Colegio de Economistas: las elecciones, en la recta final con acusaciones de oscurantismo
  1. España
TRES CANDIDATURAS PARA EL 6 DE MAYO

Colegio de Economistas: las elecciones, en la recta final con acusaciones de oscurantismo

Dos dimitidos de la actual Junta han formado otra candidatura "por coherencia". Compiten con la de 'continuidad' de Iranzo, liderada por Pascual Fernández, y con Economistas por el Progreso

Foto: Sede del Colegio de Economistas de Madrid
Sede del Colegio de Economistas de Madrid

Apenas quedan dos semanas. El día 6 de mayo se celebran las elecciones del Colegio de Economistas de Madrid y los casi 9.000 colegiados están llamados a decidir quién debe tomar las riendas de la institución. Las opciones son tres. La primera, encabezada por Pascual Fernández –en estos momentos vicedecano segundo en la Junta presidida aún por Juan Iranzo–; la segunda, denominada Economistas Profesionales y liderada por José María Lamo de Espinosa y José María de la Cruz, quienes abandonaron su puesto en la Junta actual tras no conseguir la dimisión de Iranzo por su implicación en el escándalo de las tarjetas black, y, la tercera, que aglutina a los Economistas por el Progreso, liderados por Juan Ignacio Bartolomé, quien por cierto, ya fue decano del Colegio entre 1981 y 1983.

Los comicios encaran su recta final y no lo hacen exentos de polémica. La convocatoria en sí ya suscitó críticas entre algunos miembros del Colegio, que acusaron a Iranzo de haber fijado una fecha “repentinamente y justo antes de Semana Santa”, dejando un escaso margen de actuación para las otras candidaturas. También se quejan del “ventajismo” con el que cuenta la opción de Pascual Fernández, que al formar parte de la actual Junta conocía “perfectamente” los plazos de las elecciones y ha podido preparar el programa y su campaña con tiempo. “De hecho, son los únicos que han terminado ya sus propuestas”, matizan. Fernández por su parte, se desmarca de tales acusaciones insistiendo en que “los plazos se han cumplido dentro de lo que marcan los Estatutos”.

La que capitanea Pascual Fernández puede ser llamada la ‘candidatura de continuidad’ porque siete de los 17 miembros que propone forman parte del actual gobierno. Además de Iranzo, que en ningún caso podría repetir porque ya ha agotado el límite máximo de mandatos, Estanislao Rodríguez-Ponga, exsecretario de Estado de Hacienda e imputado por las tarjetas de Caja Madrid, tampoco aparece en la nueva lista, a priori y según confirman desde el Colegio, por motivos personales. El aspirante a ser decano-presidente reconoce que, aunque parte del equipo pertenece al actual, pretenden y quieren cambiar algunas cosas, como lograr una proyección exterior mayor y hacer más activa la institución.

Las otras dos candidaturas buscan, sin embargo, cambios de 180 grados. Juan Ignacio Bartolomé insiste en que lo fundamental ahora mismo es devolver el prestigio al Colegio y favorecer su imagen, que además puede empujar el mercado de trabajo de los profesionales. “Debemos ser un referente ético”, dice el impulsor de Economistas frente a la Crisis. Para esta candidatura, lo que realmente urge es que vuelva el debate a una institución que, a su juicio, “ha estado completamente ausente y dormida” en un momento clave para la economía, “en vez de aportar conocimiento e ideas”.

Los ‘críticos’ del Gobierno de Iranzo, que han impulsado su propia candidatura “por coherencia”, fundamentan su programa en dos pilares: transparencia y comunicación. Sus candidatos apuestan por la despolitización completa del Colegio y apremian en la necesidad de crear un régimen de buen gobierno al que deberán someterse los miembros de la futura Junta. “Lo que ha pasado con Iranzo y Rodríguez-Ponga no puede repetirse”, insisten. Otra de las iniciativas por las que apuestan es el cambio de los estatutos para adaptar el proceso electoral y mejorar algunas figuras como la moción de censura, que según explican, ahora mismo “es casi imposible” de establecer, ya que para llevarla a cabo se exige un porcentaje superior al 20% de los colegiados. En las últimas elecciones, por ejemplo, votó cerca del 13% de los profesionales.

Oscurantismo en la campaña

Las dos candidaturas vienen acusando a la continuidad de haber llevado a cabo “irregularidades” y actos de oscurantismo desde que se convocaron las elecciones. Más allá de las fechas de la convocatoria, que insisten, fueron “precipitadas”, claman contra otras medidas, como por ejemplo que en las papeletas electorales no están permitidos los logos ni los anagramas. Son papeles con los 17 nombres de cada candidatura, que en su opinión, lleva a la confusión. También critican duramente que hayan vetado el acceso al censo electoral, lo que les imposibilita estar en contacto con los colegiados.

Además, las dos candidaturas han comentado con cierta sorna que ayer a las siete y media de la tarde se celebrara la Junta en la que se han de aprobar las cuentas y la gestión del Colegio referidas a 2014. “Precisamente cuando se celebraba el partido de la semana”, comentaban varios de los llamados a la reunión. Sin embargo, Pascual Fernández ha aclarado que esta fecha está fijada desde hace dos meses. En todo caso, según insisten los candidatos de Economistas Profesionales, “incumpliendo los estatutos”, que establecen el primer trimestre del ejercicio siguiente el momento en el que se deben aprobar las cuentas del año anterior, y no ahora, en plena campaña electoral.

Juan Iranzo Tarjetas Black Caja Madrid ética económica
El redactor recomienda