Es noticia
Menú
Afganistán se lleva uno de cada dos euros del gasto en misiones internacionales desde 2011
  1. España
defensa

Afganistán se lleva uno de cada dos euros del gasto en misiones internacionales desde 2011

La operación en el país de Asia Central ha supuesto un coste de 1.550 millones de euros en los últimos cuatro años, 900 millones más que la segunda actuación militar en importancia, la de Líbano

Es la misión internacional más importante y emblemática del Ejército español en lo que va de siglo, y también la que más recursos ha movilizado en los últimos cuatro años. La presencia de tropas españolas en Afganistán ha supuesto un coste superior a 1.550 millones de euros entre 2011 y 2014. En el mismo periodo, España ha gastado más de 3.150 millones en misiones en el exterior. O lo que es lo mismo, uno de cada dos euros destinados a estas operaciones ha acabado en el país asiático.

El Confidencial ha obtenido esta información mediante una petición remitida a través del Portal de la Transparencia. Firmada por el general Vicente Gimeno Aránguez, director general de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa, la resolución aclara que “con anterioridad a 2011 no se dispone de desglose por conceptos” de cada misión española en el exterior. Por esta razón, los datos aportados sólo corresponden a los últimos cuatro años.

España ha gastado 9.600 millones en misiones internacionales desde 1990

España ha desembolsado en la misión de Afganistán casi 900 millones de euros más que en la segunda actuación internacional en importancia, la de Líbano, que ha supuesto 678 millones para las arcas españolas entre 2011 y 2014. La operación marítima Atalanta, en Somalia, ha movilizado 483 millones, mientras que el resto de misiones se encuentra por debajo de los 100.

La importancia de la operación militar en Afganistán se puso de manifiesto el pasado mes de diciembre con la visita de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a las tropas españolas destacadas en el país de Asia Central. El viaje sirvió para poner el punto final a doce años de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF por sus siglas en inglés), si bien esta operación tiene su continuidad en la denominada Apoyo Decidido, puesta en marcha el 1 de enero de 2015 porla OTAN y en la que también participa España.

Desde la llegada deMariano Rajoya la Moncloa, el Gobierno ha reducido elgasto anualen operaciones internacionales. Si en 2011 se destinaron 861 millones para sufragar los costes de ocho misiones en el exterior, el año pasado esta cifra se situó en los734,pese a tener operativas catorce actuaciones. Y en el caso concreto de Afganistán, este descenso fue de más de 200 millones de euros, motivado por el repliegue oficial de las tropas españolas en 2014.

En cuanto al reparto de los 3.154 millones de euros desembolsados para misiones en el extranjero en los últimos cuatro años, sólo el 13% (415 millones) se destinó para retribuciones. Más de la mitad de estos gastos se dedicó para inversiones y mantenimiento, algo lógico si se tiene en cuenta la cantidad de infraestructuras, armamento, vehículos y material que mueven las operaciones militares.

No obstante, estos porcentajes varían en función de la misión. Por ejemplo, cuatro de cada diez euros del coste de la operación EUFOR Althea en Bosnia-Herzegovina fueron para salarios, toda vez que los militares españoles destacados en el país balcánico se encargan de asesorar y entrenar a las fuerzas armadas bosnias. En cambio, los grupos de combate de la Unión Europea y la Fuerza de Respuesta de la OTAN no llevan aparejado un gasto en retribuciones.

Es la misión internacional más importante y emblemática del Ejército español en lo que va de siglo, y también la que más recursos ha movilizado en los últimos cuatro años. La presencia de tropas españolas en Afganistán ha supuesto un coste superior a 1.550 millones de euros entre 2011 y 2014. En el mismo periodo, España ha gastado más de 3.150 millones en misiones en el exterior. O lo que es lo mismo, uno de cada dos euros destinados a estas operaciones ha acabado en el país asiático.

Transparencia Ejército Afganistán Líbano
El redactor recomienda