operación púnica

El líder de la Púnica se niega a declarar por no estar en condiciones psicológicas

El empresario presenta certificados médicos para demostrar que se encuentra impedido para prestar testimonio en una causa que sigue bajo secreto de sumario

Foto: El empresario Alejandro de Pedro a su salida de la Audiencia Nacional. (EFE)
El empresario Alejandro de Pedro a su salida de la Audiencia Nacional. (EFE)

El empresario imputado en el caso Púnica Alejandro de Pedro se ha negado a declarar esta tarde ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que le había citado para comparecer esta mañana pero que finalmente le ha tomado testimonio a las 15.30 horas. El abogado de De Pedro ha presentado ante el magistrado varios informes médicos que argumentan, según fuentes jurídicas, que el empresario no se encontraba en condiciones psicológicas de declarar en la causa, que se encuentra bajo secreto de sumario.

Según los certificados, De Pedro estaría impedido anímicamente para prestar testimonio, extremo que podría hacer en el caso de que mejorase su situación. El empresario -imputado por integración en organización criminal, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, cohecho, falsedad documental, fraude fiscal y utilización de información privilegiada- no puede abandonar el país y tiene retirado el pasaporte. 

Por su parte, el exdiputado de la Asamblea de Madrid y todavía alcalde de Sevilla La Nueva Mario Utrilla (PP) sí ha optado por declarar ante el juez Velasco, quien le ha interrogado sobre el contrato entre su consistorio y el Ayuntamiento de Móstoles, donde su hermano Alejandro es concejal. El magistrado también ha dejado en libertad a Utrilla y, como a De Pedro, le ha ordenado comparecer mensualmente ante el juzgado.

Antes de De Pedro, han prestado declaración en calidad de imputados durante más de dos horas el alcalde de Moraleja de Enmedio, Carlos Estrada (PP), y su pareja, la ingeniero municipal Teresa Martín, ambos detenidos ayer también en el marco de la trama Púnica. Según fuentes jurídicas, el juez le imputa al primero los delitos de prevaricación, fraude, malversación, tráfico de influencias y cohecho. A la segunda, por su parte, la acusa de prevaricación, fraude y malversación en relación con la contratación por parte del Ayuntamiento con la empresa Cofely.

El juez ha dejado a ambos en libertad sin fianza con la obligación de comparecer en el juzgado una vez a mes. El fiscal había solicitado para ellos una fianza de 50.000 euros, pero el magistrado ha valorado positivamente que los imputados han acudido a declarar voluntariamente y ha decidido no imponerles fianza. Los dos estaban de viaje en el extranjero cuando se enteraron de su imputación y decidieron coger el primer avión de vuelta a Madrid para comparecer ante el magistrado.

Estrada y su pareja fueron detenidos ayer en el marco de la operación que ha puesto en marcha la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil dentro de la segunda fase de la operación Púnica. La actuación policial, dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, ha provocado en total 12 nuevos imputados. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios