POR VIOLENCIA DE GÉNERO FÍSICA Y VERBAL

La Fiscalía del Supremo apoya investigar a López Aguilar y que declare como imputado

La Fiscalía del Tribunal Supremo quiere que el eurodiputado del PSOE -ahora suspendido temporalmente- declare como imputado por violencia de género

Foto: El exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar. (EFE)
El exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar. (EFE)

La Fiscalía del Tribunal Supremo ya tiene el asunto del eurodiputado del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, por violencia de género encima de la mesa. Fuentes fiscales señalan que el Ministerio Público va a informar a favor de seguir adelante con la investigación al dirigente socialista por presuntos malos tratos físicos y verbales a su exmujer.

El pasado 7 de abril, una juez de Gran Canaria remitió una exposición razonada al Alto Tribunal para que se encargara de tramitar este asunto al percibir indicios de delito por la condición de aforado de López Aguilar. El Supremo ya ha enviado el asunto a la Fiscalía, que, según fuentes consultadas por El Confidencial, no va a pedir el archivo del asunto sino que, por el contrario, va a solicitar que se tramite la causa y se practiquen las diligencias oportunas.

Entre estas diligencias que el Ministerio Público considera imprescindibles para el esclarecimiento de los hechos es la propia declaración como imputado de López Aguilar, quien tras conocer esta denuncia ha desmentido tajantemente que sea autor de los malos tratos de los que habla Natalia de la Nuez, con quien se encuentra en un proceso de divorcio.

López Aguilar quiere cerrar el asunto de los malos tratos

La Fiscalía también considera esencial el interrogatorio como testigos de la presunta víctima así como del hijo mayor de esta, que denunció en una ocasión estos malos tratos aunque posteriormente lo retiró, y los vecinos del matrimonio, quienes supuestamente habrían denunciado los golpes y los gritos en el domicilio de López Aguilar.

Estas mismas fuentes explican que la denuncia y los hechos deben ser investigados por un presunto delito de violencia de género para recabar todos los testimonios e información necesaria al respecto. Una vez que se escuchen a todas las partes implicadas y a los testigos de los presuntos malos tratos, la Fiscalía decidirá si las acusaciones vertidas contra el dirigente socialista, apartado del PSOE tras conocer la denuncia, tienen coherencia y entidad suficiente para sentarle en el banquillo de los acusados o, por el contrario, se trata de acusaciones sin contenido real inculpatorio.

Ahora la Sala de lo Penal del Supremo tiene que confirmar la admisión a trámite de la investigación, nombrar a un instructor e iniciar la causa, que arrancará, previsiblemente, con la declaración como imputado del exministro de Justicia. El asunto llegó al Alto Tribunal después de que un juzgado de la capital grancanaria entendiera en un juicio rápido que había indicios de delito y remitiera el asunto al órgano correspondiente.

Aclarar la veracidad de las acusaciones

Fotografía de archivo de López Aguilar y Natalia de la Nuez. (Gtres)
Fotografía de archivo de López Aguilar y Natalia de la Nuez. (Gtres)

Tras conocer las acusaciones, López Aguilar negó “haber sido autor de malos tratos físicos y verbales” a la que ahora es su exmujer, y garantiza su “inocencia”. “Ha sido muy doloroso ver que personas a las que has querido y por las que has trabajado y te has comprometido te amenazan de que si culminas la ruptura matrimonial sufrirás, como estoy sufriendo ahora, la agresión a mi honorabilidad, credibilidad y mi trabajo político de tantos años”, explicó el dirigente socialista en un comunicado.

López Aguilar era ministro de Justicia cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la ley contra la violencia de género en 2004. “Me declaro víctima de otra denuncia falsa. Sostengo la validez de la ley contra la violencia de género, pero me defenderé ante esta falsedad”, señaló tras conocerse las acusaciones.

Cuando comience la investigación en el Supremo, tanto el magistrado instructor como la Fiscalía tendrán que determinar la contundencia de la denuncia. La propia exmujer aclaró tras conocerse el escándalo que ni ella ni nadie de su familia había demandado al que fuera ministro de Justicia, ni lo va a hacer, y aseguró que fue la Policía la que actuó de oficio a raíz del testimonio de sus vecinos.

Según su versión ofrecida a la revista Vanity Fair, el actual proceso contra el eurodiputado se inició unos días antes de Semana Santa cuando se produjo un pequeño incendio en su domicilio cuando estaba sola en su casa con sus hijos. La Policía preguntó a los vecinos sobre la situación de la familia y fue entonces cuando relataron la existencia de “malos tratos físicos y psicológicos”.

Otros datos de la investigación apuntan a que la Policía acudió al domicilio familiar por dos conatos de incendio, mientras la mujer se encontraba sola con sus dos hijos pequeños y no se dio cuenta del fuego al quedarse dormida. En esos momentos, López Aguilar no se encontraba en el domicilio pero, aun así, los vecinos narraron a los agentes varios episodios que se habían vivido anteriormente de malos tratos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios