localiza 120 millones de dos empresarios implicados

La UCO rastrea si exdirectivos de Bancaja se llevaron dinero de cuentas en Suiza y Andorra

La Guardia Civil localiza depósitos opacos con el dinero de un pelotazo que dos empresarios dieron en México con la colaboración imprescindible de directivos de Bancaja y Banco de Valencia

Foto: Imagen de la antigua sede de Bancaja en la calle Pintor Sorolla de Valencia. (EFE)
Imagen de la antigua sede de Bancaja en la calle Pintor Sorolla de Valencia. (EFE)

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha conseguido desentrañar uno de los pelotazos inmobiliarios que más influyó en el colapso de Bankia en 2012. Los expertos en delitos económicos del Instituto Armado han localizado varias cuentas en Suiza y Andorra vinculadas a dos empresarios que recibieron un crédito de Bancaja de 450 millones de euros para desarrollar un proyecto inmobiliario en México. La operación provocó un quebranto a la caja de ahorros de 250 millones de euros que fue trasladado a Bankia cuando la entidad valenciana se integró en su estructura.

Los depósitos bancarios localizados suman un total de 130 millones de dólares (unos 120 millones de euros al cambio) y según fuentes cercanas a la investigación pertenecerían a los industriales Juan Vicente Ferri y José Baldó, ambos detenidos en la llamada Operación Coral, desarrollada este lunes por la Guardia Civil bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.

Los fondos localizados serían el resultado de una operación urbanística promovida por los dos empresarios en la región de Los Cabos de México

Los fondos serían el resultado de una operación urbanística promovida por los dos empresarios en la región de Los Cabos del estado mexicano de Baja California, con la ayuda de al menos siete exdirigentes de Bancaja y Banco de Valencia que también han sido detenidos por su implicación en el caso y están acusados de estafa y malversación. Entre los directivos señalados se encuentran el expresidente Banco de Valencia y Bancaja y exvicepresidente de Bankia José Luis Olivas; el exconsejero delegado de Banco de Valencia Domingo Parra; y el expresidente de Banco de Valencia y exdirector general de Bancaja y Bankia Aurelio Izquierdo.

​Pelotazo en México con dinero de la caja

Las fuentes del caso aseguran que los empresarios imputados habrían comprado en diciembre de 2006 por 49 millones de euros unos terrenos que sólo seis semanas después fueron adquiridos por la sociedad Grand Coral, participada por los propios industriales y Bancaja, por casi el triple de su precio inicial, 125 millones. Las plusvalías de 76 millones de euros habrían ido a parar a las cuentas halladas en Suiza y Andorra.

La Guardia Civil investiga el origen del resto del dinero que ha aflorado en esos países y trata de aclarar también si esos depósitos conducen a cuentas de otros beneficiarios. Los agentes sospechan que los responsables de Bancaja y Banco de Valencia que dieron su visto bueno a los créditos pudieron lucrarse directamente con esa operación y están realizando nuevas averiguaciones para comprobar si sus nombres aparecen al final del complejo entramado societario que Ferri y Baldón usaron para la compraventa de los terrenos.

No es la primera vez que la Guardia Civil se topa con los empresarios Ferri y Baldó. La UCO ya localizó sus apellidos en la Operación Mar Nuestro de 2013

La UCO tiene motivos para sostener esa hipótesis. La investigación ha permitido concluir que los directivos de Bancaja detenidos concedieron créditos al proyecto que sumaron en total más de 500 millones de dólares (en torno a 450 millones de euros) sin tener en cuenta los más mínimos análisis de riesgo y saltándose el resto de controles internos. Además, en el curso de la investigación se ha podido determinar que esos préstamos sólo contaban con garantías reales por valor de 250 millones de dólares (unos 220 millones de euros) y que los implicados también falsificaron documentos para inflar el importe de los activos que debían respaldar la inversión, según han explicado fuentes próximas al procedimiento. La operación habría ocasionado un quebranto a Bankia –que presentó en 2013 la denuncia que dio inicio al caso– de 250 millones de euros. 

Dos empresarios vinculados a la CAM

No es la primera vez que la Guardia Civil se topa en una investigación con los empresarios Ferri y Baldó. La UCO ya localizó sus apellidos en la Operación Mar Nuestro, que en 2013 desmanteló una trama similar que implicó en ese caso a directivos de la también desaparecida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Entonces, los expertos en delitos financieros del Instituto Armado pudieron acreditar que los directivos de la CAM habían autorizado créditos irregulares por valor de 160 millones de euros a una compleja trama societaria controlada por esos mismos empresarios que a su vez reportaba suculentos beneficios a los banqueros que habían firmado los préstamos. Los agentes creen que los directivos de Bancaja y Banco de Valencia detenidos este lunes también tenían motivos ocultos para avalar los préstamos a Grand Coral. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios