MALESTAR EN LA AGRUPACIÓN DE MADRID

Las otras primarias de C's: impide a un crítico presentarse revocando su afiliación

Uno de los miembros del 'sector crítico' que pide más democracia interna en el partido preparaba su candidatura para formar parte del equipo de Rivera. Anularon su afiliación vía e-mail sin motivación

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

Albert Rivera se presentará a las primarias que Ciudadanos ha convocado para el 4 de julio con el objetivo de llegar a la Moncloa. Fuentes internas del partido aseguran que será difícil que el líder 'naranja' tenga rivales porque “es casi un suicidio” intentar competir con él. A pesar de que el liderazgo rotundo del catalán es evidente, la realidad es también que los tiempos apremian. Sólo quedan dos semanas para la votación y el día 2 de julio se termina el plazo para presentar candidatos con sus respectivos avales. En el caso de los números 2,3,4 y 5 de su candidatura, la situación es similar. En las primeras semanas de julio los afiliados votarán y quedará confeccionada la lista para mediados de mes.

No hay apenas quinielas sobre los que serán los 'hombres fuertes' de Rivera sobre el papel. Ni siquiera internas porque miembros del partido insisten en que los 'candidatos oficialistas' sólo los conoce la cúpula de Barcelona. Rivera destacó en la presentación formal de su candidatura el talento de Inés Arrimadas, la candidata a presidir la Generalitat de Cataluña, a la que considera “una de las mujeres con más futuro político en España”. Pero no hubo ni rastro de nombres que podrían acompañarle a las generales previstas para noviembre.

En la ciudad de Madrid sí había un 'ciudadano' con la firme intención de concurrir a las primarias para formar parte del equipo que aspira a presidir el próximo Ejecutivo español. Sin embargo, se ha quedado a un paso de hacerlo. Fran Calderón, abogado y miembro de la agrupación municipal madrileña, preparaba su candidatura tras abandonar su actual puesto de trabajo en la constructora OHL “ para centrarse de lleno en el proyecto”, según cuentan fuentes de la estructura local.

Rivera, candidato a llevar a Ciudadanos a La Moncloa

 

La cúpula conocía la intención de Calderón, expresada con naturalidad dentro del partido a pesar de pertenecer al denominado 'sector crítico', que desde hace meses exige a Barcelona una mayor transparencia dentro de la formación 'naranja' y más democracia interna. Sin embargo, Calderón no llegó a formalizar su candidatura porque el día 15 de junio recibió un e-mail en el que Ciudadanos anunciaba que revocaba su afiliación sin aportar motivaciones específicas y amparándose únicamente en el artículo 2.5 de los estatutos sobre la baja de los afiliados. Quedaban sólo tres días para que el abogado cumpliera seis meses en el partido, plazo tras el cual habría pertenecido oficialmente al mismo sin posibilidad de ver anulada su afiliación. Calderón está estudiando emprender acciones legales contra la formación de Rivera.

Personas de confianza de Calderón reconocen a este diario “que es demasiada casualidad” y aseguran estar indignados con la decisión de la Ejecutiva. El abogado es una de las personas más populares dentro de la agrupación de Madrid, la más importante y numerosa de España, y contaba con gran apoyo dentro de sus filas. De hecho, miembros presentes en la última Asamblea celebrada hace semanas en la capital durante la que se comunicó el cambio organizativo de la estructura local, cuentan que Calderón intervino durante el turno de palabra para reprochar a los representantes de la cúpula la falta de democracia interna y algunos de los cauces usados por el partido en las candidaturas finales de las elecciones autonómicas y municipales. “Muchas personas se levantaron a aplaudir porque pensábamos como él”, afirma un miembro, “algo que causó inseguridad a la directiva de Ciudadanos”, insiste.

Contra el “personalismo” del líder

Gran parte de los afiliados ha denunciado en más de una ocasión lo que consideran el “excesivo personalismo” que rodea la figura del líder catalán, enfrascado en controlar estrictamente cada sector territorial del partido. El conocido como 'sector crítico' compuesto por los 'desencantados' con Rivera, han puesto de manifiesto su "decepción" con las prácticas del partido, acusándolo en ocasiones de tener de contar con “fuertes carencias en democracia interna", cuando es en teoría su pilar fundamental.

La sombra de Albert Rivera. (EFE)
La sombra de Albert Rivera. (EFE)

La 'última crisis' de los afiliados de la agrupación de Madrid se produjo cuando la Ejecutiva del partido aprobó un nuevo modelo de organización interna local, disolviendo la estructura actual para dividirla en 21 pequeñas agrupaciones. Una inesperada decisión que Fran Hervías, secretario de organización del partido, comunicó por correo electrónico y sobre la que los afiliados no tuvieron ni voz ni voto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios