cambió su plan de palma en el último momento

El rey emérito repite en el Caribe y pasa la Semana Santa en Barbados con los Fanjul

Don Juan Carlos viajó el miércoles pasado hasta Barbados, donde se reencontró con sus amigos cubanos, los multimillonarios hermanos Fanjul con los que ya estuvo en La Romana el pasado febrero

Foto: El rey emérito repite en el Caribe y pasa la Semana Santa en Barbados con los Fanjul

Don Juan Carlos volvió a cruzar el charco el miércoles pasado rumbo al Caribe, donde ya estuvo el pasado mes de febrero. En esta ocasión cambió de región al desplazarse hasta Barbados, pero no así de compañía, y los hermanos Fanjul compartieron por segunda vez las vacaciones con el rey emérito, según ha podido saber este diario.

Se trata en todo caso de un nuevo viaje privado, a los que el padre de Felipe VI dedica gran parte de su tiempo desde que su hijo le relevó en la Corona en junio del año pasado. Según fuentes cercanas a la Casa Real, estaba prevista la presencia del rey emérito en la tradicional misa de Pascua en Palma de Mallorca, a la que sí acudió la reina Sofía junto a los actuales Reyes y sus dos hijas. La infanta Elena tampoco se retrató esta vez en la tradicional foto de la Semana Santa en Baleares, la primera presidida por su hermano.

Pero hubo un cambio de plan y Don Juan Carlos finalmente ha pasado estos días en la isla caribeña junto a sus amigos cubanos, Pepe y Alfonso Fanjul, considerados como una de las grandes fortunas de Norteamérica gracias al imperio azucarero que poseen bajo la etiqueta de ‘Florida Crystals’ y que a día de hoy es el mayor refinador de azúcar del mundo. El gran motor de la economía de Barbados es también la producción de azúcar, materia que de hecho exporta no sólo a Estados Unidos, sino también a la Unión Europea. Este último, un mercado que interesa mucho al clan Fanjul y en el que todavía no tiene apenas presencia.

Un paquete de azúcar 'Florida Crystals', propiedad de los Fanjul (Reuters)
Un paquete de azúcar 'Florida Crystals', propiedad de los Fanjul (Reuters)

Cuando hace unos meses el padre de Felipe VI viajo a República Dominicana, se hospedó en el lujoso complejo hotelero Casa Campo, propiedad de su amigo Pepe Fanjul y que abarca unas 2.833 hectáreas. Después de aquel viaje, el rey emérito se desplazó hasta Uruguay, donde acudió a la toma de posesión del presidente Tabaré Vázquez en Montevideo, siendo aquel un viaje oficial en representación de España.

Aunque el Don Juan Carlos cuenta desde hace meses con su despacho en el Palacio Real, donde recibe visitas y desarrolla parte de su actividad, lo cierto es que su labor de representación institucional de España ha ido mermando desde que Felipe VI accedió al trono, quien, junto a la reina Letizia, copa prácticamente todos los actos y actividades institucionales.

Más allá de la oficialidad, el rey saliente sigue estando presente en asuntos de relevancia para el Estado al mantener muy buenas relaciones con las autoridades de países vecinos. Ejemplo de ello fue su escapada a Arabia Saudí a finales de enero, tras el fallecimiento del rey Abdalá y en un momento de extraordinaria importancia para la continuidad del megaproyecto del AVE que unirá Medina con La Meca, a cargo de varias empresas españolas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios