AUDIENCIA NACIONAL

Un etarra que asesinó a 16 personas sale de prisión por su “bajo riesgo de reincidencia”

José Luis Urrusolo Sistiaga, condenado a 449 años de prisión por 16 asesinatos y dos secuestros, disfrutará de seis días de permiso. Es la tercera vez que Vigilancia Penitenciaria lo autoriza

Foto: El histórico exjefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga en la Audiencia Nacional en 2010. (EFE)
El histórico exjefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga en la Audiencia Nacional en 2010. (EFE)

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha concedido un permiso de seis días al etarra arrepentido José Luis Urrusolo Sistiaga, condenado a 449 años de prisión por 16 asesinatos y dos secuestros. Es la tercera vez que el alto tribunal le concede una semana de vacaciones fuera de la cárcel al terrorista, acogido a la denominada Vía Nanclares, que agrupa a los reclusos de la banda partidarios del fin de la violencia. Las anteriores autorizaciones fueron el 17 de julio y el 16 de septiembre de 2013.

Castro entiende que el miembro de ETA cumple “los requisitos legales” para beneficiarse de estos permisos, porque ha satisfecho la cuarta parte de su condena y manifiesta una “actitud correcta, fluida y continua tanto con sus compañeros como con los miembros del equipo de tratamiento del centro”. El etarra, continúa el juez, manifiesta “desde hace años una abierta y clara renuncia a la lucha armada” y muestra “continuamente interés por encontrar” vías para “reparar el daño causado y colaborar en la resolución del conflicto”.

El magistrado argumenta que el terrorista arrepentido “realiza actividades con normalidad” dentro de su “módulo de respeto de alta exigencia”. En concreto, asegura que lleva a cabo tareas “de tipo formativo e intelectual y lúdico”. Además, continúa, “ha llevado a cabo un importante análisis de trayectoria vital y un proceso de reflexión de larga evolución”. El juez entiende que el interno ha experimentado esta progresión ayudado también por el cambio “similar” que ha llevado a cabo su pareja, encerrada también en el mismo centro penitenciario.

José Luis Urrusolo Sistiaga. (EFE)
José Luis Urrusolo Sistiaga. (EFE)

Castro asegura en un auto firmado el pasado 9 de abril que Urrusolo Sistiaga “tiene un pronóstico de reincidencia bajo” después de haber protagonizado la mencionada evolución, con lo que no hay razón –arguye el magistrado– para denegarle un permiso que la ley prevé “como preparación para la vida en libertad” de los internos. El juez recuerda que la Ley Orgánica General Penitenciaria establece que el reo en segundo grado que cumpla las condiciones puede disfrutar de hasta 36 días de permiso por año.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciara concede así el permiso en contra del criterio de la Fiscalía y de la Junta de Tratamiento del centro de Álava, donde está encerrado el preso, que había denegado la petición de Urrusolo Sistiaga el pasado 12 de noviembre.

Durante los últimos meses viene siendo habitual que la Junta de Tratamiento se opongan a la concesión de permisos a los etarras encuadrados dentro de la Vía Nanclares, con lo que suele ser la Audiencia Nacional –a veces apoyada por la Fiscalía y otras no– la que asume la responsabilidad de acordar la salida. En concreto, así ha sucedido con Luis María Carrasco Asenguinolaza, asesino de Juan María Jáuregui, que disfrutó de un permiso de seis días el pasado marzo; Miguel Santiago Izpura García, vinculado con la muerte de tres policías y dos guardias civiles, que fue autorizado para salir a visitar a familiares enfermos también el mes pasado; Valentín Lasarte, asesino de Fernando Múgica y Gregorio Ordóñez, entre otros, quien ha salido hasta en cinco ocasiones gracias a otros tantos permisos antes de abandonar la prisión definitivamente este marzo.

Por otro lado, además de Lasarte, otros presos de ETA han sido dados de alta en los últimos meses, como Alfonso Castro Sarriegui, que facilitó el secuestro del empresario José María Aldaya y que fue liberado el pasado marzo.

Esta salida y la concesión de permisos se producen al margen de la polémica por la contabilidad de las penas cumplidas en Francia por parte de los etarras, que ha propiciado la liberación de algunos de ellos a finales del pasado año, antes de que el Tribunal Supremo unificara criterios al respecto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios