la segunda fase gira sobre sus negocios

El imputado en Púnica que lavó la imagen de González y Figar asegura estar en la ruina

Alejandro de Pedro, considerado por el juez Eloy Velasco uno de los presuntos cabecillas del caso Púnica, denuncia que la Audiencia Nacional ha bloqueado incluso la cuenta de su hija de 11 años

Foto: Salida de la Audiencia Nacional de Alejandro de Pedro. (EFE)
Salida de la Audiencia Nacional de Alejandro de Pedro. (EFE)

La segunda fase de las diligencias del caso Púnica ha girado en torno a los contratos de imagen y reputación online que una docena de ayuntamientos de toda España habrían firmado con dos de las empresas implicadas en la trama, Eico Online Reputation Management y Madiva Editorial y Publicidad, ambas controladas por Alejandro de Pedro Llorca, uno de los presuntos cabecillas de la red según el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Pero De Pedro ha salido al paso de las acusaciones asegurando que sus negocios eran absolutamente legales y disfrutaban del reconocimiento de las compañías más punteras del sector.

De Pedro había sido citado este jueves para que prestara de nuevo declaración en la Audiencia Nacional pero rechazó contestar a las preguntas de las partes alegando que no se encontraba en las condiciones idóneas para afrontar esa situación. “Mi estado psicológico y anímico me ha impedido contar mi verdad”, asegura en un comunicado al que ha tenido acceso este diario. “Un cuadro de ansiedad, certificado por médicos especialistas, me inhabilita para realizar una declaración judicial con toda la serenidad y el rigor necesarios”. No obstante, adelanta que su intención es responder todas las cuestiones que están sobre la mesa después de ocho meses de instrucción “cuando esta situación se normalice”.

Se enfrenta a seis delitos

Formalmente, se le acusa de los delitos de integración en organización criminal, tráfico de influencias, malversación, cohecho, falsedad y fraude fiscal. Velasco lo envío a prisión provisional el pasado mes de octubre pero pudo salir en libertad dos meses después tras abonar una fianza de 50.000 euros. “Fui detenido y encarcelado. Los 56 días que estuve en prisión los pasé en la Unidad de Prevención del Suicidio de Estremera”, cuenta ahora De Pedro. “A mí salida, viví tres meses en casa de mis suegros y ahora por fin vuelvo a estar con mi familia en una casa de alquiler. Mi único patrimonio son dos pisos de 35 y 40 metros cuadrados que compré con mis hermanos hace 10 años”, denuncia.

De Pedro lamenta que también tenga todas sus cuentas bloqueadas. En concreto, “tres cuentas personales con 2.000 euros en Sabadell, 8.000 euros en Bankia y un fondo de inversión de 15.000 euros en el BBK”. El presunto cabecilla de Púnica critica que incluso se mantenga paralizada una cuenta con 2.000 euros de su “hija de 11 años”. “Ese es todo mi dinero y patrimonio, aquí y en el resto del mundo”.

 

La conexión que acorrala a González 

Pero el propietario de Eico y Madiva también ha roto su silencio para proclamar la rectitud de sus negocios. Los investigadores de la UCO sostienen que ambas firmas fueron contratadas de forma irregular por responsables políticos para costear con fondos públicos campañas de imagen y reputación online que tenían a esos dirigentes como verdaderos y únicos beneficiarios. Los exconsejeros madrileños Salvador Victoria y Lucía Figar han sido imputados por esos hechos, y la misma acusación también se cierne sobre el aún presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ignacio González

De Pedro rechaza esa acusación y asegura que sólo el 17,15% de los ingresos de sus sociedades procedía de instituciones públicas. “Mis dos empresas eran rentables y estos beneficios siempre se han reinvertido en I+D de las compañías”, afirma. “Teníamos una red de diarios vivos, elaborados por periodistas locales y con más de 4 millones de usuarios en redes sociales, todos reales, no comprados. Por eso teníamos el tráfico y el engagement que hacía que nuestros clientes literalmente alucinaran”.

Ignacio González. (EFE)
Ignacio González. (EFE)

 

Intermediarios políticos

Esos méritos habrían sido los únicos responsables, según De Pedro, de que su cartera de clientes incluyera “importantes firmas del Ibex, administraciones públicas, desde su estructura local hasta las más altas instancias del Estado, personajes del corazón y periodistas tanto en España como en muchos países extranjeros”. La UCO y Velasco mantienen sin embargo que gran parte de esos clientes, incluidos los institucionales, llegaron a Eico y Madiva de la mano de dirigentes políticos a cambio de contraprestaciones. Entre esos intermediarios cualificados se encontraría otro de los líderes de Púnica, el exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, en prisión provisional desde octubre.

“Quizá he cometido errores, exagerado en mis conversaciones y en algún caso seguro me he equivocado de esos supuestos amigos que por lo visto me han utilizado para sus intereses, pero la realidad no es otra que la que cuento. Así soy yo, el informático que conocía a todo el mundo”, termina De Pedro. “Especialista en generar negocio en internet y marca personal que ahora va a empezar a trabajar para reconstruir la suya”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios