también fue quien lideró la acusación contra elpidio silva por la encarcelación de blesa

El fiscal de Rato, Aguirre y Blesa, premiado con una plaza en el Supremo

El Consejo Fiscal, que preside Consuelo Madrigal, acaba de proponer a Manuel Moix para ascender a la Fiscalía del Tribunal Supremo. Moix fue uno de los que dirigió la detención de Rodrigo Rato

Foto: El fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix. (EFE)
El fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix. (EFE)

El actual fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, va a ser ascendido a la Fiscalía del Tribunal Supremo unas semanas después de su actuación en el 'caso Rato', que provocó el registro y detención del exvicepresidente del Gobierno. El Consejo Fiscal, presidido por la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, acaba de proponer su ascenso, siendo ya un hecho que Moix tiene en breve un nuevo destino.

Fuentes fiscales sostienen que este representante del Ministerio Público llevaba tiempo esperando este cambio de destino. Sin embargo, a algunos miembros de la carrera fiscal les llama la atención que este nombramiento se produzca pocas semanas después de que se pusiera en entredicho la actuación de la Fiscalía de Madrid en el asunto que llevó a la detención durante unas horas de Rodrigo Rato.

La Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda, optó por apoyarse en Moix para presentar una denuncia en los juzgados de Plaza de Castilla, en la que se solicitaba que, de manera urgente, se ordenara la entrada y registro de varios domicilios y oficinas vinculadas al expresidente de Bankia por el riesgo de destrucción de pruebas que existía respecto de Rato, en varios delitos fiscales, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Consuelo Madrigal, Fiscal General del Estado. (EFE)
Consuelo Madrigal, Fiscal General del Estado. (EFE)

Los representantes de la Agencia Tributaria habían trabajado previamente con la Fiscalía Anticorrupción sobre los datos sospechosos en torno a Rato, como ya adelantó El Confidencial, aunque esta rechazó abrir diligencias al encontrarse la investigación de Hacienda en un estado demasiado embrionario. Ante esta negativa, la AEAT acudió a la Fiscalía de Madrid, dirigida por Moix, para actuar de inmediato contra Rato, una vez que se había dado a conocer que este se había acogido a la amnistía fiscal promovida por el ministro Montoro.

Desde Anticorrupción se vio con gran asombro que se hubiera utilizado a la Fiscalía dirigida por Moix para llevar a cabo esa operación cuando por la naturaleza de los delitos la competencia era del Departamento de Antonio Salinas. Es más, tres días después de los registros llevados a cabo el pasado 16 de abril por agentes de Vigilancia Aduanera, tanto en el domicilio de Rato como su despacho y otros locales, Madrigal otorgó la competencia a Anticorrupción para que se hiciera cargo del caso, después de que fuera solicitado por Salinas.

En ese momento, algunas fuentes fiscales vieron con recelo la actuación de Moix, que actuó sin consultar a Anticorrupción, a sabiendas de que sus compañeros ya investigaban a Rato por el 'caso Bankia' y cuando precisamente uno de los delitos por los que se ordenó su registro y detención, por orden de la Fiscalía, era el del levantamiento de bienes tras las sospechas de que Rato estuviera ocultando su patrimonio para no hacer frente a sus responsabilidades pecuniarias en el 'caso Bankia', por el que se encuentra imputado por la fusión y salida a bolsa de la entidad.

Salva a la candidata madrileña

La Fiscalía dirigida por Moix ha tenido un papel relevante en el futuro de la presidenta del PP madrileño y candidata al Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, quien está inmersa en un proceso judicial por darse a la fuga de unos agentes de Movilidad mientras estaba siendo multada por aparcar en un carril bus. A pesar de que la Audiencia Provincial de Madrid ordenó al juez de instrucción que la investigara por un delito de desobediencia a la autoridad, por negarse a parar el coche a pesar de ser perseguida tanto por los agentes de Movilidad como por una patrulla de la Policía Municipal, la Fiscalía optó por mantener desde el principio que se trataba de una falta y no de un delito.

Esperanza Aguirre, candidata del PP a la Alcaldía de Madrid. (EFE)
Esperanza Aguirre, candidata del PP a la Alcaldía de Madrid. (EFE)

Cuando el instructor Carlos Valle optó por archivar el caso, la Fiscalía solicitó que se siguiera por una falta. La diferencia entre una falta y un delito es que Aguirre pudiera seguir en su carrera por la Alcaldía de Madrid. La acusación particular, representada por uno de los agentes que multaron a la exministra 'popular', fue la única que recurrió ante la Audiencia Provincial solicitando que se juzgara a la candidata madrileña por un delito. Sin embargo, el tribunal concluyó que está acusación no tiene legitimidad para solicitarlo y la única parte que podría haberlo hecho era la Fiscalía. Al pedir esta que el proceso se siga por una falta, la Audiencia no puede entrar a valorar si Aguirre pudo cometer un delito por desobediencia, tal y como explicó en su resolución. De esta manera, el proceso queda diluido y la expresidenta de la Comunidad de Madrid sólo tendrá que sentarse en el banquillo en un juicio de faltas, que únicamente lleva aparejada una multa económica.

Moix consiguió la condena al juez del 'caso Blesa'

El propio Manuel Moix fue el fiscal que llevó a juicio y consiguió la condena del juez que encarceló al expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. Moix lideró en persona la acusación contra Elpidio José Silva por los delitos de prevaricación, retardo malicioso en la administración de justicia así como de dos delitos contra la libertad individual, por llevar a prisión al expresidente de la caja de ahorros en dos ocasiones, primero bajo una fianza de 2,5 millones de euros y después sin ella. La acusación de Moix fue confirmada primero por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y posteriormente por el Tribunal Supremo, que ha condenado a 17 años de inhabilitación al magistrado.

Este fiscal, que ahora ha sido ascendido al Alto Tribunal, también se encargó de abrir otra causa contra Silva por un delito de revelación de secretos, tras acusarle de filtrar a la prensa los correos electrónicos de Blesa intervenidos mientras investigaba la compra del Banco de Miami por parte de Caja Madrid. Esta causa está pendiente de llegar a la Sala de lo Penal del TSJM para enjuiciar de nuevo al magistrado.

La Fiscalía dirigida por Moix también intentó salvar al jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, por el 'caso Madrid Arena', que salpicó a la alcaldesa madrileña, Ana Botella, por su mala gestión en la muerte de cinco jóvenes tras una avalancha en el recinto ferial Madrid Arena. En este asunto, también solicitó, en contra del criterio del instructor, el sobreseimiento del exdelegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid Antonio de Guindos (hermano del ministro de Economía); y la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Fátima Núñez . El juez, Eduardo López Palop, finalmente ha enviado a juicio a Monteagudo, junto a otras catorce personas, por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y treinta delitos de lesiones por imprudencia

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios