Iglesias y Garzón no liman diferencias sobre la unidad popular en su primer encuentro
  1. España
COMPARTEN EL DIAGNÓSTICO, PERO NO LA SOLUCIÓN

Iglesias y Garzón no liman diferencias sobre la unidad popular en su primer encuentro

Los líderes de IU y Podemos celebraron su primer encuentro formal para discutir sobre el modelo de unidad popular, pero más allá de compartir diagnósticos no han logrado acercar posturas

Foto: Encuentro entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, celebrado este miércoles en la sede de Podemos. (EFE)
Encuentro entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, celebrado este miércoles en la sede de Podemos. (EFE)

En la sede de Podemos y a petición de Alberto Garzón, recalcan desde la formación morada. El primer encuentro formal entre el candidato de IU y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para discutir la configuración de un frente de unidad popular de cara a las elecciones generales se ha prolongado durante más de una hora, pero no han logrado limar diferencias. Para el primero es una condición innegociable que la unidad popular se eche a espaldas de Podemos, tras sus siglas, mientras que para el segundo es prioritario buscar fórmulas intermedias, más inclusivas. Ambos han reconocido compartir el diagnóstico, pero no tanto la solución, el modo de articular la unidad popular reclamada por las bases,y se han emplazado a seguir dialogando.

La postura del candidato de IU guarda una fuerte sintonía con la defendida por partidos como Compromís, ICV y, sobre todo, las mareas gallegas. Precisamente, Valencia, Cataluña y Galicia son los únicos territorios en los que Podemos estaría dispuesto a hacer ciertas concesiones, siempre y cuando no se diluyese su marca. Su falta de músculo en estas comunidades autónomas obliga a la formación liderada por Pablo Iglesias a plantearse una mayor generosidad respecto a posibles pactos preelectorales, pero ni siquiera sus bases coinciden con las líneas rojas marcadas desde la dirección.

El caso gallego, donde las plataformas ciudadanas se han hecho con varias de las grandes alcaldías, es paradigmático al haber corrientes internas, con Podemos Cambiar Galicia a la cabeza, que apuestan por una marea gallega en donde se prime el protagonismo ciudadano y se sumen todas las fuerzas de izquierda. El BNG, que en los últimos comicios se presentó con marca propia, también ha dado pasos para sumarse a este frente popular.

Las reuniones mantenidas durante los últimos días entre Alberto Garzón y los alcaldes de Ferrol, Santiago de Compostela y A Coruña, además de representantes del resto de mareas, fueron calificadas por ambas partes de fructíferas, al coincidir que ningún partido debe liderar el proceso y que diluir las siglas en favor de un frente común no representa ningún problema. El candidato de IU ha adelantado por la izquierda a Podemos en Galicia.

Para Pablo Iglesias, Podemos e IU son dos proyectos con estrategias políticas demasiado diferentes, y no encuentra reparos en competir electoralmente con la organización de izquierdas, como ya ha ocurrido hasta ahora. Garzón ha agitado como principal argumento para articular un frente popular el éxito de las candidaturas municipalistas de unidad popular, pero este modelo no tiene encaje a nivel estatal para Iglesias.Tampoco lo contempla la hoja de ruta diseñada en el congreso constituyente de Vistalegre, bajo la que se escuda la ejecutiva del partido para defender su posición, a pesar de la demanda entre las bases y cargos electos paraabrir un debate interno.

Garzón sí, IU no

La oferta de Iglesias a Garzón es que se sume a las primarias de su partido para participar en Podemos. De hecho, la ejecutiva trabaja en una refomulación del reglamento que sirva para atraer a otros actores políticos y sociales que no están integrados en Podemos. "Me encantaría contar con gente como Alberto Garzón, pero no puedo decir lo mismo de IU", declaró a los medios el secretario general de Podemos tras la reunión.Extremo queya ha rechazadoel candidato de IU.

"Ambos pensamos que es necesario un cambio político en el país; quizás diferimos en el cómo: tenemos visiones diferentes de lo que significa la unidad popular y la estrategia electoral", ha señalado Iglesias, añadiendo que "en Podemos la puerta está abierta, como siempre, a la participación de todos los ciudadanos”.En este sentido, Pablo Iglesias ha señalado que constata "una diferencia entre lo que representa Alberto Garzón y lo que representan otros sectores de IU", y ha remarcado que, a su modo de ver, "es bueno que entre nosotros haya colaboración política aunque ello no se tenga necesariamente que traducir en colaboración electoral".

Por parte de Izquierda Unida, se entiende la unidad popular como una construcción “desde abajo y que trasciende las siglas”, según ha señalado Garzón. A su juicio, la unidad popular no se construye con pactos entre partidos, sino que los partidos deben ser una herramienta que ayude a la construcción de la unidad popular, en la que la ciudadanía ha de tener todo el protagonismo. "Nosotros hemos leído en el momento político actual que hay una demanda clara en la ciudadanía. Los partidos son herramientas, son medios y no fines en sí mismos. Queremos un proceso popular y ciudadano, que vaya tomando forma sobre dos ejes: el propio protagonismo de la ciudadanía y el proyecto de nuevo país", añadió el diputado y candidato de IU.

Las expectativas entre las bases y los simpatizantes de las candidaturas municipalistas, que ensayaron con gran éxito en ciudades como Madrid, Barcelona, A Coruña o Zaragoza este modelo de confluencia, quedaron lejos de verse satisfechas en este primer encuentro. Las pretensiones iniciales se limitaban, según Podemos, a "hablar de las perspectivas de ambas organizaciones de cara a las próximas elecciones generales". Un primer acercamiento que no aporta nada nuevo a la hoja de ruta de la unidad popular. El diálogo continuará, pero el tiempo seguirá jugandoen su contra.

Noticias de Podemos Unidad popular Alberto Garzón Izquierda Unida Pablo Iglesias Marea gallega Galicia BNG
El redactor recomienda