FIJA UN FRAUDE DE 2,4 Y UN ALZAMIENTO DE 2,6 MILLONES

Caso Rato: Anticorrupción se desmarca por ser delitos de blanqueo bastante inconcretos

Según ha podido saber 'El Confidencial', el alzamiento de bienes del que se acusa a Rato tiene que ver con las donaciones que el expresidente de Bankia realizó a sus tres hijos por valor de 2,6 millones

Foto: Rodrigo Rato el día de su detención. (Reuters)
Rodrigo Rato el día de su detención. (Reuters)

La investigación del 'caso Rato' está siendo reconducida por la Fiscalía Anticorrupción, al entender que algunos aspectos de la denuncia inicial presentada por la Fiscalía de Madrid no tienen, a día de hoy, suficiente base, según se puede desprender de los diversos escritos presentados por el Ministerio Público al juez encargado del caso, y que constan en la causa. La denuncia inicial que justificó la entrada y registro del domicilio y despachos del exvicepresidente del Gobierno, así como su detención por unas horas, le acusa de un alzamiento de bienes de 2,6 millones de euros y la comisión de varios delitos fiscales que sumarían una cuota defraudada de 2,4 millones de euros, así como de la posible existencia de un delito de blanqueo de capitales.

Según ha podido saber El Confidencial, el alzamiento de bienes del que se acusa a Rodrigo Rato se trata de las donaciones que el expresidente de Bankia realizó a sus tres hijos en 2013 por valor de 2,6 millones de euros y que, según los investigadores, en realidad era una operación para ocultar su patrimonio y evitar así hacer frente en el futuro a posibles responsabilidades pecuniarias derivadas de las causas por las que se encuentra imputado, es decir por el 'caso Bankia' y la pieza separada de las 'tarjetas black'. Por tanto, la Fiscalía se centra principalmente en los delitos fiscales.

El fiscal que se encargó inicialmente de la causa, antes de que Anticorrupción tomara el control, sostenía que la donación a los hijos era una maniobra de ocultación para en realidad recuperar posteriormente ese capital a través de una sociedad ubicada en Gibraltar, considerado paraíso fiscal.

El fiscal que se encargó inicialmente de la causa sostenía que la donación a los hijos era una maniobra de ocultación para recuperar después ese capital

La denuncia que presentó la Fiscalía de Madrid habla de ingresos injustificados. Por ejemplo, en los ejercicios 2012 y 2013 sostiene que Rato tiene ingresos no declarados por valor de 1,5 millones de euros y 1.250.000 euros, respectivamente. Por ahora, Anticorrupción se está centrando principalmente en los delitos fiscales. En un escrito presentado al juez Alfonso Serrano-Arnal, de fecha 7 de mayo, la fiscal solicitaba que fuera la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil la que se encargara de seguir el posible rastro del blanqueo de capitales basándose en que “en efecto, la denuncia que da inicio a este procedimiento incide que se expone delitos fiscales pero sin embargo es bastante más inconcreta sobre hechos que sugieran un delito de blanqueo de capitales”.

Dudas respecto del alzamiento de bienes

La línea de Anticorrupción, avalada por el instructor, es que de este delito, a priori menos claro, se encargue el Instituto Armado mientras que Aduanas (dependiente de la Agencia Tributaria) siga con el resto de la investigación. También hay algunas dudas respecto del delito de alzamiento de bienes. En la denuncia inicial se recogía la posible existencia de este tipo de delito para no hacer frente a las fianzas en el 'caso Bankia', que le juez había estimado inicialmente en 800 millones de euros –posteriormente reducida a 34 millones por la Audiencia Nacional– a pagar solidariamente entre varios exdirectivos y la propia entidad.

Sin embargo, Anticorrupción ya señaló en su momento que no podía hablarse de alzamiento porque las fianzas fijadas a Rato tanto en la causa principal del 'caso Bankia' como los tres millones de euros impuestos en la pieza de las tarjetas 'black' ya habían sido aseguradas por el momento. Es más, la Audiencia Provincial de Madrid avaló esta teoría al considerar que esta nueva investigación a Rato no debía acumularse a la causa seguida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, por la fusión y salida a Bolsa de Bankia, porque el argumento del alzamiento de bienes para evitar el pago de la fianza “no se sostiene” una vez que esas fianzas habían sido ya satisfechas, en uno de los casos por el propio banco y en el otro por Rato a través de un aval bancario.

Manuel Moix, Fiscal General de Madrid. (EFE)
Manuel Moix, Fiscal General de Madrid. (EFE)

Otro de los escritos de la Fiscalía que constan en la causa, de la que se acaba de levantar el secreto de sumario, es el de fecha 21 de mayo, en el que responde a la petición de Rato de desbloquear sus cuentas, acordada por el juez de guardia que lo ordenó junto a las entradas y registros, por petición de la Fiscalía de Madrid, dirigida por Manuel Moix. La fiscal informa a favor del desbloqueo, pero considera “ajustado a derecho” que se fije una fianza de 18 millones de euros. En su escrito no cifra una cantidad inicial que Rato habría defraudado y por la que se hace la suma de esa fianza, sino que sostiene que esa cantidad es oportuna para hacer frente a posibles indemnizaciones y multas, teniendo en cuenta que “nos hallamos en una fase inicial y dependiente de los datos que constan hasta el momento”.

Los próximos pasos

Una vez que se ha levantado el secreto de sumario y se han puesto las cartas encima de la mesa, las partes darán nuevos pasos. Fuentes jurídicas señalan que inicialmente la Fiscalía esperará a que la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria entregue su informe tras el análisis de la documentación incautada tanto en el domicilio como en el despacho del exvicepresidente económico con el Gobierno de José María Aznar para citarle a declarar en calidad de imputado.

Por su parte, fuentes próximas a la defensa señalan que en base a los datos incorporados en la causa, es decir, tanto la denuncia inicial de la Fiscalía como el informe de la Agencia Tributaria, se están planteando recurrir las medidas cautelares acordadas por el juez de guardia, como su detención, entradas y registros y bloqueos de sus cuentas, al considerarlas desproporcionadas. El objeto de esta actuación sería buscar la nulidad de las actuaciones y, por tanto, conseguir el archivo de la causa.

Por otro lado, hasta ahora la defensa había esperado a recurrir el auto de Serrano-Arnal, por el que fijaba la fianza de 18 millones de euros como condición para desbloquear las cuentas y depósitos de Rato, al no tener los datos necesarios para saber en relación con qué se fijaba esa cantidad. Con el levantamiento del secreto, ya están en condiciones de recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid y que esta fije si la cantidad establecida es proporcional a los hechos por los que se le investigan.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios