operación emperador

La Fiscalía teme que Gao Ping se fugue tras conocer que defraudó 13,5 millones

El principal imputado ha conseguido reunir el dinero en quince días gracias a la aportación de 93 personas de toda España, ciudadanos chinos, que se han entregado a través de 93 cheques bancarios

Foto: Gao Ping, supuesto líder de la trama china de blanqueo de capitales. (EFE)
Gao Ping, supuesto líder de la trama china de blanqueo de capitales. (EFE)

El líder de la organización criminal china Gao Ping ha quedado en libertad tras pagar una fianza de 400.000 euros después de conseguir que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu sustituyera, primero, la prisión incondicional por una fianza de 800.000 euros y en menos de un mes se la rebajara a la mitad. La Fiscalía Anticorrupción había recurrido esta última rebaja, que está pendiente de resolverse, alegando fundamentalmente que el presunto mafioso podría irse de España y fugarse de la Justicia.

El recurso de la Fiscalía presentado ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que, del análisis de toda la documentación, la Agencia Tributaria cifra en 13,5 millones de euros la cuota de IVA que habría defraudado a Hacienda. Esta defraudación proviene de declarar menos mercancía importada de la que realmente pasaba por la aduana española. "De las facturas manipuladas, documentos falsos o falseados, duplicados y con diversas deficiencias y en las operaciones en las que se ha dispuesto de más documentos se ha confirmado que las cantidades pagadas han sido muy superiores a las fueron declaradas ante Hacienda", recoge el informe de la Agencia Tributaria aportado en la instrucción sobre la trama liderada por Gao Ping.

El principal imputado ha conseguido reunir el dinero en quince días gracias a la aportación de 93 personas de toda España, ciudadanos chinos, que se han entregado a través de 93 cheques bancarios. Sin embargo, ahora queda pendiente que la Sala de lo Penal estudie el recurso que presentó la Fiscalía el pasado día 30.

Gao Ping, en libertad tras pagar una fianza de 400.000 euros

Se puede dar la circunstancia de que el tribunal estime el recurso y tuviera que ordenar la detención de Gao Ping hasta que pagara los 400.000 euros restantes que le quedarían por abonar. No sería la primera vez que esto ocurriera. Al poco de ser detenido y enviado a prisión, en octubre de 2012, la Audiencia Nacional estimó que el juez de instrucción le había mantenido más horas de las establecidas por ley en tiempo de detención y, por tanto, declararon nulo su ingreso en prisión. Sin embargo, seis meses después encontraron nuevos indicios contra él y se ordenó su detención para enviarle por segunda vez a la cárcel donde había permanecido hasta ahora.

Para Anticorrupción, "la cuantía de la fianza impuesta (800.000 euros) y cuyo mantenimiento se pretende, no solo no guarda relación con la gravedad o naturaleza de los hechos imputados, sino también con el riesgo de destruir o actuar sobre otros medios de prueba y, fundamentalmente, sobre la eliminación del riesgo de fuga". 

En China no le tocan "ni un dedo"

Así, señala que el riesgo de fuga "no es abstracto". "Existe un peligro de fuga actual, si se atiende tanto a la pena que pudiera ser impuesta como a su condición de extranjero del recurrente. Respecto a lo último, indicar que el imputado es nacional chino y que la República Popular China no extradita a sus nacionales", recuerdan los fiscales al tribunal.

Es más, destacan que ya se han fugado los cuñados de Gao Ping, que también quedaron en libertad tras la anulación de su prisión y huyeron antes de que les enviaran de nuevo a la cárcel. Además, a lo largo de la investigación se descubrió que la intención de Gao Ping era abandonar España. Antes de ser detenido y en conversación con uno de sus hermanos, explicaba, según las grabaciones intervenidas, que estaba construyendo una casa en un pueblo de China donde tendría previsto fijar su lugar de residencia y a su vez el centro de operaciones desde el que dirigir la organización criminal que lidera y el imperio empresarial controlado por esta. En esa conversación también alardeaba de sus influyentes relaciones en los órganos de gobierno de su país de origen, asegurando que los dirigentes de la localidad donde tenía previsto irse "no se atreverían 'a tocarle ni un dedo'". 

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Por otro lado, la Fiscalía también considera necesario mantener la primera fianza para garantizar que no tratará de atentar contra otros elementos de prueba. "Se descubre en la investigación que Gao Ping iría más allá valorando o estimando la conveniencia de hacer uso de la violencia o la intimidación contra quienes él considerase que pudieran atentar contra los intereses de la organización", recoge el recurso.

La Fiscalía apoyó la sustitución de la prisión incondicional a la fijación de una fianza tras haberse cumplido dos años desde su ingreso y todavía no haber finalizado la fase de instrucción. Sin embargo, la reducción de la fianza en menos de un mes por el juez Andreu la considera desproporcionada. Hace hincapié en su escrito en que Gao Ping es el máximo líder de la organización criminal investigada, "sometiéndose el resto de integrantes a sus mandatos, dándoles cumplimiento y acatándolos de forma abnegada, hasta el extremo que ni en caso de discrepancia, sus familiares más directos le contradicen". 
Según el informe de Hacienda, en el que se basa la Fiscalía para elaborar su recurso, Gao Ping se colocaría, además, como líder de todo el entramado societario "teniendo un control absoluto sobre las empresas y los empleados, ejerciendo esta influencia principalmente, sobre las empresas localizadas en el Polígono industrial de Cobo Calleja (Fuenlabrada, Madrid). 
 

Un negocio de 180 millones

El Ministerio Público también considera que hay que tener en cuenta que Ping habría tomado medidas de seguridad para evitar que se descubriera la verdadera contabilidad del entramado empresarial "creado, controlado, gestionado y explotado por parte de la organización criminal, ya que en dicha contabilidad se verían reflejadas las verdaderas cantidades económicas que supondrían sus actividades comerciales y que declararían de forma ínfima a la Hacienda Pública española a fin de tributar el mínimo posible de impuestos; así, en caso de que dicha contabilidad fuera descubierta, se descubriría el inmenso volumen económico que vienen defraudando en nuestro país".

El propio Ping cifraba su volumen de negocio de sus sociedades en 135 millones, a los que habría que sumar las tiendas minoristas

Asimismo, es clave el hecho de que el principal imputado de este asunto haya dispuesto de una gran cantidad de dinero que ha situado fuera de España, al margen de los medios legales y sin que haya sido declarado a la Hacienda española. El propio Ping cifraba su volumen de negocio de sus sociedades en 135 millones, a los que habría que sumar las tiendas minoristas, llegando a una cantidad total de 180 millones, "no especificando si se trataría de dólares o euros" en sus conversaciones con otros miembros de la organización intervenidas por la Policía. 

En cuanto al manejo de dinero no declarado, es decir, "dinero negro", se referirían, de lo desprendido por esas conversaciones, a capital recibido en China bien procedente de alguna actividad ilícita, bien no declarado a fin de evitar el pago de los impuestos oportunos, o bien ambas circunstancias, siendo esta última posibilidad la más frecuente. "Para ello abrirían a dicho fin cuentas específicas en China a las que llegarían las cantidades transferidas de 'dinero negro'; suponiendo en todo caso un serio perjuicio para las arcas públicas especialmente en este caso españolas, dada la obtención ilícita del capital y su posterior evasión", recoge el escrito.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios