Podemos se da hasta septiembre para cerrar cualquier confluencia con Ahora en Común
  1. España
DEDICARÁ EL VERANO AL DIÁLOGO DEFENDIENDO SUS SIGLAS

Podemos se da hasta septiembre para cerrar cualquier confluencia con Ahora en Común

El partido de Pablo Iglesias mantendrá conversaciones durante el verano con las nuevas plataformas surgidas con el objetivo de iniciar la precampaña de las generales con una única opción y bajo su sello

placeholder Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (EFE)

La formación que lidera Pablo Iglesias aprovechará los meses de verano para mantener diálogos abiertos con el resto de plataformas de la izquierda y especialmente con la recién nacida Ahora en Común, movimiento llamado a ser una candidatura de unidad popular del mismo corte y patrón que las municipalistas pero enfocada a las elecciones generales.

El plan de Podemos pasa por sentarse a la mesa y mantener varios encuentros con las plataformas surgidas estas últimas semanas para tratar de aunar fuerzas y llegar a septiembre, cuando empezará la precampaña de la gran cita electoral del año, con una única opción fuerte representando a la izquierda. Aunque la hoja de ruta de Iglesias no ha cambiado y Podemos seguirá defendiendo sus siglas como “motor del cambio que necesita España”, el partido planea cambiar de estrategia tras la lluvia de críticas que ha ido cosechando en los últimos días, fundamentalmente desde el rechazo rotundo para alcanzar un acuerdo con el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

Aquella negativa, la insistencia en que sólo el nombre de Podemos puede constituir la herramienta del cambio poniendo coto a las corrientes internas, y los múltiples reproches surgidos tras el modelo de primarias impuesto por la Ejecutiva, han permitido que Ahora en Común recabe muchos de los apoyos que antes se encontraban bajo el paraguas de Podemos. Por eso Iglesias estaría cambiando ya la estrategia para abordar la posible confluencia que, en todo caso, pasaría por convencer a la plataforma para integrarse en el partido que él dirige. Nacho Álvarez, responsable del área de Economía de Podemos, insistió el martes en que la intención del partido morado es emplazar a todas las fuerzas a desarrollar un proyecto en común, aunque hizo hincapié en que “corresponde” a Iglesias liderar el cambio de España y lo debe hacer bajo el sello de Podemos.

Por otro lado, la formación, tal y como adelantó El Confidencial, reservará puestos en sus listas para miembros de otros partidos y evitar así cerrar la puerta a negociar pactos puntuales con otras organizaciones. Este sería otro as bajo la manga que la formación tendría para abordar la confluencia. En todo caso, después de que Iglesias tildara de “chantaje” la propuesta de Ahora en Común, que cuenta con el apoyo de grandes personalidades del mundo de la cultura según afirmaron en un manifiesto propio, Podemos se ha retractado de su acusación comenzando una nueva senda de negociaciones con un tono mucho más conciliador.

El objetivo de Podemos es parar la avalancha de críticas de las últimas semanas, en las que han participado 'pesos pesados' del partido y cargos autonómicos electos, y frenar una posible fuga de afiliados y simpatizantes a otras plataformas. Con una nueva estrategia de acercamiento de posturas y más diálogo en las próximas semanas, el partido de Iglesias tendría un margen de casi dos meses para volver a aglutinar apoyos perdidos y presionar para que las nuevas iniciativas 'entren en razón' y consideren unirse a su partido.

De hecho, Podemos ha comenzado por defender que la unidad popular no es una sopa de siglas, sino que se trata de un fenómeno mucho más amplio que aglutina a la sociedad civil y movimientos muy diversos. También critica que Izquierda Unida sea el principal motor dentro de la candidatura porque, según han explicado miembros de la Ejecutiva, se trata de una iniciativa de la que Alberto Garzón puede obtener réditos importantes. Por eso Podemos, que cierra filas en torno a sus siglas y estrategia de fondo, insiste en que el debate está abierto y el diálogo debe ser la clave para llegar al consenso.

Garzón se desmarca de liderar Ahora en Común

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno sin embargo insiste en que él y su partido no están detrás de la plataforma ciudadana a pesar de que él participó la semana pasada en el debate inaugural sobre la plataforma, y también ha afirmado que ve con buenos ojos la constitución de un frente popular que contenga todas las fuerzas de la izquierda española para concurrir a las generales.

Garzón, que rechazó la propuesta de Iglesias para unirse de manera individual a la lista de Podemos, ha lanzado en más de ocasión un mensaje a Pablo Iglesias al considerar que los matices y las pequeñas diferencias se resuelven con diálogo si el objetivo final es compartido. Y a su juicio lo es, dado que las elecciones generales previstas para el mes de noviembre no son unos comicios cualesquiera, sino que podrían determinar un rumbo histórico en la política española.

Noticias de Podemos Alberto Garzón Pablo Iglesias Unidad popular Izquierda Unida
El redactor recomienda