Es noticia
Menú
Rajoy visita a las tropas españolas en misión de la UE contra el yihadismo en Mali
  1. España
EL PRESIDENTE SIGUE SU OFENSIVA DE IMAGEN

Rajoy visita a las tropas españolas en misión de la UE contra el yihadismo en Mali

La ofensiva de presencia pública del presidente incluye recuperar las visitas a la tropas destinadas en operaciones en el extranjero, tradición que hoy recupera en Mali y sigue mañana en Senegal

Foto: Rajoy llega a Mali para visitar a las tropas y reafirmar la alianza contra el yihadismo. (EFE)
Rajoy llega a Mali para visitar a las tropas y reafirmar la alianza contra el yihadismo. (EFE)

La ofensiva de presencia pública e imagen del presidente del Gobierno incluye recuperar las visitas a las tropas españolas destinadas en las operaciones en el extranjero, tradición que hoy recupera en Mali y sigue mañana en Senegal. Mariano Rajoy se ha desplazado a Bamako, al cuartel general de la misión de la Unión Europea encargada de instruir a las unidades militares malienses que combaten a las guerrillas islamistas instaladas en el norte del país. El general español Alfonso García-Vaquero tiene el mando de la misión desde octubre pasado.

El jefe del Ejecutivo fue recibido en el mismo aeropuerto de Bamako por el primer ministro de Mali,Modibo Keita, se desplazó luego al palacio del presidente de la República, Ibrahim Boubakar, para mantener una breve entrevista, y luego viajó al cuartel general de la misión de la UE que está bajo mando del jefe de la Brigada de Infantería Ligera Canarias XVI, el general García-Vaquero. Repartidos endos campos de entrenamiento, el principal el de Koulikoro, García-Vaquero tiene a su cargo a un total de560 militares de 25 países europeos(110 españoles) que se ocupan de instruir a 8 batallones de tropas malienses a petición de las autoridades de un país ocupado en parte por las guerrillas islamistas.

El jefe del Ejecutivo elogió a las tropas españolas por su eficacia y sacrificio para formar un Ejército, institución que considera fundamental para garantizar "la independencia de un país y las libertades y derechos de sus ciudadanos" y que no impere la ley del más fuerte. Se refería a la situación en Mali, pero también quiso recalcar ante los oficiales y soldados reunidosque su lucha contra el terrorismo en África también es un servicio a la defensa de los intereses y la seguridad de los españoles.

Rajoy quiso también mostrarse "cercano", como indican los asesores de imagen para recuperar el favor del público, y se acordó de que era el Día de la Madre. "Felicitaremos a todas las que podamos", comentó en tono de broma, además de proclamarseorgulloso de tener el honor de visitar a las tropas destinadas en la misión. El presidente del Gobierno, enterado de que la mayoría de los presentes vuelve a España en las próximas semanas cuando toca el relevo, les deseó un final feliz de la operación con mención aparte para los muchos que, según había oído, iban a tener la suerte de regresar a "una de las ciudades más importantes del mundo". Se refería a su lugar de origen, Pontevedra.

Rajoy se liocon los brindis y después de pedir que se levantara la copa por el primer soldado de España, el Rey, y pronunciar los vivas correspondientes al Monarca y a las Fuerzas Armadas, se le olvidó el correspondiente a la nación, España.

Es la tercera visita del presidente del Gobierno a las tropas españolas en misiones en el extranjero.El jefe del Ejecutivo viajó a Afganistán el primer año de su mandato, cuando las fuerzas de la OTAN estaban ya de retirada, y volvió a visitar a las tropas españolas en el exterior en diciembre de 2013, en concreto a las unidades navales y aéreas que participan en la Operación Atalanta de la UE contra la piratería en aguas del Índico y Somalia. Las pasadas Navidades se saltó el hábito y fue la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la encargada de acudir a Afganistán, donde sólo queda un pequeño destacamento en Herat.

Es la tercera visita de Rajoy a las tropas. Viajó a Afganistán el primer año de su mandato y luego a la aguas del Índico y Somalia con la Operación Atalanta

Rajoy no sólo refuerza su política de proyección pública y retoma la obligación de estar presente en las zonas donde los militares españoles se juegan la vida y el prestigio de la nación, también acude a respaldar los intereses europeos en África. El presidente del Gobierno llega ahora al epicentro de la zona que más preocupa en términos geoestratégicos a la UE, y en especial a los países del sur de la Unión: el Sahel. El avance de los yihadistas y el empuje de la inmigración ilegal de todo el continente africano hacia las costas del Mediterráneo obligana una presencia política, militar y de ayuda al desarrollocontinua en la zona.

La ofensiva yihadista de principios de 2013 estuvo a punto de liquidar el Estado africano y obligó a Francia a intervenir directamente con sus fuerzas militares para que los terroristas no se hicieran con el control de todo el país. La UE acudió después en respaldo de los franceses.

Las tropas españolas proporcionan instructores para fuerzas especiales y adiestran a los malienses en el uso de morteros y apoyos de fuego (otras piezas de artillería). Cuando García-Vaquero concluya su periodo de mando en julio y sea relevado por un general alemán, el contingente español se verá algo reducido por la vuelta de personal de estado mayo. De momento, este mismo mes la Brigada de Canarias se ocupa de relevar a las fuerzas que llevan en la misión desde el otoño.

La ofensiva de presencia pública e imagen del presidente del Gobierno incluye recuperar las visitas a las tropas españolas destinadas en las operaciones en el extranjero, tradición que hoy recupera en Mali y sigue mañana en Senegal. Mariano Rajoy se ha desplazado a Bamako, al cuartel general de la misión de la Unión Europea encargada de instruir a las unidades militares malienses que combaten a las guerrillas islamistas instaladas en el norte del país. El general español Alfonso García-Vaquero tiene el mando de la misión desde octubre pasado.

Política Senegal Mariano Rajoy
El redactor recomienda