sucesos

El hombre descuartizado en Parla era un mulero al que le estalló la droga

La Policía baraja esta línea de investigación como la más probable a la espera de conocer el resultado de la autopsia realizada por el Instituto Anatómico Forense

Foto: Imagen de televisión de agentes de policía analizando el cadáver descuartizado (EFE)
Imagen de televisión de agentes de policía analizando el cadáver descuartizado (EFE)

El varón al que un ciudadano encontró troceado en dos bolsas de deporte ayer en Parla murió después de que le estallara la droga que transportaba en el interior de su organismo. Es la línea hacia la que apunta inicialmente la investigación policial a la espera de conocer el resultado de la autopsia realizada por el Instituto Anatómico Forense.

La Policía investiga, por lo tanto, si las personas que iban a recibir la mercancía fueron las que, tras la muerte del hombre, le abrieron la barriga para extraer la droga. Los investigadores también barajan la posibilidad de que luego decidieran descuartizarlo para facilitar su transporte.

Los agentes encontraron también varias botellas de leche vacías, lo que reforzaría la tesis de que se trataba de un mulero, ya que estos toman grandes cantidades de este líquido para proteger el estómago de la agresividad provocada por las bolas de droga que se introducen en el cuerpo.

Las asas de las bolsas de deporte en las que iba el cadáver, informan fuentes policiales, estaban cortadas, lo que hace pensar a los investigadores que los autores del descuartizamiento son experimentados. Cortaron las asas para evitar que estas recogieran sudor u otros restos que luego pudieran identificarlos.

Otra imagen de los agentes inspeccionando el cadáver (EFE)
Otra imagen de los agentes inspeccionando el cadáver (EFE)

Las mismas fuentes aseguran que los restos encontrados en las inmediaciones del parque nuevo de Bomberos no eran recientes y posiblemente fueron abandonados allí –una zona de olivares junto a la M408– por algún motivo inesperado que evitó que se trasladaran a un lugar más oculto.

El Grupo de Delitos Violentos de la Policía Científica y el Grupo VI de Homicidios de la Jefatura Superior de Madrid investigan los hechos desde que ayer pasadas las 15 horas un ciudadano descubriera las bolsas mientras caminaba con su perro por el lugar, situado a las afueras de la ciudad madrileña.

El hombre vio los bultos, se acercó y observó cómo en uno de ellos había restos aparentemente humanos. Luego corrió a comunicar su hallazgo a los bomberos, que llamaron a la Policía y se encargaron de custodiar el cadáver, del que se distinguían las extremidades inferiores, hasta la llegada de los agentes.

Las primeras inspecciones oculares realizadas por los funcionarios determinaron ya desde ese momento que se trataba de un varón de unos 40 años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios