ocultó que sus invitados volaron en business

Moratinos usó unas jornadas pagadas con fondos públicos para mimar a sus socios

El exministro empleó un seminario sobre la Primavera Árabe pagado por Casa Mediterráneo para que sus contactos comerciales disfrutaran de una estancia en Madrid acompañados de sus mujeres

Foto: El exministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. (Reuters)
El exministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. (Reuters)

La denuncia que tiene en su poder el Ministerio de Asuntos Exteriores sobre las presuntas irregularidades cometidas en la gestión del consorcio público Casa Mediterráneo durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha permitido descubrir cómo fue utilizada la institución para forjar suculentos negocios privados. De los documentos incorporados a la denuncia se desprende que el exministro Miguel Ángel Moratinos maniobró un año después de abandonar toda responsabilidad pública para conseguir que el Estado financiara a través de Casa Mediterráneo unas jornadas a las que él mismo invitó a contactos que luego debían ayudarle a cerrar operaciones comerciales.

Las jornadas se celebraron en Madrid los días 11 y 12 de enero de 2012, casi dos meses después de que el Partido Socialista fuera derrotado en las urnas. El objetivo del seminario era supuestamente abordar los efectos que la primavera árabe había tenido en las relaciones internacionales del Magreb y Oriente Próximo. Casa Mediterráneo asumió los gastos de organización del evento, así como los costes de desplazamiento, alojamiento y manutención de los invitados.

Seminario organizado por la Casa del Mediterráneo. (Foto: Casa del Mediterráneo)
Seminario organizado por la Casa del Mediterráneo. (Foto: Casa del Mediterráneo)

Lo que se desconocía hasta ahora es que la lista de ponentes de las jornadas fue elaborada por el propio Moratinos, a pesar de que en aquel momento ya no tenía ningún tipo de vinculación oficial con Exteriores ni tampoco con Casa Mediterráneo. En la denuncia que tiene sobre su mesa José Manuel García-Margallo y a la que ha tenido acceso El Confidencial figuran correos cruzados entre la entonces directora general del consorcio, Yolanda Parrado; el asistente personal de Moratinos, Juan Díaz Muñoz; y la secretaria del exministro, Ainhoa Camacho, que demuestran que esas jornadas financiadas con fondos públicos fueron dirigidas en la sombra por el alto cargo socialista para favorecer sus propios intereses.

Invitado el exgobernador del Banco de Argelia

El 24 de noviembre de 2011, Camacho envió un correo a Parrado indicándole que debían efectuar nueva invitación al evento. La asistenta de Moratinos remitió el correo desde su cuenta oficial del Grupo Parlamentario Socialista, donde trabajaba en aquellos momentos. En concreto, el exministro quería que viajara a Madrid el profesor Abdel Monem Said Aly y que Casa Mediterráneo también asumiera el coste del desplazamiento de su esposa. Asimismo, el 28 de diciembre de 2011, Moratinos ordenó a Casa Mediterráneo a través de una tercera persona que también fuera invitado Abderraman Hadj Nacer, exgobernador del Banco Central de Argelia.

El 3 de enero, la directora general de Casa Mediterráneo remitió un correo a Moratinos y a dos de sus asistentes para pedirles que dieran su visto bueno a la lista de invitados. Parrado se dirigió al exministro llamándolo Curro. “Adjunto el listado actualizado [de los invitados] a día de hoy. Por favor, indicar si aún falta algún contacto interesante. Os parece que nos llamemos esta tarde para ir cerrando las mesas?”, preguntó la directora general del organismo que iba a asumir todos los gastos del seminario.

Una invitación cursada por Moratinos

Moratinos estuvo tan encima de la selección de los ponentes que exigió que todos ellos recibieran una invitación firmada por él mismo con el membrete de Casa Mediterráneo. Quería que supieran que había sido quién había decidido incluirlos en las jornadas. “A la espera de saludarte en Madrid e insistiéndote para que te animes a participar en este seminario de Casa Mediterráneo, recibe un cordial y afectuoso saludo, Miguel Ángel Moratinos”, concluía la misiva que efectivamente remitió la entidad a los invitados.

Parrado terminó el correo recordándole a Moratinos que aún tenía que aprobar el orden de intervención de los ponentes. “Os deseo de corazón todo lo mejor para el 2012, que se un año con mucha ilusión, compromiso, más PSOE de valores”, finalizó la directora general de Casa Mediterráneo.

La organización de ese evento financiado con fondos públicos también tiene otras zonas de sombra. La propia directora general del organismo reconoció una grave irregularidad en un correo posterior que también forma parte de la denuncia. Moratinos quería que sus invitados volaran a España en clase business, pero a finales de 2011, en pleno período de recortes, la Intervención General del Estado habría puesto reparos a ese gasto injustificado. El 31 de diciembre, Parrado comunicó al exministro que había encontrado un modo de burlar al auditor. “Entendemos y aceptamos, como no, pagar los business así como los acompañantes, lo que tenemos es un problema puramente de auditoría que no nos lo aprueba. De hecho, en la auditoría del año pasado queda constatado como reparo un billete de preferente […] Después de buscar soluciones por todas partes, he conseguido la más simple”, expuso orgullosa la directora general de Casa Mediterráneo. “Me he camelado al director de la agencia de viajes para que me haga una factura sin detallar la naturaleza de cada billete emitido. Por lo que tenemos el problema resuelto”.

Contactos para hacer negocios

En correos privados posteriores, los implicados confesaron por qué tenían tanto interés en seleccionar a los invitados del seminario. No sólo reconocieron que buscaban personalidades a las que luego pudieran recurrir para hacer negocios, sino que hablaron directamente de la implicación de alguno de los ponentes en operaciones comerciales coordinadas por Moratinos y su entorno.

En este sentido, Juan Díaz, mano derecha del exministro, delató los verdaderos intereses del grupo en una comunicación remitida el 10 de febrero de 2012 a Parrado en la que pidió a ésta que realizara una gestión para contactar con una de las personalidades que, curiosamente, habían asistido sólo un mes antes al seminario de Casa Mediterráneo. Se trataba de Abderraman Hadj Nacer, el exgobernador del Banco Central de Argelia incluido en la lista por petición expresa de Moratinos. Díaz necesitaba contactar con él para ayudar a una empresa de su entorno. En concreto, una constructora de Alicante, Ecisa, estaba buscando financiación para tres proyectos en Argelia. Díaz y Moratinos disponían del mejor contacto para salvar ese escollo. “Contamos con un gran experto en la industria financiera argelina que fue, hasta hace sólo un par de años, el presidente del Banco Central de Argelia”, respondió la mano derecha del exministro para calmar al responsable de finanzas de Ecisa. Después de todo, Hadj Nacer acababa de disfrutar de una maravillosa estancia en Madrid acompañado de su mujer por cortesía de Casa Mediterráneo.

El seminario sobre la primavera árabe costó al erario público un total de 130.494 euros, según consta en los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial. Sólo en servicios de coordinación, organización y producción se fueron 26.176 euros. Asimismo, en dietas se gastaron 19.233 euros y, en desplazamientos, otros 51.430.

En la actualidad, Moratinos, Díaz y Parrado son socios de la consultora ICP Consulting, especializada en la captación de grandes contratos para corporaciones privadas en todo tipo de mercados. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios