José Antonio Martínez tenía un golpe en cabeza

Muere otro de los espeleólogos y el tercero ingresa en un hospital de Marruecos

El inspector de la Policía Nacional, otro de los tres espeleólogos españoles atrapados, no ha superado las heridas que sufría. Su compañero fallecía en la noche del sábado. El tercero ya ha sido rescatado

Foto: Julia Ordóñez, la mujer del inspector de policía José Antonio Martínez. (EFE)
Julia Ordóñez, la mujer del inspector de policía José Antonio Martínez. (EFE)

El inspector jefe de la Policía Nacional José Antonio Martínez, otro de los tres espeleólogos españoles atrapados en una sima de Uarzazate, al sur de Marruecos, ha fallecido tras no superar la gravedad de sus heridas, según han informado fuentes del Ministerio del Interior. Martínez, de 41 años, sufría una contusión en la cabeza y una fractura en la pierna.

José Antonio Martínez, el inspector jefe de la Policía Nacional que ha fallecido este fin de semana junto a otro compañero al no superar la gravedad de las heridas sufridas en una sima de Uarzazate, al sur de Marruecos, llevaba 20 años inscrito en la Federación Andaluza de Montañismo y preparaba desde hacía al menos cuatro meses la expedición espeleológica. Casado y padre de una niña de cinco años y un hijo de dos, José Antonio Martínez ha permanecido durante los últimos siete años en la Brigada de Extranjería y Fronteras tras solicitar su traslado

Gustavo Virues, residente en Granada y de 41 años, también falleció este sábado. El tercero de los montañeros, Juan Bolívar, ha sido rescatado y está ingresado en la clínica privada de Ouarzazate, al sur de Marruecos. Bolívar, de 27 años, era el único de los tres que se encontraba en ileso aunque ha llegado al centro médico con síntomas de hipotermia y estrés postraumático. Los españoles estaban en el fondo de un acantilado de 400 metros y las tareas de rescate estaban siendo complicadas.

Gustavo Virues
Gustavo Virues

Aunque se había informado en un primer momento que las labores de rescate no comenzarían hasta el lunes por los riesgos que suponían, los siete agentesde la Guardia Civil y la Policía Nacional que se habían trasladado este domingo hasta Marruecos se pusieron a trabajar con las últimas horas de luz del día y lograron rescatar vivo a Bolívar. Fuentes diplomáticas españolas dijeron que Bolívar, que se encuentra "físicamente bien", pudo salir del barranco por sí mismo, sin tener que ser llevado a hombros por los rescatadores. Sufre hipotermia y estrés postraumático.

El rescate no podrá hacerse en helicóptero, que no vuelan de noche, y se hará en una ambulancia por las pistas que unen el lugar con la ciudad más cercana, Uarzazate, donde se le espera en una habitación de hospital, dijeron fuentes policiales españolas en Marruecos.

El tercer montañero se encuentra 'físicamente bien', pudo salir del barranco por sí mismo, pero sufre hipotermia y estrés postraumático

Las bajísimas temperaturas en esta región montañosa aún con nieve y hielo, más lo accidentado de la orografía convertían el rescate en extremadamente arriesgado. Sin embargo, los siete especialistas llegados esta tarde desde España tras unas complicadas negociaciones de casi dos días para obtener permiso de Marruecos, se pusieron manos a la obra y lograron sacar a Bolívar.

Al parecer, lo que sí ha sido postergado hasta mañana es el traslado de los cadáveres, en parte por ser menos urgente, y también porque la operación será mucho más compleja y hay que pensar también en la seguridad de todos los que participen en el complejo operativo.

Personas preparadas

El sábado por la noche, las autoridades marroquíes en la zona informaron de que uno de los tres españoles que se encontraban desaparecidos había muerto. El Ministerio de Interior confirmaba el dato este domingo e identificaba al fallecido. Se trata de Gustavo Virués Ortega, un espeleólogo experimentado residente en Chiclana de la Frontera, casado y con dos hijos. Según han señalado a Efe fuentes de la familia, en el año 2000 fundó la asociación Bahía Natur, especializada en deportes de aventura relacionados con el medio natural, como montañismo, kayak, escalada y alpinismo.

Gustavo Virués. (Facebook)
Gustavo Virués. (Facebook)

Virués había estado preparando la expedición a Marruecos durante un año junto al resto de miembros del grupo que le acompañaban. Al parecer, el espeleólogo fallecido se cayó en un acantilado de varios centenares de metros. Las autoridades locales de la provincia de Uarzazate subrayaron que los tres españoles, que según fuentes familiares poseían notable experiencia tanto en espeleología como en montañismo, no estaban acompañados de un guía profesional. El Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera ha decretado para este lunes día de luto oficial por el fallecimiento de Gonzalo Virués.

El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado sus condolencias por la muerte en Marruecos de los dos espeleólogos.

Muere otro de los espeleólogos y el tercero ingresa en un hospital de Marruecos

Muere otro de los espeleólogos y el tercero ingresa en un hospital de Marruecos

 

 

Los tres españoles viajaron hasta Marruecos en un grupo organizado procedente de Sevilla y compuesto por nueve personas, y estaban preparados técnica y físicamente para afrontar la expedición. Se separaron del grupo el pasado lunes, quedaron en encontrarse esa misma tarde o el martes y, tras no saber nada de ellos, el jefe de la expedición presentó la denuncia el miércoles ante la Gendarmería marroquí y avisó al Consulado.

De hecho, los demás integrantes del grupo, que decidieron quedarse la pasada noche en la montaña para ayudar en la búsqueda, fueron los primeros en localizar a sus tres compañeros, según indicaron las fuentes este sábado. Los tres españoles pertenecen a la Federación Andaluza de Montañismo, habían escalado en los Andes y en los Alpes, y llevaban meses preparando el viaje a Marruecos y habían diseñado los itinerarios, rutas e incluso horarios. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios