Los 'banqueros' de NCG, al banquillo: la Fiscalía pide que devuelvan 19 millones
  1. España
juicio a seis directivos de nova caixa galicia

Los 'banqueros' de NCG, al banquillo: la Fiscalía pide que devuelvan 19 millones

“Con pleno conocimiento”, explica la Fiscalía, los directivos “acordaron introducir diversas mejoras económicas en sus contratos (…) movidos por la clara intención de obtener un importante beneficio”

Foto: Luis Pego y Julio Fernández Gayoso. (EFE)
Luis Pego y Julio Fernández Gayoso. (EFE)

El lunes comienza el juicio contra directivos de NovaCaixaGalicia que supuestamente utilizaron sus puestos para lucrarse. Según la Fiscalía, cuatro altos cargos de la entidad engañaron al Consejo de Administración durante el proceso que acabó en la fusión de las dos cajas y se embolsaron casi 19 millones de euros. “Con pleno conocimiento”, explica la Fiscalía, los altos directivos “acordaron introducir diversas mejoras económicas en sus contratos (…) movidos por la clara intención de obtener un importante beneficio patrimonial” con el fin de “garantizar una cuantiosa liquidación y rentas vitalicias futuras en el caso de producirse su previsible salida de la entidad”.

El Ministerio Público solicita tres años de prisión para cada uno de ellos y la devolución “íntegra de las cantidades ilícitamente percibidas”, además de otros tres años para el presidente de Caixa Nova –luego copresidente de la sociedad fusionada–, Julio Fernández Gayoso, y el asesor Ricardo Pradas –que redactó las cláusulas– por “esconder deliberadamente” al Consejo de Administración la letra pequeña de los “lucrativos” contratos que preveían una millonaria indemnización para los altos cargos en el momento en el que salieran de la entidad.

Cooperadores necesarios

Tanto Pradas como Fernández Gayoso son considerados por la Fiscalía como cooperadores necesarios y su actuación sirvió para que los contratos pasaran el filtro de la Comisión de Retribuciones y del Consejo de Administración de la caja. En concreto, Pradas informó a ambos organismos de forma “abstracta”, sin identificar a los directivos que se beneficiaban ni cuantificar el montante de las indemnizaciones ni “especificar la cuantía que podría representar para la entidad”. El asesor “ocultó manifiestamente la verdad” incluso cuando fue preguntado durante las mencionadas reuniones.

La operación no fue “debidamente conocida” ni por el Consejo de Administración ni tampoco por el Banco de España (BdE), según explica la propia Fiscalía

Los cuatro directivos –el director general de Caixa Nova, José Luis Pego; el director adjunto de la División de Asuntos Institucionales de Caixa Nova, Óscar Rodríguez Estrada; el director adjunto de la División Comercial de Caixa Nova, Gregorio Gorriarán; y el director general de Caixa Galicia, Francisco García de Paredes– ejercieron la facultad de abandonar la entidad que les permitían sus dudosos contratos en septiembre de 2011.

En concreto, los tres primeros lo hicieron entre el 9 y el 13 de septiembre, un día antes de la transformación de NovaCaixaGalicia en banco y 18 días antes de que el FROB concediera el segundo apoyo financiero a la sociedad por importe de 2.465 millones de euros. Según la Fiscalía, Fernández Gayoso evitó al Consejo de Administración y, “anteponiendo los intereses particulares de los directivos a los de la entidad”, liquidó los importes acordados: 7,7 millones para Pego, 0,7 para Rodríguez Estrada y 4,8 para Gorriarán.

La salida de García de Paredes se produjo después de la creación Nova Caixa Galicia Banco. En concreto, el 19 de septiembre de 2011. En este caso, fue firmada por el nuevo presidente de la entidad, José María Castellanos, quien según el Ministerio Público “liquidó” la indemnización (5,7 millones de euros) creyendo que se ajustaba a la legalidad.

Infringieron las limitaciones asumidas

La operación no fue “debidamente conocida” ni por el Consejo de Administración ni por el Banco de España, explica la Fiscalía. Además, “las liquidaciones infringieron deliberadamente las limitaciones asumidas” ante el FROB por la caja de ahorros, que se comprometió a “ajustar las políticas de retribución de sus altos directivos a los criterios” de la Comisión Europea, que recomienda que los pagos “no recompensen los fallos” y que éstos no superen “dos años del componente fijo de remuneración”. Los abonos también “infringieron” el Real Decreto 771/2011, que obliga a las entidades crediticias a “comunicar al Banco de España los importes” que van a recibir los directivos.

Caixa Nova y Caixa Galicia acordaron fusionarse el 11 de mayo de 2010 y solicitaron al FROB un mes después un primer apoyo financiero valorado en 1.162 millones de euros con el fin de garantizar la viabilidad financiera de la sociedad resultantes. El 29 de junio el Banco de España aprobó el plan de integración y Nova Caixa Galicia comenzó a operar el 1 de diciembre de 2010. En septiembre de 2011 el FROB concedió una nueva ayuda de 2.465 millones a la nueva entidad.

Noticias de Abanca Crisis
El redactor recomienda