también tenían pensado atentar contra el parlamento de cataluña

Los yihadistas de Cataluña pretendían degollar a una persona y distribuir el vídeo

Los once yihadistas detenidos el miércoles por los mossos de Esquadra tenían planeado secuestrar a una persona en España y atentar en dos lugares públicos. Entre los detenidos hay un menor

Foto: Llegada a la Audiencia Nacional de los furgones que trasladan a los once detenidos en la operación de los Mossos d'Esquadra contra una supuesta célula yihadista que planeaba atentar en Cataluña (EFE)
Llegada a la Audiencia Nacional de los furgones que trasladan a los once detenidos en la operación de los Mossos d'Esquadra contra una supuesta célula yihadista que planeaba atentar en Cataluña (EFE)

Los once yihadistas detenidos el miércoles por los Mossos d'Esquadra tenían planeado secuestrar a una persona en España, vestirla con un mono naranja, al estilo del ISIS, interrogarla y degollarla para emitirlo públicamente, según fuentes jurídicas encargadas del caso. Estos detenidos han declarado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

De las conversaciones telefónicas interceptadas por los investigadores se desprenden que entre sus ideas tenían contemplado este secuestro así como el rapto de una directora de una sucursal del Banco Sabadell para obtener dinero por su rescate y así poder financiarse.

Fuentes de la Fiscalía han explicado que esta operación ha demostrado que se trataba de un grupo muy serio que había conseguido radicalizarse de una manera muy rápida. De los pinchazos telefónicos también se ha desprendido su intención de atentar contra edificios públicos y privados, como el Hotel Plaza de Barcelona (Madrid), la Comisaría General de los Mossos d' Esquasdra y el Parlamento Catalán.

Los macabros planes de la célula yihadista desarticulada en Cataluña

Durante la detención se les ha requisado algún arma de fuego y cuchillos pero tenían planeado obtener un arsenal. Entre los detenidos hay un menor que ya ha sido enviado a un centro de reforma en régimen cerrado.

Los 11 miembros de una célula vinculada al Estado Islámico fueron detenidos este miércoles por los Mossos d'Esquadra después de 13 meses de investigación. De los datos recogidos se puede destacar que aunque todavía no habían dado pasos concretos tenían ya estudiadas varias posibilidades y estaban decididos a atentar en el territorio.

Según fuentes fiscales encargadas del caso, esta célula, que se autollamaba Fraternidad Islámica para la Predicación de la Yihad, tenía dos fines. Primero, captar, reclutar y adoctrinar a seguidores paras enviarles a luchar a Siria. Entre los captados hay un grupo de conversos cuya rápida radicalización es llamativa, puntualizan estas fuentes. Y por otro lado, preparar operaciones para cometer atentados en territorio español.

Los presuntos islamistas detenidos en Cataluña declaran en la Audiencia Nacional

En los registros llevados a cabo durante la operación también se encontraron manuales manuscritos, sustancias químicas, granadas en perfecto estado, munición y gran cantidad de cuchillos de grandes dimensiones.

Fotografías desde distintos ángulos

El grupo, liderado por Antonio Sáez Martínez, un peluquero convertido al Islam que se hacía llamar 'Alí, el peluquero', había tomado fotografías de edificios públicos y privados desde diferentes ángulos con la idea de efectuar vigilancias y seguimientos y conocer con detalle las medidas de seguridad de las instalaciones. Además, sus miembros contaban con manuales manuscritos sobre la mezcla de sustancias químicas que sirvieran para fabricar explosivos y, para ello, se habían provisto de azufre y nitrato potásico.

La célula también había fabricado un logo con la imagen de una metralleta y de un machete, y había intentado enviar, a través de un contacto en Siria, a tres voluntarios para que se enrolaran en el  Estado Islámico. Sin embargo, los reclutados fueron detenidos en Bulgaria.

Las citadas fuentes también han destacado que el joven de 17 años de edad estaba "totalmente implicado" en la organización y que otros dos miembros de la red habían experimentado una "rápida" radicalización. El ideólogo, por ejemplo, se convirtió al Islam en menos de un año.

La 'operación Caronte', considerada por fuentes de la Audiencia Nacional como la más importante que se ha desarrollado en España contra el terrorismo yihadista, ha sido llevada a cabo por los Mossos d'Esquadra bajo la dirección del juez Santiago Pedraz y las fiscales Dolores Delgado y Blanca Rodríguez.

Se distingue de las anteriores, según las citadas fuentes fiscales, por el hecho de que, aunque la célula tenía una actividad todavía incipiente, había llevado a cabo actos concretos, como vigilancias o el acopio de armas y sustancias para fabricar explosivos, con la idea de atentar en España, algo hasta ahora inédito en nuestro país.

Prisión para siete de los detenidos

Tras ser interrogados, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha acordado prisión incondicional de siete de ellos y libertad con medidas cautelares para otros tres. Les imputa el delito de pertenencia a organización terrorista por formar parte de una célula terrorista, excepto a uno de ellos al que acusa de colaboración y tenencia y depósito de armas y explosivos.

Según el auto, uno de los detenidos propuso en una reunión atentar en territorio nacional y explica que “estuvo a punto de atentar contra una librería judía en Barcelona", así como que había pensado secuestrar a la directora de una sucursal bancaria para financiar a la célula. En su móvil fueron halladas imágenes con posibles objetivos como la fachada del Hotel Catalonia, de la que hay 10 fotos, la Comisaría de los Mossos en la Plaza de Espanya y la fachada del edificio del centro comercial Les Arenes, también en la misma plaza.

Asesinato de políticos

Respecto del creador de la célula, el juez señala que contactó con una persona para que le proporcionara explosivos y armas para poder atentar en territorio nacional y que valoraba fabricar artefactos explosivos caseros. "En las reuniones propondría diferentes objetivos como sinagogas o locales regentados por judíos; Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Parlament de Catalunya, indicando que lo podrían hacer usando una furgoneta en la que fueran camuflados ellos con armas largas y granadas de mano para llevar a cabo su acción".

Pedraz sostiene que este detenido “se encontraría ya en fase de preparación de un atentado, intentando determinar un objetivo y modo de llevarlo a cabo". De otro de los detenidos se dice que de acuerdo con las declaraciones de testigos protegidos este mostró su apoyo a cualquier atentado terrorista y sugirió atacar “a los peces gordos”, refiriéndose, recoge el auto, " al asesinato de políticos y ataques a estamentos oficiales tales como el Parlament de Cataluña”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios