declarará como imputado el miércoles

Fiscalía y Abogacía del Estado no solicitarán ninguna medida cautelar contra Rato

Esta postura podría cambiar tras escuchar su versión, pero ninguna de las dos considera que, al menos que haya alguna sorpresa inesperada durante la declaración, sea necesaria ninguna medida

Foto: El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (EFE)
El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato. (EFE)

Fiscalía Anticorrupción y Abogacía del Estado están de acuerdo en que no van a solicitar ninguna medida cautelar para el exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, tras su interrogatorio de este miércoles como imputado por delitos fiscales, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes, en la causa que instruye el juez de Madrid Antonio Serrano-Arnal y que provocó su detención hace tres meses.

En estos momentos, ni la fiscal y la abogada del Estado tienen previsto solicitar ninguna medida cautelar como puede ser el ingreso en prisión, una fianza o retirada de pasaporte. Esta postura podría cambiar tras escuchar su versión, pero ninguna de las dos considera que, al menos que haya alguna sorpresa inesperada durante la declaración, sea necesaria ninguna medida.

Rato fue detenido el pasado mes de abril después de que la Fiscalía de Madrid presentara una denuncia contra él. Se actuó de urgencia por temor a que siguiera desviando fondos desde España a paraísos fiscales. Sin embargo, esa urgencia se fue desinflando con el transcurso de los días. Inicialmente, la Fiscalía lo consideró necesario porque podría estar intentando ocultar su dinero para no pagar las fianzas impuestas por la Audiencia Nacional en el 'caso Bankia' y en el 'caso tarjetas black'. Sin embargo, cuando el asunto se pasó a la Fiscalía Anticorrupción sopesaron que el alzamiento de bienes no podía perseguirse porque las fianzas ya estaban abonadas. Es decir, no puede haber un riesgo cuando la Audiencia ya había recaudado el dinero fijado.

La denuncia inicial se basó en un informe entregado a la Fiscalía por parte de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), dependiente de la Agencia Tributaria, que había elaborado un extenso documento en el que recogía inversiones en el extranjero de Rato y su posible desvío de dinero a través de donaciones a sus hijos que habría recuperado tiempo después. Además, se fijaban cinco posibles delitos fiscales porque después de acogerse a la amnistía fiscal y traer el dinero que tenía oculto en el extranjero para incorporarlo al circuito legal español no habría declarado todo lo que habría ocultado, superando hasta en cinco ejercicios los 120.000 euros.

Rato declarará como imputado el próximo miércoles

Para la ONIF, el expresidente de Bankia y exministro de Economía en la época de José María Aznar, podría haber utilizado el dinero oculto al fisco para blanquear su capital. Sin embargo, Anticorrupción ya reconoció en uno de sus informes que el delito de blanqueo que apunta la Agencia Tributaria está poco aquilatado.

No existe riesgo de fuga

A todo esto, este lunes declaró como testigo la inspectora jefe de la ONIF, Margarita García-Valdecasas, quien explicó al juez que el documento elaborado por dos inspectores se trataba de una “denuncia temprana de posibles riesgos”, es decir, un informe que justifique la entrada y registro en el domicilio y despacho. Con la información recabada, se entrega al Juzgado para que la investigación continúe y se confirmen los indicios en sede judicial.

Precisamente, cuando la Agencia Tributaria acudió a principios de año a la Fiscalía Anticorrupción para presentar sus investigaciones sobre Rato, fueron rechazadas porque se encontraban en estado demasiado embrionario. Fue por esa razón que dos meses después se entregó la información a la Fiscalía de Madrid para que actuara, como así ocurrió.

Con todos estos datos, ni fiscal ni abogado del Estado consideran que haya riesgo de fuga o destrucción de pruebas como para que haya que adoptar ninguna medida cautelar contra Rato. Las medidas cautelares de carácter personal tienen como objeto evitar o disminuir el riesgo de fuga, destrucción de pruebas o reiteración delictiva. En el caso de Rato, todos los documentos necesarios para la investigación ya han sido incautados, concretamente 40.000 documentos que ya están siendo analizados por el Servicio de Vigilancia Aduanera, inspectores y Guardia Civil. Además, no consideran que exista riesgo de fuga desde el momento que ya está imputado en otros dos procesos en la Audiencia Nacional y a día de hoy no hay indicio alguno de que tenga intención de sustraerse de la Justicia. Respecto a la reiteración delictiva, el exdirector del Fondo Monetario Internacional tiene todas sus cuentas bloqueadas.

La jefa de la Inspección tira balones fuera

Tras ser citada por el juez, García-Valdecasas intentó no acudir a declarar. En un escrito al que ha tenido acceso El Confidencial, y que remitió ella misma al juez un día después de ser citada para ser interrogada como testigo, asegura que ella no es la autora del informe que provocó la detención de Rato, sino dos funcionarios de la ONIF a quienes identifica con sus números de la Agencia Tributaria.

En ese escrito, asegura que efectivamente ella firmó el documento, “como es habitual”, que se entregó a la Fiscalía de Madrid y que utilizó para denunciar a Rato y solicitar al juez de guardia la entrada y registro de su domicilio y despacho, que acabó con el arresto del exvicepresidente de Bankia durante unas horas.

El juez de Madrid Antonio Serrano-Arnal había citado a García-Valdecasas al ser la persona que estampa su firma en el documento matriz de la investigación a Rato. Así que, a pesar de su escrito, el magistrado ha mantenido su declaración. Según fuentes presentes en el interrogatorio consultadas por este diario, la inspectora jefa ha asegurado ante el instructor que el informe elaborado se trataba de una “denuncia temprana de posibles riesgos”. Es decir, al detectar alguna anomalía se procedió a iniciar una investigación. Otras fuentes explican que el concepto de denuncia temprana es lo necesario para proceder a entradas y registros y que, posteriormente, sea investigado en sede judicial.

Según estas fuentes, el magistrado preguntó a García-Valdecasas si sabía diferencias entre indicios y sospechas. Es decir, un investigador puede iniciar su trabajo con sospechas pero posteriormente debe entregar al juez indicios. Sin embargo, ella ha negado detectar tales diferencias.

Tras ratificar el informe elaborado por dos de sus inspectores de Hacienda, Serrano-Arnal ha procedido a citar como imputado a Rato para este miércoles. Una vez sea interrogado, el juez deberá decidir qué delitos le mantiene, al pesar sobre él, por ahora, cinco delitos fiscales, uno de blanqueo de capitales y otro de alzamiento de bienes.

Los inspectores sospechan que el exministro de Economía desvió parte de su dinero a paraísos fiscales, a través de donaciones a sus hijos, para ocultar su patrimonio al fisco y así no hacer frente a posibles fianzas o responsabilidades pecuniarias.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios