EL PRESIDENTE NO PIENSA CAMBIAR DE PLAN

Rajoy exige a sus ‘barones’ que dejen de “enredar” y se centren en ganar

Mariano Rajoy ha prometido a la dirección de su partido, dirigentes autonómicos y parlamentarios que la recuperación económica no ha hecho más que comenzar y afirma que ese es el principal objetivo

Foto: Cospedal, Rajoy y Arenas durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP (EFE)
Cospedal, Rajoy y Arenas durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP (EFE)

Mariano Rajoy ha prometido a la dirección de su partido, dirigentes autonómicos y parlamentarios que la recuperación económica no ha hecho más que comenzar y se ha reafirmado en que ese es y será el principal objeto de su Gobierno y del PP. “Esto irá a mejor, aunque habrá que seguir trabajando y es cierto que hay gente que no lo ve”, ha proclamado el jefe del Ejecutivo para animar a sus candidatos a las próximas elecciones autonómicas y municipales.

Ante la Junta Directiva Nacional del PP, su presidente también ha hecho un llamamiento a la unidad interna, puesta en cuestión en los últimos días por la rencillas entre sus dirigentes afloradas después del fracaso en las elecciones andaluzas. “No enredemos en cosas que importan a 25 personas”, ha dicho entre aplausos de los reunidos, también de los citados en número. Incluso ha intentado minimizar el problema al sostener que no iba a pedir cohesión “porque este es un partido unido”.

Rajoy ha dejado claro que mantiene el mismo plan con que arrancó la legislatura, aunque ahora prefiere hablar de la consolidación de la recuperación económica porque el fin de la crisis es un hecho, “porque es lo que importa a los españoles, es su vida y su futuro”. Pero también ha reconocido que el PP también está obligado a rentabilizar ese cambio en las perspectivas de prosperidad para aspirara a ganar las elecciones convocadas o anunciadas para este año. “Conviene no distraerse”, ha insistido a sus fieles muy pendientes en todo su discurso de interrumpirle lo justo con muestras de aprobación.

Sánchez-Camacho, Sáenz de Santamaría, Margallo, Montoro y Fernández Díaz durante la reunión (EFE)
Sánchez-Camacho, Sáenz de Santamaría, Margallo, Montoro y Fernández Díaz durante la reunión (EFE)

 

Los principales dirigentes autonómicos como Alberto Núñez Feijóo, Luisa Fernanda Rudi, Alberto Fabra, José Antonio Monago o Esperanza Aguirre estaban en primera fila. Y en un lateral los miembros del Gobierno con más predicamento en el partido, como Soraya Sáenz de Santamaría, Cristóbal Montoro, Fátima Báñez o José Manuel Margallo.

El presidente del Gobierno ha repetido el discurso sobre los méritos de su Gobierno a la hora de tomar decisiones “valientes” para sacar a España de la crisis, más los consabidos elogios a la sociedad española que ha sufrido las consecuencias de las reformas, pero ahora puede beneficiarse de los frutos de las mismas. “Hoy podemos presentar resultados y en el futuro habrá más”, reiteró Rajoy al tiempo que animó a los dirigentes y candidatos del partido a esforzase en explicar mejor los cambios, un objetivo que también se fijó para él mismo.

Después de detallar los últimos datos de crecimiento de empleo, mejora en el consumo o colocación de bonos del Estado, el jefe del Ejecutivo sostuvo que es obligación de todo el PP avisar a los españoles de que volver a las políticas del gobierno anterior o confiar en las “aventuras” de los nuevos partidos es “un disparate” que no conviene a la sociedad española.

“No se puede dejar el país en manos de los que destrozaron su economía o de los que nunca han gobernado nada”, exclamó Rajoy sobre las propuestas del PSOE y de los partidos emergentes: Ciudadanos y Podemos.

El presidente del Gobierno cargó contra esos movimientos políticos que son “una pandilla de amigos”, se nutren de candidatos que vienen de todo tipo de siglas o que tienen que buscar dirigentes “por las cafeterías”. Frente a esas formaciones aludidas sin nombre propio, Rajoy defendió la solidez la responsabilidad y la experiencia en momentos de crisis del PP.

Monago, Moreno Bonilla, Núñez Feijoó y Quiroga durante uno de los actos (EFE)
Monago, Moreno Bonilla, Núñez Feijoó y Quiroga durante uno de los actos (EFE)

 

También aludió el presidente del Partido Popular al fenómeno de la corrupción al admitir el daño que le ha hecho el caso Bárcenas y la razón que tienen sus votantes al sentirse defraudados y abochornados. “Hay que decirles que nos sentimos igual que ellos, pero que no hay impunidad, que el Estado funciona contra los corruptos y que hemos tomado medidas para prevenir y combatir la corrupción”.

Rajoy sobre corrupción: "Nosotros estamos tan escandalizados y abochornados como ellos"

Rajoy concluyó su intervención ante la Junta Directiva con una referencia a la política de pactos para reiterar a sus candidatos que el PP se presenta a las elecciones para pedir el voto a los ciudadanos, no para pedir pactos. Y, como estaba previsto, las últimas palabras de su discurso han estado dirigidas a apoyar la gestión de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y de todos los miembros de la dirección.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios