El PP elabora argumentarios e informes contra el programa y los candidatos de C's
  1. España
frenar a rivera, objetivo para las municipales

El PP elabora argumentarios e informes contra el programa y los candidatos de C's

En el Partido Popular dan por hecho que Ciudadanos ocupará el espacio actual de UPyD y crecerá, además, a su costa

Foto:  Mariano Rajoy junto a dirigentes importantes del PP durante la clausura de la convención nacional del PP, celebrada en febrero de 2015. (Foto: Reuters)
Mariano Rajoy junto a dirigentes importantes del PP durante la clausura de la convención nacional del PP, celebrada en febrero de 2015. (Foto: Reuters)

Después del desastre de las elecciones andaluzas, frenar a Ciudadanos en los comicios autonómicos y locales de mayo se convierte en el principal objetivo del Partido Popular. En la sede nacional de Génova estudian todas las propuestas, declaraciones y borradores de programas de la formación de Albert Rivera para elaborar argumentarios en contra. Mientras, en las sedes regionales y provinciales estudian las biografías de sus aspirantes a candidatos, muchos con orígenes en el propio PP o rebotados de UPyD, con el mismo fin. El plan es descalificar (sin insultar) los planes del adversario y a sus representantes por falta de experiencia en la gestión o por sus “ocurrencias”,como la de parar el desarrollo del AVE.

Combatir la amenaza de Ciudadanos sobre su hegemonía en el poder autonómico y local en juego dentro de mes y medio, será también para el PP la primera prueba para comprobar si está en condiciones de ganar después las elecciones generales y gobernar, aunque sea en minoría. Así lo asumen en la dirección del partido, alarmados por el porcentaje de voto que los desconocidos candidatos de Ciudadanos alcanzaron en los feudos populares que son las capitales andaluzas: entre el 11 y el 14 por ciento.

En fuentes del PP consideran absurdo y artificial el debate previo sobre los pactos con Ciudadanos. Ahora están obligados al enfrentamiento total porque Rivera va a por el electorado del centro-derecha y tiene que evitar que se lo quiten. Y luego no tendrán más remedio que alcanzar acuerdos con los candidatos de Rivera por los quese confirmen como bisagra y quieran evitar coaliciones entre PSOE, Podemos, lo que quede de IU o los grupos nacionalistas de izquierda.

El mapa electoral que apuntan los resultados de las elecciones europeas del pasado mes de mayo y los comicios andaluces de marzo tiene poco que ver con el actual en las comunidades autónomas y los ayuntamientos. En el PP dan por hecho que Ciudadanos ocupará el espacio actual de UPyD y crecerá, además, a su costa. El objetivo es que sea lo menos posible, que no pase del 12o el 14por ciento porque si el electorado del centro-derecha se fragmenta por encima de ese porcentaje, los populares pueden perder la mayoría de las autonomías y muchas capitales de provincia pese al predicamento que atribuyen a sus alcaldes. La inestabilidad estaría asegurada y las coaliciones de izquierdas, de hasta cuatro formaciones como en la Comunidad Valenciana, tendrían vía libre en muchas instituciones.

Mariano Rajoy esbozó el guion de campaña contra Ciudadanos en la Junta Directiva Nacional que ahora completan María Dolores de Cospedal y Carlos Floriano como responsable directo de la coordinación del partido ante la contienda del 24 de mayo. El PP remarcará su historial y experiencia de gobierno en situaciones difíciles frente “a los nuevos partidos”, sin pasado en la gestión de institución alguna y dispuestos a hacer cualquier propuesta ocurrente, populista o “de autor” como la de parar el AVE. Así definen en Génova el programa económico del partido de Rivera a cargo de Luis Garicano, texto que desmenuzan en sus distintas entregas a la búsqueda de nuevas perlas que serán descalificadas en los próximos días por sus candidatos. Rajoy ha abierto la veda con el asunto del tren de alta velocidad, propuesta de Ciudadanos que al PP dará mucho juego en las regiones y capitales que esperan su llegada desde hace años.

La campaña será especialmente dura en las municipales, donde los candidatos de Ciudadanos no serán completos desconocidos como ha ocurrido en las elecciones andaluzas, sino exdirigentes locales del propio PP o de UPyD sobre los que los populares recaban estos días todo tipo de datos. El objetivo será denunciar, además de inexperiencia, historiales de conflictos internos. Aunque luego tengan que contar con ellos para gobernar porque mayorías absolutas esperan muy pocas, sólo donde el peso de sus alcaldes con mejor gestión lo permita.

Mariano Rajoy Luis Garicano Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Ciudadanos UPyD Noticias de Podemos Albert Rivera
El redactor recomienda