EL PAÍS TILDA A LOS ESPELEÓLOGOS DE IMPRUDENTES

Montañeros reprochan a Marruecos que "tardaron demasiado" en el rescate

El presidente de la Asociación de Montañismo de la que formaban parte los tres espeleólogos insiste en que las autoridades marroquíes tardaron en autorizar el rescate español: "Tal vez se pudo evitar"

Foto: Miembros del Cuerpo Nacional de Policía guardan un minuto de silencio en homenaje y recuerdo al inspector José Antonio Martínez. (EFE)
Miembros del Cuerpo Nacional de Policía guardan un minuto de silencio en homenaje y recuerdo al inspector José Antonio Martínez. (EFE)

Gustavo Virués, José Antonio Martínez y Juan Bolívar formaban parte de una expedición privada llamada Atlas 2015. Junto a otros compañeros llevaban meses preparándola y la iniciaron el pasado domingo 29 de marzo. En Semana Santa son muchos los montañistas que viajan a Marruecos para practicar deportes de aventura relacionados con el medio natural como montañismo, escalada y alpinismo. Las bajísimas temperaturas, la nieve y el hielo dificultaron esta expedición y más tarde las tareas del rescate, en el que miembros de la Protección Civil y autoridades marroquíes sólo lograron salvar a Bolívar. Virués murió el sábado y su compañero, el jefe inspector de la Policía Nacional José Antonio, el domingo después de aguantar horas una hemorragia en la cabeza.

El padre del superviviente del Atlas afirma que ha habido negligencias

 

Según fuentes cercanas a los montañistas españoles, la Gendarmería marroquí tardó “demasiado tiempo” en autorizar el rescate de las autoridades españolas. “El miércoles se puso la primera denuncia de desaparición cuando los tres montañistas no se encontraron con el resto del grupo y no hubo respuesta. Fue el jueves cuando las familias, temiéndose lo peor, lanzaron el 'SOS' y la noticia empezó a salir en los medios de comunicación. El viernes ya estaba preparado el dispositivo de la Federación de Montañismo y también el equipo especial de la Guardia Civil, pero Marruecos no daba los permisos necesarios para intervenir”, cuenta a El Confidencial Julio Perea, presidente de la Federación Andaluza de Montañismo a la que pertenecían los tres espeleólogos españoles atrapados en una sima de Ouarzazate. Después de dos días de duras negociaciones, los siete agentes españoles del Servicio de Montaña de la Guardia Civil y de los Grupos Especiales de Operaciones de la Policía Nacional  y rescataron con vida a Juan Bolívar, que ahora se encuentra ingresado en el Hospital del país vecino.

Gustavo Virués (EFE)
Gustavo Virués (EFE)

Será él, el único superviviente, “quien pueda dar las claves de cómo sucedieron las cosas” afirma Perea, quien considera que hay que exigir responsabilidades. “Todas las personas que participaban en la expedición estaban muy preparadas”. No eran mochileros ni aficionados. Llevaban tiempo preparando el viaje y el único factor “que tal vez no tuvieron en cuenta suficientemente fue el meteorológico porque efectivamente las condiciones eran muy peligrosas”, explica el presidente de la Federación. Aunque según él es necesario “esperar” a que Bolívar explique su versión y a la investigación y conclusiones que obtengan las autoridades, Perea insiste en que “probablemente” el fatal desenlace se podría haber evitado si Marruecos “no hubiera insistido en que el dispositivo español no debía intervenir porque ellos lo solucionarían”.  Y lo que quedó claro es que "ellos no tenían los medios necesarios para llevar a cabo el rescate que llegó demasiado tarde”, lamenta Perea.

 

Las familias de los montañistas están “derrumbadas” y en estos momentos reciben tratamiento psicológico para afrontar el duelo. Julia Ordóñez, la mujer del fallecido José Antonio Martínez, se dirigió a los medios de comunicación “desesperada” ante las nulas noticias que le llegaban de su marido el pasado jueves. "Estoy derrumbada. No sé si es mi marido el que se encuentra herido", afirmaba. Horas antes de conocerse el trágico desenlace, manifestaba que "confiaba en que los equipos de rescate hubiesen llegado a los accidentados" después de la tensión que había pasado hasta que las autoridades se pusieron de acuerdo. Pero para su marido no hubo un mañana y el domingo se confirmó su fallecimiento.  En la expedición además participaban familiares de Gustavo Virués y Juan Bolívar, que fueron testigos de cómo se desarrollaron las negociaciones y las tareas de salvamento.

Exteriores pide agilizar el traslado de los cuerpos

José Antonio Martínez (EFE)
José Antonio Martínez (EFE)

La operación del rescate de los dos cadáveres sigue en curso según han explicado fuentes de Exteriores, que confirman la petición a las autoridades marroquíes de agilizar "lo máximo posible" el fin de la operación y el posterior traslado de los cuerpos a territorio español. Los cuerpos permanecen en la zona de la tragedia a la espera de que las condiciones meteorológicas mejoren y se pueda realizar el traslado al Hospital de Ouarzazate, desde donde posteriormente serán repatriados. El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha confirmado también que España gestionó desde el primer momento la situación desde el Consulado General de Casablanca que era el competente por la localización del accidente.

Marruecos por su parte, justificó este lunes su actuación afirmando que el lugar en el que se aventuraron los tres espeleólogos era "tan inaccesible" que los helicópteros de rescate tuvieron que aterrizar a una distancia de 45 minutos a pie del barranco donde se encontraban. Además, las autoridades del país vecino insistieron en que los montañistas "no debieron moverse por esa zona sin un guía profesional".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios