el gobierno lo considera inaceptable

Exteriores convoca al embajador venezolano tras tachar a Rajoy de "sicario de Europa"

Nicolás Maduro calificó al Gobierno de España de "ultraderecha franquista" por la publicación de la Ley de Seguridad Ciudadana

Foto: El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, a su salida del ministerio. (Efe)
El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, a su salida del ministerio. (Efe)

Continúa la escalada de tensión entre España y Venezuela después de que Nicolás Maduro bautizara a Rajoy como el "sicario de Europa". Para limar las asperezas, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha convocado este lunes por la tarde al embajador de Venezuela, Mario Ricardo Isea. Pretende trasladarle su "rechazo y malestar" por un insulto que el Gobierno considera "inaceptable".

Durante su visita a la feria del libro de Caracas este fin de semana, Maduro definió al Gobierno de Rajoy como "ultraderecha franquista, tras lo cual reiteró sus críticas hacia la recientemente aprobada Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como 'Ley Mordaza'.

"¿Qué diría el Departamento de Estado? ¿Qué diría la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? ¿Qué diría la ONU? ¿Qué diría el Parlamento Europeo si yo saco la ley del sicario Rajoy y la convierto en ley en Venezuela?", se preguntó el mandatario sudamericano.

El embajador venezolano ha sido convocado esta tarde y recibido por el director general para Iberoamérica, que le ha trasladado "el firme rechazo y el malestar del Gobierno español por las afirmaciones y calificativos injuriosos" de Maduro hacia Rajoy.

Nicolás Maduro bautizó a Rajoy como el
Nicolás Maduro bautizó a Rajoy como el

Según explica en un comunicado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo, "el Gobierno español lamenta que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela recurra reiteradamente a afirmaciones irrespetuosas que en nada ayudan a mejorar la relación".

"El Gobierno de España quiere subrayar una vez más su deseo de mantener con el Gobierno de Venezuela relaciones constructivas, más allá de nuestras diferencias, fundamentadas en el diálogo y el respeto mutuo, desde los lazos fraternales que unen a nuestros dos países y a nuestros pueblos", apunta el comunicado.

Le tachó de racista

Esta es la segunda vez en tres meses que España convoca al embajador de Venezuela. La última fue el 15 de abril, para trasladar su malestar por los "insultos y amenazas" contra España de Nicolás Maduro al tachar a Mariano Rajoy de "racista".

El detonante en esa ocasión fue la aprobación en el Congreso de una resolución que pedía la liberación de los opositores venezolanos presos Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Al otro lado del Atlántico, el Gobierno de Maduro convocaba al embajador español en Caracas, Antonio Pérez-Hernández y Torra, para comunicarle que iba a llevar a cabo una "revisión exhaustiva" de las relaciones bilaterales. Tan sólo una semana después, el 22 de abril, España llamaba a consultas a su embajador en Caracas en señal de protesta por la "escalada de insultos, calumnias y amenazas" de Maduro contra España y sus instituciones.

Dionisio García habla con Lilian Tintori. (Reuters)
Dionisio García habla con Lilian Tintori. (Reuters)

 

Maduro había acusado al Gobierno de "apoyar al terrorismo" en Venezuela y de formar parte de una "conjunta internacional" para derrocarlo. Acusó además a Rajoy de formar parte de "un grupo de bandidos, de corruptos y de ladrones".

La llamada a consultas es una herramienta de protesta diplomática que supone la retirada temporal del embajador durante un periodo de tiempo indeterminado, aunque Pérez-Hernández y Torra regresó a principios de mayo a Caracas.

Las relaciones entre España y Venezuela han atravesado una serie de desencuentros desde que, en octubre pasado, Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, fue recibida por Rajoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios