Un decreto de 1942 obliga sólo a Iberia a subastar los objetos perdidos en sus aviones
  1. España
LA PRÓXIMA PUJA, EL 10 DE JUNIO

Un decreto de 1942 obliga sólo a Iberia a subastar los objetos perdidos en sus aviones

Iberia tiene un cometido desde 1942: debe subastar cada año los objetos perdidos en sus aviones o zonas VIP del aeropuerto de Barajas. La primera de 2015 es en junio y el precio de salida son 17.770€

Foto: Un avión de la compañía Iberia (Efe)
Un avión de la compañía Iberia (Efe)

Quien esté interesado en un lote de objetos perdidos que contiene prendas de ropa nueva y usada, más de 160 pares de calzado, relojes, cosméticos, adornos para el pelo, artículos de fotografía, botellas de licores, bisutería y joyas, juguetes e incluso tabaco… puede pujar por él durante elpróximo 10 de junio en el almacén que Iberia tiene instalado en la antigua zona industrial de Barajas. El precio de salida son 17.770 euros. Para los que no lo tengan claro pueden acercarse desde el día 3 del mismo mes a la exposición que la primera aerolínea española hace antes de venderlo al mejor postor.

Se trata de la tradicional subasta que Iberia realiza cada año (a veces incluso dos dependiendo del volumen de enseres) de los objetos que sus viajeros se olvidan en el interior de los aviones o en las zonas VIP del aeropuerto de Barajas. Este 2015 ha empezado con muchos extravíos porque la aerolínea ha contabilizado en sólo cuatro meses 20.650 artículos, viéndose obligada a anunciar ya el primer concurso. Nada tiene que ver esta subasta con los artículos olvidados en las inmediaciones del aeropuerto en sí, que cuenta con su propia Oficina de Objetos Perdidos. Esta puja la organiza únicamente la aerolínea y lo hace por una orden vigente desde 1942,que regula "la enajenación de objetos y mercancías abandonados o no recogidos en líneas aéreas por los viajeros".

Es la únicaobligada a hacerlo en España, según explican fuentes internas, “porque cuando se estableció el decreto éramos la única aerolínea en nuestro país”. Y aunque la orden de los años cuarenta ha sufrido alguna modificación (la última en 1981 según el BOE), no ha actualizado las compañías que deben cumplir la tarea. “Nosotros tenemos que seguir con el mandato pero hay que reconocer que hace falta una infraestructura donde acumular los objetos, y después gestionarlos, catalogarlos y organizar la puja en sí”, cuentan desde la aerolínea. Los lotes suelen encontrar comprador y el dinero recaudado sirve para cubrir los gastos de la organización de la subasta y el resto se entrega al Ministerio de Fomento, según lo establecido en la regulación vigente.

Antes de que se produzca esta peculiar puja, los viajeros tienen varias oportunidades para recuperar sus pertenencias. Primero, en las oficinas del aeropuerto donde se guarda todo lo encontrado durante días. Después, en la página web de la aerolínea, que desde hace dos años cuenta con un sistema propio en el que se puede reclamar losobjetos perdidos y, en caso de confirmar la pertenencia a un pasajero,lo envían al domicilio directamente. Por último, durante la exposición previa a la subasta los presuntos dueños tienen derecho a reclamarlo y que sus artículos se excluyan del concurso.

Aun así, acumulan muchísimos enseres. Los objetos estarán expuestos en el almacén a partir de la primera semana de junio. En cuantoal pliego de condiciones, el listado de los lotes, el modelo de proposición, la constitución de depósito-fianza y la admisión de propuestas, tendrán lugar el día 9, sólo unas horas antes de que se celebrela subasta de los recuerdos de cientos de pasajeros.

Iberia Subasta Aeropuerto de Barajas
El redactor recomienda