los últimos 6 años, mientras que el estudio de Iberlince muestra que 72 linces fallecieron tras ser atropellados durante los últimos 13 años.

Según fuentes de la DGT, los datos se corresponden con los atestados que levanta la Guardia Civil de Tráfico cuando acude a un accidente. “Si aparece un animal muerto pero nadie da el aviso, ese suceso no queda registrado”, destacan. De esta forma, para que un accidente se incluya en la base de datos “tiene que haber un atestado de por medio”.

La DGT registra un único accidente de tráfico con lince ibérico en 6 años, mientras que Iberlince cuenta 72 fallecimientos durante los últimos 13 años.

El director del proyecto Iberlince, Miguel Ángel Simón Mata, afirma a El Confidencial que entiende este desfase en los datos ya que la DGT sólo se hace eco de los accidentes en los que se levanta atestado. Respecto a la metodología que utilizan en su organización para controlar los atropellos de linces, Simón destaca que colaboran con el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) y siguen "un proceso muy detallado, que incluye la autopsia del animal, para registrar cada uno de estos sucesos".

La organización ya trabaja con la Consejería de Andalucía y con el ministerio de Fomento para reducir el número de incidencias mediante “la creación de pasos de fauna en las carreteras”. A pesar de ello, reconoce que el atropello de linces ha aumentado en los últimos tiempos debido a que la población del felino se ha multiplicado por tres en los últimos diez años. Además, el lince se ha desplazada a otros zonas en busca de alimento, lo que ha provocado que se aproximen a carreteras y autovías.

Otro de los animales 'olvidados' por la DGT es el erizo. "El número de atropellos que sufre en primavera es tremendo", asegura Simón, pero "muchas veces no se identifica o se confunde con otros animales". En este sentido, estos atropellos podrían evitarse si en las cunetas se instalasen unas mallas para evitar que salten a la carretera, remata el presidente de Iberlince. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios