LIBERADAS 20 MUJERES DE SU ‘NEGOCIO’ EN BÉLGICA

Detenido el rey del desfase cuando iba a abrir una nueva red de prostitución

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil y la Policía belga, que han encarcelado a cinco personas. El jefe de la trama vivía en Torremolinos a todo tren gracias a sus sucios ingresos

Foto: Imagen de archivo de un furgón de la Guardia Civil (EFE)
Imagen de archivo de un furgón de la Guardia Civil (EFE)

La Guardia Civil y la Policía belga han desarticulado a una organización que explotaba mujeres. Entre ambos cuerpos han detenido a los cinco miembros de la banda en una operación que ha servido para liberar a una veintena de mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución bajo un estricto control por parte de la banda. Si los clientes no estaban satisfechos con el servicio, les dejaban sin comida. Si recibían más quejas añadidas, les pegaban y torturaban.

Las mujeres eran de nacionalidad rumana y marroquí y vivían en pisos protegidos por sus captores. Los clientes hacían el pedido por teléfono y la organización activaba su servicio de conductores, que recogían a las chicas explotadas y las trasladaban hasta el hotel o el sitio indicado por los demandantes. Estos últimos abonaban 200 euros por cada cita, de los cuales cien iban a los proxenetas, 50 a los componentes de la trama en Bélgica y los otros 50 para el cabecilla del grupo, Stefan Rene, un belga que vivía en Torremolinos.

Rene lleva un nivel de vida descontrolado. Estaba enganchado a la cocaína y a las discotecas de lujo, donde prácticamente vivía. Iba a los mejores locales de la Costa del Sol a gastarse todo lo que ingresaba en su negocio de teleprostitución. Un día llegó a gastarse 500 euros en droga y bebida, aseguran desde el Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, que ha dirigido la actuación policial en España.

La denominada operación Corista se puso en marcha a raíz de la denuncia de una de las chicas explotadas, que puso en conocimiento de las autoridades belgas –donde se ubicaba físicamente el servicio de citas– que estaba siendo sometida a todo tipo de vejaciones. Entre ellas, la mujer mostró su cuerpo repleto de quemaduras de cigarrillo que los detenidos le hacían cuando consideraban que la joven no había cumplido con lo que ellos estipulaban.

Las detenciones se han producido simultáneamente en Bélgica y en España. En este último país, la Guardia Civil ha arrestado al jefe de la trama, el mencionado Rene. En el primer estado, la Policía belga ha encarcelado a los otros cuatro miembros de la red criminal. La operación, dirigida por Europol, también ha contado con la colaboración de las fuerzas de seguridad rumanas.

Los cuerpos policiales implicados optaron por precipitar las detenciones tras descubrir que la trama se disponía a ampliar su negocio a España. En concreto, los hombres de Rene pretendía abrir los mismos servicios de prostitución que ya tenían disponibles en Bélgica también en la Costa del Sol y en Baleares.

Rene ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional, que dirige las pesquisas desde el punto de vista judicial en España y que a su vez pondrá en marcha la extradición del condenado a Bélgica para que sea juzgado en aquel país.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios