peñón de gibraltar

Nuevo incidente entre un pesquero gibraltareño y la Guardia Civil española

Fabian Picardo considera "totalmente inaceptable" que el Instituto Armado actúe en aguas que a su entender "no son españolas"

Foto: El Peñón de Gibraltar (REUTERS)
El Peñón de Gibraltar (REUTERS)

La Guardia Civil y la Policía de Gibraltar han protagonizado un nuevo incidente en las aguas que rodean el Peñón y cuya soberanía se disputan España y Reino Unido. El Gobierno de Fabian Picardo ha denunciado este lunes que considera "totalmente inaceptable" que el Instituto Armado actúe en aguas que, para Gibraltar y Londres, "no son españolas".

Según el relato de las autoridades gibraltareñas, el incidente se inició a primera hora de la tarde de este lunes, cuando los dos ocupantes de un pesquero gibraltareño avisaron a la Policía del Peñón de que la Guardia Civil pretendía abordar su embarcación.

La Real Policía de Gibraltar se presentó en el lugar de los hechos para proteger al pesquero. Un oficial que saltó a la pequeña embarcación se hizo unas heridas leves al abordar el barco, según detalla el Gobierno gibraltareño en un comunicado.

La oficina de Picardo ha adelantado que elevará este incidente al Reino Unido y ha agradecido a la Policía gibraltareña haber cumplido con su deber "de manera ejemplar". Hace apenas unos meses desde que se denunció la última incursión en estas aguas. En estas ocasión se trataba de un submarino nuclear, el HMS Torbay, cuya salida fue presuntamente "interferida" por una patrullera de la Guardia Civil.   

A pesar de que Gibraltar y el Reino Unido denuncian con asiduidad lo que llaman "incursiones" de la Guardia Civil en sus aguas territoriales, España no reconoce a Londres más aguas que las del interior del puerto, ya que por el Tratado de Utrecht de 1713 solo cedió a la Corona británica el castillo y la ciudad de Gibraltar, junto con su puerto, defensas y fortalezas, no así el istmo que separa el Peñón de la Península ni las aguas que rodean Gibraltar.

El pasado mes de agosto, el Gobierno del Peñón denunció que otra patrullera de la Guardia Civil, esta vez la Río Tormes, había intentado "interferir con un submarino nuclear", aunque fuentes diplomáticas españolas aseguraron que tal incidente no había ocurrido y que la Guardia Civil "había cumplido en todo momento con su cometido en aguas españolas".

Ya en 2013, Fabian Picardo, advirtió a la Guardia Civil de que, si sus patrulleras siguen entrando sin avisar en las aguas que rodean Gibraltar, un día las fuerzas británicas "podrían disparar contra ellos si les confunden con terroristas"..

El Gobierno español respondió a las autoridades gibraltareñas que España "ni miente, ni acosa, ni pega tiros", después de que dijeran en la ONU que Madrid había lanzado una "campaña de odio" hacia el Peñón cuyas acciones "entran en la definición que hace la Unión Europea de delitos terroristas".

 

Tras varios años de incidentes en las aguas en disputa, especialmente a raíz del bloqueo de las autoridades gibraltareñas a los pescadores andaluces que históricamente habían afaenado en la zona, las autoridades españolas decidieron enviar por primera vez en 2013 buques de la Armada a las aguas que rodean el Peñón.

Este salto cualitativo enfadó mucho al Gobierno de Picardo, quien corrió a informar a Londres de las "incursiones" de navíos de guerra españoles en aguas que considera británicas. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios