Un diplomático acusa a Margallo de marginarlo por afiliarse a Ciudadanos
  1. España
MIGUEL ÁNGEL VECINO SE QUEDA SIN PLAZA

Un diplomático acusa a Margallo de marginarlo por afiliarse a Ciudadanos

Varios diplomáticos denuncian irregularidades en el último 'bombo' de Exteriores que asigna las plazas de diplomáticos. Entre ellos, Miguel Ángel Vecino, recién afiliado a Ciudadanos

placeholder Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. (EFE)

El ‘bombo’ habla cada mes de abril. Así es como se conoce en el mundo diplomático la provisión de puestos de trabajo en el exterior, que todos los años se adjudica este mes. Y la resolución, adoptada el pasado 10 de abril y cuya incorporación se prevé para agosto, ha llegado con lo que varios diplomáticos califican de irregularidades ligadas a la próxima cita electoral.

Son puestos que se piden a principio de año y, en teoría, se conceden por antigüedad, tal y como recoge el Reglamento de la Carrera Diplomática aprobado en marzo del año pasado. A pesar de ello, la última palabra siempre la tiene el ministro, aunque se supone que debe regir la categoría profesional en la decisión. Esto ocurre con todas las plazas menos con las marcadas con asterisco –literalmente salen a concurso con un asterisco a su lado–,cuya designación se hace a dedo, es decir, están reservada directamente al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Varios puestos de los que podrían llamarse jugosos se han designado en este ‘bombo’, denuncian fuentes consultadas por El Confidencial, sin tener en cuenta estos criterios objetivos de antigüedad sino más bien, achacan, cuestiones de amiguismos y sintonías políticas. A esto hay que sumar el caso del diplomático Miguel Ángel Vecino, afiliado a Ciudadanos desde febrero y que se ha quedado fuera de la designación y sin plaza pese a que las cinco que pidió estaban por debajo de su categoría profesional (es ministro plenipotenciario de tercera y tiene nivel 30 –el más alto–dentro de la Administración Pública).

Vecino comunicó a sus superiores en el ministerio –“por cortesía”, puntualiza–su afiliación política al partido de Albert Rivera por indicación de la Abogacía del Estado, ya que forma parte de la Comisión de Política Internacional del partido, y sin razón aparente se ha quedado sin plaza en los puestos a los que podía haber optado. Es el único diplomático de Ciudadanos y el único que se ha quedado sin plaza en este ‘bombo’.

"No cabe duda de que es una represalia política. Hasta que dije que era de Ciudadanos no pasaba nada. Es más, me habían dado hace unos meses un puesto que solicité sin ningún problema. El director general fue muy amable, pero en cuanto se conoció mi afiliación, el jefe de gabinete de Margallo no me quiso hablar”, explica a este periódico este diplomático, que ha sido cónsul en Düsseldorf(Alemania) y número dos del Consulado de Ottawa (Canadá), entre otros puestos.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores afirman que “no se ha producido ningún tipo de discriminación”. “En el ministerio se respetan absolutamente las afiliaciones de cualquier persona ya sean a partidos políticos o asociaciones y no existe por ello bloqueo ninguno”. Y añaden que las plazas del ‘bombo’ se resuelven únicamente por “méritos y capacidades” según indica la Ley de Acción Exterior (aprobada también en marzo del año pasado).

Otrocasollamativosalidodel ‘bombo’ –y quedichas fuentesapuntan a una posible recolocación de afines al ministro–es el de Cándido Creis, exjefe de protocolo de la Casa del Rey en 2011 y consejero de embajada (un rango intermedio en el escalafón diplomático), que ha sido elegido cónsul general en Miami. Este puesto –de los de asterisco, aunque inicialmente salió a concurso sin tal símbolo para añadírselo después–es uno de los más valorados ya que se considera Miami como si fuera una pseudoembajada y tradicionalmente está reservado a ministros plenipotenciarios (el rango superior), por lo que rebajar su categoría para abrirlo a rangos inferiores como el de Creis no ha sentado nada bien entre los diplomáticos.

Desde Asuntos Exteriores matizan que la rebaja de categoría para acceder a esta plaza en concreto obedece a “un cambio de criterio” adoptado en el ministerio y que, por ello, se decidió sacar la vacante con asterisco.

Fernando Villalonga, un ‘agraciado’

También han recibido buenos destinos que, explican distintas fuentes, “no les corresponderían” por antigüedaddiplomáticos ligados al PP. El que fuera delegado de las Artes del Ayuntamiento de Madrid con Ana Botella, Fernando Villalonga, ha sido nombrado consejero de Asuntos Culturales en la Embajada de Londres. Antonio Millán, hasta ahora subdirector adjunto de Relaciones Exteriores y Asuntos Comerciales, irá de coordinador a Bruselas y Jesús María Lavalle, con rango de secretario de embajada de tercera clase (el más bajo) y sólo cinco años de carrera diplomática (sin experiencia en el exterior), ha sido nombrado secretario ENAI (Encargado de Negocios Ad Interim) en Santa Lucía. Por otro lado, Juan Pablo de Laiglesia, que fue secretario de Estado de Asuntos Exteriores y Cooperación con el Gobierno de Zapatero, será cónsul general en Ginebra tras ser vetadas por el ministro sus dos últimas peticiones a Roma y Buenos Aires.

Asimismo, el ministro García-Margallo tiene que dejar designadas personalmente las 26 plazas vacantes en las embajadas que han de ser cubiertas este año. Todo indica que las plazas quedarán bien atadas antes de la cita electoral. Algunos como Pedro Calvo-Sotelo, embajador en República Checa, han sido nombrados a principios de 2015; otros como el ex número dos de la Casa del Rey, Ricardo Díez-Hochleitner, será el nuevo embajador en Rabat y suenan nombres como el de Cecilia Yuste, actual directora general de la Oficina de Información Diplomática, para Bruselas.

Albert Rivera Política José Manuel García Margallo
El redactor recomienda