'EL PLENO DEL CAmbio' en la asamblea

El día de la 'revolución Cifuentes': tasas universitarias, comedores escolares....

La presidenta está llamada a liderar el cambio dentro del PP. Su Consejo de Gobierno aprobó el jueves suspender la adjudicación Ciudad de la Justicia, bajar tasas universitarias y abrir comedores infantiles

Foto: Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. (EFE)
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. (EFE)

Cristina Cifuentes está llamada a ser la nueva lideresa del PP y a convertirse en el ejemplo a seguir por el resto de nuevas figuras en la necesaria renovación del partido que lidera Mariano Rajoy. Precisamente el jefe del Ejecutivo aprovechará la Conferencia Política de este fin de semana para dar paso a los talentos de la formación y delegará en la presidenta de la Comunidad de Madrid el foro sobre 'La España reformista', en su enésimo gesto de confianza hacia Cifuentes.

Después de 'salvar los muebles' en unas de las plazas más importantes para Génova tras las elecciones autonómicas y municipales de mayo, la presidenta regional madrileña deberá capitanear 'el cambio' dentro del PP, que estrena nuevo logo apelando a la centralidad, ante el crecimiento de las fuerzas emergentes –Podemos y Ciudadanos–​ a pocos meses para las generales. Y las primeras medidas no se han hecho esperar.

En esta línea, la jornada de este jueves fue intensa e innovadora en la Asamblea. Después de un ajetreado Consejo de Gobierno, Cifuentes lanzó varias medidas que pretenden dar un golpe de efecto dentro y fuera del PP. Después de que fuera Manuela Carmena la que en más de una ocasión advirtiera su voluntad de paralizar la adjudicación de la Ciudad de la Justicia, al final ha sido la 'popular' quien se ha adelantado y, de momento, ha suspendido el procedimiento de adjudicación. Aunque su antecesor, Ignacio González, no llegó a hacer efectiva la adjudicación, fue él quien aprobó el plan para que siguiera adelante.

Cifuentes suprimirá el consejo consultivo de la Comunidad de Madrid

Y este no es el único ejemplo que enfrenta de una manera u otra a Cifuentes con sus antiguos compañeros y los 'viejos hábitos' de su partido. La iniciativa de la regidora de suprimir el Consejo Consultivo, para lo que ha pedido ayuda a Soraya Sáenz de Santamaría y a la Abogacía del Estado, que permite a los expresidentes madrileños disfrutar de un sueldo fijo al mes que alcanza los 8.000 euros brutos, ha despertado críticas entre figuras como Alberto Ruiz-Gallardón y Joaquín Leguina.

Además, el Consejo de Gobierno del 'jueves revolucionario' ha dado para mucho más. Cifuentes se ha desmarcado de la gestión llevada a cabo por González durante los últimos años con respecto a las universidades públicas madrileñas, anunciando una rebaja en las tasas de matriculación del 10% para el próximo curso. Una noticia sorprendente que responde a las demandas de la comunidad universitaria, rectores y especialmente estudiantes, que llevan tiempo denunciando la asfixia económica que supone estudiar una carrera. Cifuentes lo tiene claro: es fundamental dar paso a la agenda social para recuperar la confianza de las familias madrileñas y en esa línea trabajará su Ejecutivo.

A pesar de que la decisión retrasará el plazo de matrículas algunas semanas y supondrá un coste adicional a las arcas públicas al tener que compensar los menores ingresos por matrículas con una mayor financiación a los centros, la Comunidad ha decidido impulsar la iniciativa con el único fin de aliviar a padres y alumnos. La medida, que se encontraba recogida en el programa electoral, ha sido una de las primeras impulsadas por su Gobierno y choca frontalmente con la política desarrollada en los últimos tiempos por el que fuera delfín de Esperanza Aguirre, mandato que permitió un incremento del 65% de las tasas en sólo dos años. Cifuentes ha aprovechado para plantear la posibilidad de seguir bajando las tasas e impulsar el sistema de becas en cursos sucesivos.

En este empeño por reactivar la agenda social madrileña, la presidenta autonómica también ha confirmado que resolverá la apertura de los comedores escolares durante los meses de verano a principios de la semana que viene para garantizar una comida completa para los niños y permitir que desarrollen otras actividades en los centros. A pesar de que es una iniciativa propia de la Comunidad, coincide con la que llevará a cabo el Ayuntamiento de Carmena, que también anunció el jueves la distribución de 110.000 raciones de comidas para niños que sufren malnutrición en la capital durante la época estival.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios