cobró una indemnización de société générale

La declaración de la renta de Granados en 2014: se llevó 182.000€ el año de su detención

El exconsejero madrileño de Presidencia Francisco Granados, en prisión por el caso Púnica, ha informado a Hacienda de que el pasado ejercicio ingresó 182.000 euros y vendió dos propiedades

Foto: Francisco Granados sale custodiado de su domicilio en un vehículo en octubre de 2014. (Foto: EFE)
Francisco Granados sale custodiado de su domicilio en un vehículo en octubre de 2014. (Foto: EFE)

El político de mayor rango imputado en la operación Púnica, el exdirigente del Partido Popular Francisco Granados, ha informado a la Agencia Tributaria de que durante el pasado ejercicio ingresó 182.045 euros, de los que 140.379,98 euros proceden de rendimientos del trabajo y otros 41,666,65 euros de supuestas labores de asesoramiento jurídico, según consta en su declaración de la renta del año 2014, a la que ha tenido acceso El Confidencial. 

El trámite ha tenido un resultado desfavorable para el político madrileño, que tendrá que abonar 12.520 euros para ponerse al corriente con Hacienda, una auténtica anomalía en su trayectoria como contribuyente. Hasta el pasado ejercicio, Granados siempre había conseguido que la declaración de la renta le saliera a devolver. Este año, en cambio, ha tenido que solicitar a la Agencia Tributaria el fraccionamiento del pago para poder saldar la deuda.

Su declaración ya ha sido incorporada al sumario sobre la trama corrupta que instruye en secreto desde el pasado mes de octubre el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional. Según ha podido averiguar El Confidencial, Granados formalizó su declaración el pasado 25 de junio tras contratar los servicios de una asesoría laboral y fiscal de la localidad madrileña de San Martín de la Vega. El exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid no pisa la calle desde que fue detenido el 27 de octubre de 2014 por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que lideran la investigación del caso Púnica. En estos momentos, cumple prisión provisional en la cárcel de Estremera. El instructor del caso, el juez Eloy Velasco, le imputa los delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, cohecho, malversación, prevaricación y fraude.

Nóminas de Senado y Asamblea Regional

A pesar de su detención, Granados cerró 2014 con unos ingresos muy superiores a la media nacional. Parte de los 140.379,98 euros que ha declarado por rendimientos del trabajo procederían de salarios abonados por el Senado y la Asamblea Regional madrileña. El exdirigente del PP ocupó escaños en ambas cámaras hasta el 20 de febrero del pasado ejercicio. Ese día se vio obligado a renunciar a las dos actas tras descubrirse que había tenido una cuenta en Suiza en la que llegó a esconder 1,5 millones de euros.

Con todo, esas nóminas del Senado y la Asamblea Regional correspondientes a los dos primeros meses del pasado ejercicio sólo representarían una pequeña parte de los ingresos declarados por el exsecretario general del PP de Madrid. Según ha podido confirmar este diario, el resto procedería de una indemnización desconocida hasta ahora que habría cobrado del banco francés Société Générale.

Despedido por su detención

Tras su doble dimisión en febrero, Granados solicitó reintegrarse en la entidad parisina para la que había trabajado durante 19 años. La abandonó a mediados de los 90 cuando dio el salto a la política y pidió volver a ella cuando se quedó sin ningún sueldo público. Société Générale no tuvo más remedio que aceptar su reincorporación el 1 de septiembre, aunque lo situó fuera de su estructura ofreciéndole un puesto de asesor externo. Pero el banco extinguió su contrato a los dos meses, cuando la Guardia Civil le detuvo. Según fuentes de la entidad consultadas por El Confidencial, en esos dos meses retribuyó a Granados con un total de 10.000 euros. El resto del dinero que aparece ahora en el capítulo de rendimientos del trabajo de su declaración de la renta de 2014 se correspondería con la indemnización que el exdirigente del PP recibió, tras la resolución del contrato, por las casi dos décadas que había trabajado anteriormente para el banco.

Su socio David Marjaliza ha decidido colaborar con la Justicia y revelar a los investigadores el modo en que operaba la red corrupta de la que formaba parte

A parte de ese dinero, Granados manifiesta unos ingresos adicionales de 41,666,65 euros que, según el documento incorporado al sumario, serían el resultado de asesoramientos financieros, jurídicos e inmobiliarios. Los clientes que pagaron esas cantidades no han trascendido, ni tampoco los servicios concretos que el político del PP pudo realizar para ellos.

Operaciones inmobiliarias

Granados también ha declarado que tiene como vivienda habitual un chalé de 350 metros cuadrados situado en el número 2 de la calle Venezuela de la localidad de Valdemoro, cuya propiedad comparte al 50% con su mujer. También posee junto a ella otra vivienda de 127 metros cuadrados situada en la calle San Vicente de Paul de Valdemoro, así como dos plazas de garaje y un trastero.

Granados ha declarado que tiene como vivienda habitual un chalé de 350 metros en Valdemoro, cuya propiedad comparte al 50% con su mujer

Su patrimonio al comienzo de 2014 era aún más abultado pero, según ha declarado a la Agencia Tributaria, hace exactamente un año se desprendió de una vivienda y dos plazas de aparcamiento situadas en una calle de Valdemoro que, paradójicamente, está dedicada a la Guardia Civil. Por esos traspasos obtuvo unas plusvalías que supuestamente sumaron en torno a 25.000 euros.

El exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid no marcó la casilla de la Iglesia Católica ni la de fines sociales, pero tendrá que contribuir al erario público con el pago a Hacienda de 12.520 euros. Por primera vez en mucho tiempo, a Granados no le ha salido a devolver la declaración de la renta.

Su antiguo socio está tirando de la manta

Con todo, no es el mayor problema que afronta en estos momentos. Como adelantó El Confidencial este martes, su socio y amigo David Marjaliza, considerado por la Guardia Civil y el juez Velasco otro de los máximos responsables de la trama, ha decidido colaborar con la Justicia y revelar a los investigadores el modo en que operaba la red corrupta de la que formaba parte. Marjaliza lleva semanas facilitando datos a los funcionarios de la UCO que refuerzan la acusación contra Granados y que extienden las pesquisas a otros cargos públicos que habían conseguido quedarse al margen de las primeras dos fases de la operación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios