se prolonga la suspensión de desahucios

Rajoy eleva al 2,9% el PIB para 2015 y anuncia que será candidato en las generales

El presidente del Gobierno se ha mostrado convencido de que España llegará a los 20 millones de empleos en la próxima legislatura si se mantiene el ritmo de crecimiento y de creación de empleo

Foto: Mariano Rajoy eleva al 2,9 la previsión del PIB de 2015 y 2016 (EFE)
Mariano Rajoy eleva al 2,9 la previsión del PIB de 2015 y 2016 (EFE)
Autor
Tiempo de lectura9 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha elevado la previsión de PIB de este año y del año que viene al 2,9%, al tiempo que se ha mostrado convencido de que España creará más de 500.000 empleos este año y un millón de puestos entre 2014 y 2015.

En el X Aniversario de los Desayunos Informativos de Europa Press, Rajoy ha avanzado las nuevas previsiones del cuadro macroeconómico del Gobierno, que se actualizará este jueves antes de enviarlo a Bruselas junto al Programa de Estabilidad y el Plan Nacional de Reformas.

Las nuevas cifras suponen una mejora respecto a las últimas conocidas, que apuntaban a un incremento del PIB del 2,4% este año, aunque diversos miembros del Ejecutivo ya habían avanzado que la economía crecería entre un 2,5% y un 3%. Para 2016, el Gobierno había planteado un PIB del 2,3%, que ahora ha elevado también al 2,9%. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido de que España llegará a los 20 millones de empleos en la próxima legislatura si se mantiene el ritmo de crecimiento y de creación de empleo que hay ahora.

"Es un objetivo realizable", ha dicho Rajoy durante su intervención en el X Aniversario de los Desayunos Informativos de Europa Press, donde ha indicado que éste es el umbral que garantiza la sostenibilidad del estado de bienestar.

"Veinte millones de empleos para estar resguardado ante eventualidades y para continuar creciendo en bienestar y seguridad", ha señalado, tras recordar que es el objetivo que ya marcó en el Debate sobre el Estado de la Nación. Según el jefe del Ejecutivo, estabilidad económica y reformas son los elementos que necesariamente han de marcar el futuro de España en los próximos años.

Arantza Quiroga junto a Carlos Floriano durante el desayuno informativo (EFE)
Arantza Quiroga junto a Carlos Floriano durante el desayuno informativo (EFE)

"Esto no es voluntarismo ni fuegos artificiales", ha dicho Rajoy tras anunciar estas previsiones, y ha señalado que con la "misma prudencia" puede asegurar que España será la economía del euro que más crezca entre las grandes y "con una diferencia considerable" respecto a la media de la eurozona. "¿Quién nos lo iba a decir hace solo un par de años?", ha preguntado el jefe del Ejecutivo, quien ha recordado además que este año se crearán más de medio millón de empleos, un ritmo que, según ha dicho, ya ha mostrado la Encuesta de Población Activa del primer trimestre.

Para que todas estas previsiones se cumplan e "incluso mejoren", Rajoy ha asegurado que su Gobierno seguirá manteniendo el "impulso reformista" que le ha guiado toda la legislatura, con especial atención ahora en ámbitos como la Administración, la formación para el empleo, el apoyo de los autónomos, la unidad de mercado o la innovación. De nuevo ha defendido que en estos años se ha mantenido el estado de bienestar, algo que "no existe en ninguna otra parte en el mundo". Para que siga siendo así, hay que ser, en su opinión, "extremadamente ambiciosos" con las reformas, y "extremadamente eficaces en la gestión de los recursos".

En el perfil de Twitter del Partido Popular han anunciado este lunes que el Ejecutivo va a prolongar hasta 2017 el periodo de suspensión de desahucios de viviendas habituales entre los colectivos más desfavorecidos.

Rajoy eleva al 2,9% el PIB para 2015 y anuncia que será candidato en las generales

El Gobierno ha adelantado también que se aprobará el Plan Integral de apoyo a la familia, que también incluirá medidas para luchar contra la pobreza infantil. Por su parte, Mariano Rajoy dijo que ya está en marcha la reforma fiscal que ha prestado especial atención a colectivos de rentas medias y bajas, así como a las personas más vulnerables.

Rechaza cambios en el PP

Arropado por la dirección de su partido, su Gobierno casi en pleno y media docena de barones y lideresas del PP, Mariano Rajoy ha recurrido a la ironía para declarar que no tiene pensado hacer cambios en su partido después de las elecciones del 24 de mayo ("si lo fuera a hacer tampoco lo diría") y a las bromas para confirmar que será el candidato del PP en las próximas generales: "lo seré, confíe en mí".

Dentro de su ofensiva en política de comunicación, el jefe del Ejecutivo ha recalado en los desayunos de Europa Press para condensar en menos de media hora su conocido discurso en defensa de la recuperación económica y contestar luego a algunas preguntas sobre las cuestiones más de actualidad.

Soraya Sáenz de Santamaría durante la celebración del desayuno informativo (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría durante la celebración del desayuno informativo (EFE)

 

También ha aprovechado para colocar sus mensajes preelectorales, el primero el de situar al PP como pilar básico para la estabilidad política y la continuidad en la superación de la crisis. "Primero la inestabilidad política y después Grecia son los riesgos para la recuperación", ha insistido Rajoy ante una audiencia que reunía a los principales representantes del mundo empresarial y bancario de España. El tono de las respuestas ha sido distendido en todo momento salvo al surgir el caso Rato.

El presidente del Gobierno no ha consentido repreguntas después de proclamar que el ex vicepresidente con Aznar hizo una gran gestión en su etapa como titular de Economía, que ahora le toca defenderse de las acusaciones en su contra, que "el Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer" y que se ha demostrado que "el Estado funciona".Rajoy se ha mostrado mas cómodo a al hora de defender al PP como "una fuerza política segura y sólida " que sabe estar a las duras y a las maduras y no como otros donde "salen unos y entran otros".

Siempre insistiendo en la idea de contraponer la trayectoria, el largo historial y los éxitos electorales de su partido, el presidente de los populares ha definido a su partido como una fuerza política que ofrece "estabilidad y seguridad" a los ciudadanos en vez de "dar coba". Parecía una referencia al triunfo de los partidos emergentes en los medios con "demagogia y frivolidad". El jefe del Ejecutivo se tomó en broma una pregunta sobre su continuidad como candidato del PP en las próximas elecciones generales. "Lo seré, confíe en mí, le irá bien", replicó dando a entender que sabía lo que decía.

Rajoy también se recreó en la ironía al ser preguntado si pensaba adelantar las elecciones generales a septiembre para hacerlas coincidir con los comicios autonómicos "plebiscitarios" anunciados por Artur Mas. Primero guardó silencio, luego pareció que dudaba y después respondió que a él no le gusta hacer "cositas raras a corto plazo". Cuando el presentador le preguntó por qué no lo descartaba directamente, respondió con media sonrisa: "no me cierra ninguna puerta". Cuando le plantearon directamente si sabía lo que eran unas elecciones plebiscitarias, contestó: "las que no serán el 27 de septiembre".

Eliminar el déficit público

Por eso, ha explicado, el objetivo de la próxima legislatura será "volver a la normalidad prevista en el artículo 135 de la Constitución", es decir, que no haya déficit público. Ha insistido por otro lado Rajoy en que el "gran objetivo nacional" es el de llegar a veinte millones de ocupados en la próxima legislatura, una meta, ha señalado,"razonable". El presidente del Gobierno ha apuntado en su discurso que en estos años de crisis la sociedad española ha tenido un "comportamiento ejemplar". "A todos se lo agradezco de corazón. Sus esfuerzos individuales han permitido un gran éxito colectivo", ha añadido.

Y ahora que existe la "oportunidad real de entrar en un largo periodo de crecimiento y bienestar para los españoles", Rajoy ha prometido que desde su Gobierno y desde el PP se hará "todo lo posible por no frustrar esa esperanza". Por otro lado, el presidente del Gobierno ha anunciado este lunes que el Ejecutivo va a prolongar hasta 2017 el periodo de suspensión de desahucios de viviendas habituales entre los colectivos más desfavorecidos.

El Caso Rato erosiona al PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este lunes que su Ejecutivo ha hecho "todo lo que tenía que hacer" en relación al caso que afecta al exvicepresidente Rodrigo Rato, al tiempo que ha defendido que "las instituciones en nuestro país funcionan".

"Las cosas son como son y lo mejor que podemos hacer es dejar que sean las instituciones responsables las que tomen las decisiones sobre este asunto porque es bueno para ellas, y que Rato se pueda defender de las acusaciones que se han hecho de la mejor manera. El Gobierno ya ha hecho todo lo que tenía que hacer", ha afirmado durante su intervención en el X aniversario de los Desayunos Informativos de Europa Press. Asimismo, tras reconocer que la corrupción "ha hecho mucho daño al PP", ha insistido en que sobre el asunto que afecta a Rato, de quien ha afirmado que "hizo una gran gestión en su día", él ya ha dicho "todo lo que tenía que decir".

Arremete contra Podemos y Ciudadanos

Mariano Rajoy ha advertido este lunes de que "la demagogia y la frivolidad sólo garantizan la regresión y la pérdida del nivel de influencia", un mensaje que ha lanzando en un momento en el que la mayoría de las encuestas coinciden en recoger el ascenso de formaciones como Podemos y Ciudadanos.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que hablar con "sosiego, argumentar, razonar y contraponer ideas y propuestas" es una "receta imprescindible para cualquier país y cualquier sociedad que pretenda progresar en la fortaleza de la instituciones y en el bienestar de sus ciudadanos". A su entender, los grandes países se hacen "con diálogo y argumentos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios