en el juzgado número 5 de la audiencia nacional

La Fiscalía avala una querella por espionaje industrial contra Entrecanales y Acciona

El Ministerio Público ha informado en dos ocasiones a favor de que se admita una querella presentada por un antiguo socio de Acciona contra la multinacional y su presidente, José Manuel Entrecanales

Foto: Foto de la inauguración de la primera planta de componentes eólicos en Brasil de Acciona Windpower. (EFE)
Foto de la inauguración de la primera planta de componentes eólicos en Brasil de Acciona Windpower. (EFE)

La Fiscalía ha informado a favor de que se admita a trámite una querella contra Acciona y el presidente de la compañía, José Manuel Entrecanales, por presuntos delitos de espionaje industrial castigados con hasta cinco años de cárcel. El Ministerio Público considera que existen indicios suficientes para que el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional investigue si la empresa cotizada y sus máximos responsables se apropiaron de tecnología de un antiguo socio que les habría permitido construir torres de hormigón para aerogeneradores de más de 120 metros de altura, con el ahorro en costes y el mayor rendimiento energético que ha supuesto para Acciona ese avance.

La reclamación fue presentada el pasado mes de septiembre por un antiguo colaborador de la división de renovables de la cotizada, el fabricante Inneo Torres. Los hechos se remontan a 2005, cuando esa sociedad e Inneo 21, controladas ambas por la misma familia, firmaron sendas opciones de compra con Acciona (ver cotización). La firma de Entrecanales, que en aquel momento sólo fabricaba aerogeneradores, quería quedarse con las mercantiles a las que estaba comprando las torres que necesitaba para poder montar sus molinos. Inneo 21 e Inneo Torres se repartían, además, la propiedad de una tecnología que permitía levantar torres más altas, más resistentes y capaces de soportar aerogeneradores de mayor tamaño (de 3MW en lugar de 2MW).

En 2006, Acciona abonó finalmente 15 millones de euros por el control de Inneo 21. Sin embargo, un año después renunció a la compra de Inneo Torres, una operación que se había tasado en 30 millones. La decisión no afectó a la alianza de Acciona Windpower e Inneo Torres, que siguieron trabajando de la mano en el montaje de parques eólicos. Pero los problemas comenzaron a surgir en 2008. Inneo Torres denunció que había descubierto que empleados de Acciona Windpower habían accedido a zonas restringidas de su fábrica en Brasil y habían realizado fotografías y grabaciones con el objetivo de captar información sensible y “copiar el producto para hacer las torres por sus propios medios”, recoge un documento al que ha tenido acceso El Confidencial.

José Manuel Entrecanales. (EFE)
José Manuel Entrecanales. (EFE)

Acuerdo plurianual

La multinacional española negó las acusaciones y Acciona Windpower e Inneo Torres siguieron colaborando. Incluso firmaron un acuerdo de suministro plurianual en 2009 por el que la división de renovables de la cotizada se comprometía a adquirir 200 torres de hormigón en los siguientes cuatro años. Pero ese acuerdo acabó convirtiéndose en el germen del conflicto que ha llevado a Inneo Torres a querellarse por espionaje industrial contra Entrecanales y otros dos directivos de Acciona.

El fabricante de torres denuncia que el gigante energético aprovechó un supuesto incumplimiento del acuerdo plurianual para conseguir que un juez de Brasil lo autorizara en agosto de 2013 a tomar el control de la fábrica que Inneo tenía en ese país. Según el querellante, esa decisión judicial fue utilizada por Acciona para apropiarse de una tecnología que de otro modo le habría costado 30 millones de euros. Lo cierto es que, a partir de ese episodio, la compañía que preside Entrecanales comenzó a ejecutar y comercializar sus propias torres de hormigón en una nueva planta brasileña, situada en el estado de Río Grande do Norte, calcando, según Inneo, los modelos que se elaboraban en la fábrica ocupada. El propio Entrecanales se desplazó el pasado mes de mayo a Brasil para respaldar esa nueva línea de negocio.

Hasta cinco años de prisión

Inneo Torres decidió denunciar los hechos ante la Audiencia Nacional, por tratarse de un conflicto protagonizado por dos empresas españolas en territorio extranjero. En concreto, acusa en la querella a Entrecanales y otros dos directivos, así como a dos antiguos empleados de su firma que fueron fichados por la multinacional española de un día para otro, de los delitos de espionaje industrial contenidos en los artículos 278, 279 y 280 del Código Penal, castigados con hasta cinco años de prisión. La querella también se dirige contra las mercantiles Acciona, Acciona Energía y Acciona Windpower.

Acciona ha pedido hasta dos veces el archivo de las actuaciones, pero la Fiscalía ha respondido en sendas ocasiones que debe admitirse a trámite la querella “dada la apariencia delictiva” de los hechos relatados y ha solicitado incluso que se acuerden las primeras diligencias, entre ellas que se tome declaración a los dos antiguos empleados de Inneo Torres que fueron fichados por Acciona tras la ocupación de la fábrica de Brasil.

Comisión rogatoria a Brasil

El magistrado que ocupaba hasta el pasado abril el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, se marchó a su nuevo destino en Móstoles sin pronunciarse sobre las peticiones de la partes. Antes de emitir un dictamen sobre la admisión a trámite de la querella, el magistrado acordó el pasado 30 de diciembre el envío de una comisión rogatoria a Brasil para confirmar que los hechos denunciados también eran constitutivos de delito en esa jurisdicción, una condición indispensable para poder declarar la competencia de la Audiencia Nacional. No obstante, Ruz matizó en la exposición de ese auto que de los hechos denunciados no se desprendía ninguna acusación directa contra Acciona, Acciona Energía, Entrecanales y el resto de altos directivos del gigante español.

Inneo Torres se adelantó hace dos meses a la contestación de Brasil incorporando a la causa un informe redactado por un profesor de Derecho Penal de la Universidad de Sao Paulo que concluye que el supuesto espionaje industrial que habría cometido a su juicio Acciona y sus filiales energéticas aparece recogido en el Código Penal de ese país. Con todo, aún no ha llegado a la Audiencia Nacional la comisión rogatoria solicitada por Ruz. Cuando lo haga, será su sustituto, el juez José de la Mata, quién decida el rumbo de este procedimiento penal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios