RECLAMAN MEJORES CONDICIONES

No es país para refugiados: España incumple en un 16% la cuota de reparto de la UE

Junto con Eslovaquia, Estonia, Malta, Letonia, Austria y Hungría, España integra la lista de países que bloquean la meta europea de reubicar a 40.000 demandantes de asilo

Foto: Inmigrantes cruzan Macedonia para llegar a países de la UE. (EFE)
Inmigrantes cruzan Macedonia para llegar a países de la UE. (EFE)

España no cumple las expectativas de Bruselas en materia de reparto de demandantes de asilo ni tampoco satisface las necesidades de los refugiados ya instalados, que consideran “insuficiente” la asistencia que reciben. Algunos, como el sudanés I.I. (que prefiere mantener su nombre completo en el anonimato), se han visto obligados a vivir en la calle con sus familias y barajan la posibilidad de buscar un país con mejores condiciones, a pesar de que sus hijos han logrado encontrar su sitio después de tres años en España.

Por este motivo, este refugiado acudió el martes junto con otros centenares de personas en su misma situación a reclamar ante el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que se cumplan los compromisos de España con la Directiva Europea sobre normas de acogida de los solicitantes de protección internacional –vigente desde hoy– y con la Ley de Asilo. Esto sucedía justo después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presentara en Bruselas su disposición a aceptar a 1.300 de los 1.549 demandantes de asilo que había asignado la Comisión Europea a España.

Fernández Díaz, que mantiene que la reubicación de demandantes de asilo sirios, eritreos, somalíes e iraquíes llegados a Grecia e Italia desde abril es una “mala medida”, llegó incluso a compararla con una casa “con muchas goteras que inundan distintas habitaciones” en la que se prefiere “distribuir el agua entre habitaciones en lugar de taponar”. En respuesta, la repulsa de los manifestantes que corearon “los refugiados no somos gotas”.

Siete países impiden a la UE cumplir su meta

España forma parte de los siete países que incumplen la meta fijada el pasado mes de mayo de reubicar a un total de 40.000 demandantes de asilo. Mientras Alemania y Francia han elevado sus metas asignadas de 3.086 demandantes a 10.500 en el primer caso y de 2.375 a 6.752 en el segundo, Austria y Hungría se han plantado y descartan recibir demandantes de Grecia e Italia por su oposición a la medida. Eslovaquia será el país que mayor “descuento” aplique a su meta con un incumplimiento del 69 %, seguido por Estonia (-60%), Malta (-50 %), España (-16%) y Letonia (-9%).

“El Gobierno ha optado por una política de control de fronteras y de insolidaridad que ha hecho colapsar por completo el sistema de asilo”, considera la abogada Patricia Fernández, abogada de la ONG Coordinadora de Barrios que presta asistencia jurídica a los refugiados que viven en la calle y piden ayuda a la parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías.

Según Fernández, los refugiados esperan al menos cuatro meses una respuesta sobre su asilo o estatus de protección internacional. Hay al menos 300 personas en la calle y un millar en los centros de estancia temporal de inmigrantes (CETI). Y cuando acceden a una plaza de acogida, permanecen seis meses y sin haber logrado aprender español ni encontrar trabajo, salen del sistema de acogida y comienzan una nueva vida con sus medios. “El Gobierno tiene la intención de desincentivar las solicitudes de asilo y que se vayan a otros países. Esa es una manera de agravar las condiciones de vida e incumplir las obligaciones”, observa Fernández.

España no es la mejor opción

El sudanés I.I. corrobora que España es cada vez un peor destino. Y cuenta que otros compatriotas que integraban su grupo de reparto hace tres años corrieron muy distintas suertes en función del país donde fueron destinados. “Algunos fueron a EEUU, otros a Alemania, Suiza o Canadá, y en seis meses ya habían aprendido el idioma y habían conseguido un trabajo. Mientras tanto, yo viví nueve meses en una habitación con mi mujer y mis tres hijos y no podía ir a todas las clases de español porque constantemente tenía que renovar papeles y buscar trabajo”, lamenta. Alemania es el país de la UE que más refugiados acoge.

También el refugiado ruso S.A., que llegó a principios de mes a España, reconoce haber tenido una mala experiencia. “Hemos pasado nueve meses en Holanda mi mujer y yo pudiendo dormir juntos después de treinta años de matrimonio. Aquí nos dividen en habitaciones por sexos, y así nos negamos a someternos al plan de asistencia español”, critica.

Fernández Díaz ha reclamado que se reconozcan “los esfuerzos” que está haciendo España pese a la situación económica que atraviesa y a la presión migratoria que vive por su ubicación en el Mediterráneo, para la que pide “un programa de retorno debidamente financiado”. Además, se ha mostrado dispuesto a ampliar a 1.500 la cifra de reubicaciones a partir del Consejo de Ministros de Interior que se celebrará en Bruselas en diciembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios