"La Marrurra": el triste caso de la cantaora yanqui que puede cambiar la doctrina del TC
  1. España
los servicios sociales la sacaron de su casa

"La Marrurra": el triste caso de la cantaora yanqui que puede cambiar la doctrina del TC

El Constitucional se plantea cambiar su doctrina a raíz de las "nuevas realidades sociales" como la de Moreen Silver, una artista que se encuentra "presa" entre enfermos de Alzheimer

Moreen Silver (Florida, EEUU, 1942) ha puesto patas arriba el Constitucional. Esta mujer, de apariencia débil, es una reconocida artista en el mundo del flamencocuya forma de vida ha conllevado la apertura de una investigación por parte del alto tribunal, que se plantea incluso cambiar su doctrina con el fin de abrazar las "nuevas realidades sociales".

Sus amigos le llaman María, porque esla forma más sencilla de castellanizar sunombre. Tiene uncarácter sencillo y alegre, a pesar de sus 73 años. Agradece la compañía, porque es buena conversadora.Vivía sola en su casa del madrileño barrio de Chamberí desde que su marido regresó a América hace más de 20 años y hasta que, hace un año y medio, recibió una visita inesperada que cambió su vida.

El 14 de febrero del año pasado, el Samur Social se presentó en su piso. Los vecinos habían denunciado que acumulaba cosas y que podía resultar peligroso. Los funcionarios del Ayuntamiento encontraron a María sin arreglar, vieron algunos enchufes rotos y fotografíasy cajas por todos sitios hasta el punto de queimpedían el acceso a algunas zonas de la vivienda. Concluyeron en su informe que el domicilio presentaba condiciones de insalubridad y se llevaron a la mujer a una residencia especializada en el tratamiento de personas con Alzheimer, dondepermanece aún hoy.

No tiene Alzheimer

Sin embargo, María no tiene Alzheimer ni Diógenes -ningún médico lo ha acreditado-, sino únicamente Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), algo que además viene de lejos, puesto que ha convivido con ello desde que era pequeña. De hecho, es tratada con metilfenidato (Rubifén) por prescripción de médicos norteamericanos -porque ella nació en Estados Unidos-desde hace años, lo que le ha permitido controlar los síntomas.

Sin embargo, según denuncia su abogado, al ingresar en la residencia le quitaron el tratamiento y esto ha perjudicado a María. Además, un psiquiatra explicó en el juicio por la incapacidad de la mujer-que se celebró en abril en el Juzgado 95 de Madrid-que en la residencia le estaban dando antidepresivos y que esto estaba siendo nocivo para ella.

Despuésde esa vista, explican sus amigos, María parece haber abandonado los tranquilizantes mayores (antipsicóticos), que según el mismo facultativo que declaró en la mencionada vista están dirigidos a personas con enfermedades mentales y merman las facultades de las personas. “Creemos que han suprimido esta medicación”, entiende el doctor, que prefiere permanecer en el anonimato.

Sin embargo, Maríano está plenamente contenta. Considera que se encuentra “presa” en la residencia, como explica la propia afectada cuando recibe a El Confidencial en su casa. Sale tres días a la semana, aunque solo aquellos en los que sus amigos van a recogerla, ya que no cuenta con familia en España. Era hija única y no tuvo niños con su marido, el guitarrista de flamenco Chris Carnes (EEUU, 1942).

Moreen se enamoró del artista cuando ambos estudiaban en la Universidad de Las Américas (México) y éste le regaló su corazón, pero también la pasión que desde entonces guió la vida de María: el flamenco. Aprendieron de la mano de la compañía de Carmen Amaya y luego viajaron a España. Se instalaron en Morón de la Frontera (Sevila) en 1968. Luego actuaron en Alcalá de Guadaíra y por fin aterrizaron en Madrid.

En medio, Moreen cantó en Utrera, donde le pusieron el nombre artístico. Se disponía a interpretar unas seguidillas de Diego el Marrurro y los gitanos que organizaban el festival dijeron que había que llamarla de otro modo, que no vendía nada alguien que venía de EEUU. Fue entonces cuando la bautizaron como María la Marrurra, una artista que canta en español y en árabe, pero que ahora se encuentra encerrada en una residencia contra su voluntad.

Vídeo: Entrevista y actuación de 'La Marrurra' ante Jesús Quintero

Su abogado ha logrado que el Tribunal Constitucional admita a trámite su recurso y se plantee estudiar su caso. El alto tribunal entiende que el análisis de este asunto puede servir para “aclarar o cambiar su doctrina” a raíz de lo que entiende como “el surgimiento de nuevas realidades sociales”, en referencia a la desordenada vida que llevaba María antes de ingresar en la residencia.

La Sala Primera del Constitucional, compuesta por los magistrados Pérez de los Cobos, Roca Trías, Ollero Tassara, Martínez-Vares y Xiol Ríos, tomará declaración a los protagonistas de esta historia en los próximos días con el fin de averiguar si realmente es conveniente abordar los mencionados cambios.

Mientras tanto, María sigue en su residencia junto a enfermos de Alzheimer, pensando en emprender, a pesar de su edad, y en poner orden en su extenso y caótico archivo físico que aún decora los cajones y las estanterías de su casa.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Tribunal Constitucional Estados Unidos (EEUU) TDAH
El redactor recomienda