primera visita oficial

Felipe VI aplaude el papel de Egipto como freno del extremismo islámico

Abdelfatah al Sisi visita hoy España por primera vez desde que fue nombrado en 2014. La cita tiene como protagonista la relación comercial entre las dos naciones

Foto: El Rey Felipe saluda al presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi (EFE)
El Rey Felipe saluda al presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi (EFE)

El Rey Felipe VI ha puesto en valor este jueves el papel "clave" que desempeña Egipto en la actualidad para la "estabilidad" y el "equilibrio" en la región de Oriente Próximo y ha apoyado sus "esfuerzos por hacer frente al extremismo" islamista.

En el brindis del almuerzo que ha ofrecido en honor del presidente Abdeltafah Al Sisi, que gobierna el país tras el golpe de Estado de julio de 2013 con el que derrocó al Gobierno islamista de los Hermanos Musulmanes, el Rey ha destacado la cooperación en materia de seguridad como el aspecto más privilegiado de la relación bilateral.

Y es que, como ha subrayado, "la amenaza terrorista en la región, y en todo el mundo, se ha convertido en una preocupación de primer orden para nuestros dos países y para otras muchas naciones".

En su discurso, escrito por el Gobierno, el Rey ha evitado hacer una petición expresa a Al Sisi para que mejore el respeto de los Derechos Humanos en su país, donde las autoridades actuales han condenado a la pena de muerte a centenares de dirigentes y simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, movimiento al que equiparan con una organización terrorista.

El Gobierno de Mariano Rajoy se comprometió ayer a abordar la mejorable situación de los DDHH en Egipto en sus contactos con las autoridades egipcias, pero ha preferido no hacer una petición expresa en este sentido en los únicos discursos públicos pronunciados durante la visita de Al Sisi.

"La faceta del respeto a los Derechos Humanos (en Egipto) se tendrá en cuenta en los contactos a todos los niveles" que se tengan con Al Sisi, afirmó el miércoles en sede parlamentaria el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, quien advirtió al mismo tiempo de que Egipto es "mucho más" que un país donde pueda haber carencias en materia de DDHH.

En las palabras de Felipe VI tan solo ha habido una velada alusión a los "amplios márgenes de desarrollo" que presenta la "dimensión humana" de la política de vecindad de la UE con Egipto para "ofrecer mejores oportunidades de futuro a nuestros ciudadanos".

El Rey también se ha referido a Egipto como un "interlocutor privilegiado" con el que explorar juntos una "solución dialogada" a crisis como las que se viven en Libia, Siria y Yemen, junto al conflicto israelo-palestino. Con toda probabilidad, el próximo año el país africano coincidirá con España en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde ingresará como miembro no permanente.

Felipe VI tampoco ha olvidado destacar el liderazgo de las empresas españolas en sectores como las infraestructuras de transporte, las energías renovables o el tratamiento de aguas y servicios, compañías, ha dicho, "dispuestas a acompañar a Egipto en el relanzamiento de su economía".

Antes del almuerzo en el Palacio Real, Al Sisi se reunió con empresarios españoles, fue recibido en audiencia por el Rey en el Palacio de la Zarzuela y se entrevistó con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en Moncloa, donde se firmaron cuatro acuerdos de colaboración en materia de seguridad, transporte, turismo y protección de bienes culturales.

En su discurso en el Real, Al Sisi ha agradecido el "ambiente positivo" que ha presidido sus conversaciones con las autoridades españolas y ha resaltado, en línea con las palabras de Felipe VI, el papel que Egipto desempeña en la actualidad para "garantizar la paz, la estabilidad, la seguridad y el bienestar de la zona de Oriente Medio".

Y ha presentado a su país como un socio fundamental frente a la amenaza del terrorismo yihadista. "El mundo necesita más que nunca la alianza de los pueblos y civilizaciones frente al extremismo, la exclusión y el odio, que constituyen una tierra fértil para la propagación del terrorismo, una amenaza para los cimientos y valores de cualquier civilización humana", ha subrayado ante casi 100 invitados al almuerzo en el comedor de gala del palacio.

A pesar de que en el Egipto de Al Sisi se restringe la libertad de expresión de disidentes y periodistas, se da mayor poder a los tribunales militares para juzgar a civiles y se consiente la tortura, como denuncia Amnistía Internacional, el presidente egipcio se ha permitido afirmar que su país está "en una carrera contra el tiempo para construir una sociedad civil moderna (...) capaz de proporcionar a su gente una vida digna y cumplir sus demandas de libertad".

También ha afirmado que Egipto "está avanzando con pasos firmes hacia la celebración de elecciones legislativas" --debían haberse celebrado en marzo--, proceso con el que "se completarán las instituciones del Estado egipcio".

Al almuerzo en el Palacio Real han asistido, entre otros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado de su mujer, y los ministros de Exteriores, Defensa, Justicia, Interior, Fomento y Energía, Industria y Turismo.

Por parte egipcia, acompañan a Al Sisi en esta visita a España sus ministros de Exteriores, Petróleo, Inversiones, Transportes, Electricidad y Energías renovables, junto con la Autoridad Nacional del Canal de Suez. También han participado en la comida los presidentes de grandes compañías españolas con intereses en Egipto como es el caso de Indra, Talgo, Barceló e Ineco, entre otras.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios