los 'correos de blesa' mencionan los obsequios

Caja Madrid regaló TV y iPod a la Asamblea de la que Pedro Sánchez era miembro

Los correos del expresidente de la caja Miguel Blesa confirman que la entidad utilizó dinero de los depositantes para agasajar a los miembros del máximo órgano de control de la entidad

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, siempre ha negado que su presencia como consejero en la Asamblea General de Caja Madrid entre los años 2004 y 2009 le reportara beneficios de algún tipo, pero correos electrónicos del presidente de la entidad en aquella etapa, Miguel Blesa, ponen en duda la versión del dirigente socialista. Según consta en las comunicaciones personales del banquero, a las que ha tenido acceso El Confidencial a través de la plataforma de activistas Xnet, los miembros de la Asamblea a la que pertenecía Sánchez como representante del Ayuntamiento de Madrid fueron gratificados en 2008 por su mera asistencia con un televisor plano de 32”.

El regalo tuvo un coste unitario para la caja de ahorros de 359,10 euros, IVA incluido. La información aparece en un corre remitido en septiembre de 2008 a Miguel Blesa por el entonces secretario del Consejo de Administración de la entidad, Enrique de la Torre, en el que éste detalló los regalos que barajaban realizar en la Asamblea de noviembre de ese mismo año.

La propuesta incluía, además de la pantalla plana, un navegador GPS, un teléfono móvil de última generación, dos ordenadores portátiles, una consola PlayStation3 y un juego de bolígrafo y pluma. Finalmente, los directivos de Caja Madrid decidieron que los consejeros de la Asamblea recibirían como regalo el televisor, en concreto, el modelo KDL19L4000 de la marca Sony, con alta definición, conectores HDMI y entrada para ordenador, entre otras especificaciones.

 

Máximo órgano de control de Caja Madrid

No es el único regalo que habrían recibido los miembros de la Asamblea General durante la época en la que Sánchez perteneció a esa instancia de la caja de ahorros, el máximo órgano de control que tenían esas entidades financieras ya desaparecidas, encargados de nombrar a los responsables de las cajas y de refrendar las cuentas, las gestión y cualquier decisión de calado que afectara al futuro de la institución. La Asamblea de la ya desaparecida Caja Madrid estaba formada por 320 consejeros.

Protestas contra Blesa. (Reuters)
Protestas contra Blesa. (Reuters)

Según se desprende de las comunicaciones de Blesa a las que ha tenido acceso este diario, los miembros de la Asamblea General de la entidad recibieron como regalo en 2007 un reproductor de música iPod de la marca Apple que incorporaba radio y función despertador. El propio De la Torre comunicó a Blesa que ese iba a ser el obsequio de los asambleistas en un correo remitido en junio de 2007 en el que también aprovechó para anunciarle al entonces presidente de la caja que había decidido enviarle tres unidades del iPod para que no tuviera que esperar a la reunión del órgano de control para poder disfrutar del dispositivo. Blesa agradeció el gesto a De la Torre, aunque el coste de los regalos fue sufragado con fondos de la caja pública: “Muchas gracias, que generosidad la tuya”.

Fuentes del entorno de Sánchez han asegurado a este diario que el dirigente socialista no recibió ninguno de esos dos regalos. “Era consejero pero no asistió a todas las Asambleas”, matizan las fuentes consultadas. “Es cierto que recibió algún obsequio, pero eran cosas insignificantes, como láminas y un radio-despertador. Nunca recibió ningún regalo que costara más de 200 euros”.

Hipoteca en condiciones ventajosas

La polémica sobre la vinculación de Pedro Sánchez con Caja Madrid saltó durante las primarias que celebró el PSOE en julio del año pasado para elegir a su próximo secretario general y en las que el antiguo concejal del Ayuntamiento de Madrid acabó imponiéndose a Eduardo Madina, el otro favorito que optaba al cargo. Como reveló El Confidencial entonces, Sánchez se presentó a ese proceso de elección ocultando que había pertenecido a la Asamblea de la entidad durante la época que está siendo objeto de investigación en la Audiencia Nacional, tanto por la emisión de las polémicas preferentes como por la autorización de las célebres tarjetas black para gastos opacos.

Sánchez reaccionó asegurando que no tenía nada que ocultar y declaró que no había recibido “ni un sólo euro, ni un euro”, por su pertenencia a la Asamblea. “Yo tengo una hipoteca con las mismas condiciones de financiación de mercado, y aquellos medios que quieran conocer hasta el último punto de mi hipoteca, que me pregunten y doy toda la información, para que sepan que no tengo nada que ocultar. Soy un político transparente, con los bolsillos de cristal", defendió durante las primarias.

Sin embargo, sólo unos meses después, el pasado octubre, el secretario general del PSOE tuvo que hacer pública su declaración de bienes tras conocerse que en 2005 solicitó una hipoteca a Caja Madrid de 293.700 euros con unas condiciones ventajosas precisamente por su condición de miembro de la Asambla de la entidad. En concreto, Sánchez habría logrado un ahorro mensual de 60 euros en la cuota gracias a una bonificación del 30% en el tipo de interés del mercado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios