Justicia mueve ficha para enviar a Gómez Bermúdez de juez de enlace en Francia
  1. España
en sustitución de juan pablo gonzález

Justicia mueve ficha para enviar a Gómez Bermúdez de juez de enlace en Francia

Algunas fuentes de la carrera judicial ven el apoyo del Gobierno para su traslado a Francia como un 'puente de plata' para tenerle alejado de la Audiencia Nacional

placeholder Foto: El juez Javier Gómez Bermúdez (EFE)
El juez Javier Gómez Bermúdez (EFE)

El Ministerio de Justicia ya ha iniciado los trámites para enviar a Javier Gómez Bermúdez de juez de enlace en Francia. Según fuentes judiciales, el pasado miércoles entró en el Consejo General del Poder Judicial una petición de informe respecto del magistrado de la Audiencia Nacional para que seaaprobado posteriormente su nombramiento por el Consejo de Ministros.

Fuentes del órgano judicial explican a El Confidencial que lo que ha remitido el departamento que dirige Rafael Catalá es una petición de plácet, es decir, un beneplácito que confirme que cumple todos los requisitos, que tendría que aprobar la Comisión Permanente del CGPJ. Otras fuentes judiciales señalan que, a pesar de no ser un trámite obligatorio, se suele hacer en estos casos.

Por lo tanto, una vez que se solucione este trámite, bien a través de la Comisión Permanente o bien a través de la propia secretaria del órgano, el Gobierno estaría en disposición de nombrar a este instructor como juez de enlace en el país galoen sustitución de Juan Pablo González. Fuentes próximas a este magistrado explican que este último, nombrado en marzo de 2012, quería volver a España e incorporarse a su plaza en la Audiencia Provincial de Madrid.

Ante su salida de Francia, Gómez Bermúdez se había postulado para el puesto, obteniendo el visto bueno del actual ministro de Justicia. Una vez que resuelvan los trámites formales, el expresidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional podrá cambiar su residencia para vivir una temporada en París. Cuando se apruebe su nombramiento como servicios especiales, su plaza como titular en el Juzgado Central de Instrucción número 3 tendrá que salir a concurso, igual que ha ocurrido con la que ocupa ahora Ruz y que ha sido asignada al magistrado José de la Mata.

A pesar de que González únicamente ha estado tres años en el puesto, su antecesor, Manuel García Castellón, permaneció doce años en un cargo que en su día fue clave para la lucha antiterrorista de ETA. Precisamente, antes de aceptar el puesto, González se había postulado para sustituir a Gómez Bermúdez en la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia, que finalmente fue concedida a Fernando Grande-Marlaska. En ese momento, el hasta entonces presidente vio cómo el sector conservador, que en su momento le había aupadoa ese cargo, le daba de lado y optaba por no reelegirle.

De querido a odiado

Su futuro natural habría sido ocupar un puesto de magistrado dentro de la propia Sala de lo Penal, pero optó por elegir el puesto de titular en el Juzgado Central de Instrucción número 3 del mismo órgano judicial, en sustitución de Grande-Marlaska. A pesar de implicar una bajada en el escalafón de la carrera, lo que fue recibido con cierta sorpresa por parte de sus compañeros, un Juzgado de la Audiencia tiene más repercusión que formar parte una Sala enjuiciadora.

Gómez Bermúdez saltó a la palestra tras dirigir el juicio por los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Fue uno de los juicios, si no el más mediático, que se ha vivido en los últimos tiempos en España. Todas y cada una de las sesiones de la vista oral fueron seguidas por la prensa tanto nacional como internacional, con la imagen implacable de Gómez Bermúdez dirigiendo a los 29 acusados.

En esa época se vivió mucha presión a causa de ciertos sectores que defendieron la teoría de la conspiración, basada en que la autoría material del 11-M, que acabó con la vida de 200 personas, venía de ETA y no de una célula inspirada en Al Qaeda. Ante estas teorías, una parte del PP, que había perdido las elecciones tras el atentado, las defendió y auspició, mientras que otra parte se mostródubitativa.

Finalmente, en la sentencia, redactada por el propio Gómez Bermúdez con el apoyo de sus dos compañeros del tribunal, se zanjó la polémica descartando ningún tipo de participación de ETA, tesis avalada posteriormente por el Tribunal Supremo. A raíz del libro publicado por la que fuera su esposa, Elisa Beni, contando ciertos detalles vividos por el magistrado durante el juicio y que afectaban a terceras personas, la imagen de este juez fue empeorando.

Francia, puente de plata

La constatación de que el PP, que había movido sus hilos para que en 2004 fuera nombrado presidente de la Sala de lo Penal en detrimento de Baltasar Garzón, le había dado de ladose produjo en 2012 cuando los vocales conservadores optaron por Grande-Marlaska. Cuando un año despuésrecayó en su Juzgado la querella interpuesta por Izquierda Unida por los conocidos como 'papeles de Bárcenas' sobre la presunta contabilidad B del PP, Gómez Bermúdez la admitió a trámite, provocando un gran nerviosismo en la sede de Génova. Sin embargo, finalmente la causa tuvo que remitirla, por antecedentes, a su compañero Pablo Ruz, al entender que se trataba de una pieza del 'caso Gürtel'.

Ahora, algunas fuentes de la carrera judicial ven el apoyo del Gobierno para su traslado a Francia como un 'puente de plata' para tenerle alejado de la Audiencia Nacional. Es lo mismo que ocurrió con Miguel Carmona, un magistrado 'progresista' que consiguió la plaza para sustituir a Baltasar Garzón. Mientras era vocal del CGPJ logró la titularidad del Juzgado Central de Instrucción 5, mientras Ruz se encontraba en comisión de servicios. El 'miedo' a que este magistrado llegara a la Audiencia en pleno estallido del caso 'papeles de Bárcenas' provocó que el Ejecutivo de Mariano Rajoy le concediera lo que Carmona andaba buscando y se creó para él la plaza de juez de enlace en Inglaterra, donde se encuentra actualmente.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Javier Gómez Bermúdez Audiencia Nacional Rafael Catalá
El redactor recomienda